Emperador Zombi.

    Comparte

    dermat
    Sargento a pie
    Sargento a pie

    Mensajes : 351
    Edad : 21
    Facción : Reino de Swadia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por dermat el Vie Oct 24, 2014 12:08 am

    Capítulo 35

    Tras descansar unas horas nos dirigimos a Ismirala que nos abrió las puertas de par en par despues avanzamos sobre Wercheg, entrando primero en el castillo de alburq cuya guarnición se rindió sin presentar batalla. los defensores de Wercheg abrieron las puertas y entramos, los soldados y ciudadanos vaegires fueron convertidos en Horda mientras que casi 200 voluntarios se unieron a nuestra causa. Llegamos a la ciudad con 600 hombres, salimos con 1000.

    Avanzamos por la costa, hacia Rivacheg. El castillo de Bolugha se rindió sin presentar batalla, al igual que Rivacheg. Luego nos dirigimos al castillo de Jeirbe que fue conquistado tras prometer la vida a sus ocupantes. Nos dirigimos a Curaw por el puente vigilado por el castillo Slezkh donde vencimos a una pequeña fuerza vaegir de 50 hombres. Como represalia quemamos el castillo hasta los cimientos, convertimos en horda a toda la población civil y militar. El mismo destino sufrió Curaw, en cuanto a sus residentes se refiere, como castigo por obligarnos a asediar durante una semana la ciudad. En este momento nuestras fuerzas llegaban a los 1500 hombres entre los soldados y la Horda.

    Envié a Edvard a Khudan con cerca de 400 hombres. El general de Khudan decidió abrir las puertas a Edvard para salvar la población. Pero tanto él como los soldados fueron convertidos en Horda.

    Edvard volvió a Curaw, donde le esperaba. Decidí no avanzar sobre el resto de posesiones Vaegires, esperando que el Rey Vaegir, Lelus I, se arrastrase buscando la paz.

    MIENTRAS TANTO EN REYVADIN.

    Amanecía cuando varios soldados dirigidos por el Jefe del Estado Mayor Vaegir entraron en los aposentos de Killus, hombre fuerte vaegir durante los últimos 5 años. Quién había conseguido el poder adulando al Rey y matando a sus competidores y detractores. Al verse apresado, el ministro montó en colera.

    -¿¡Qué significa esto!? -Exigió saber Killus- Soy vuestro superior ¡Soltadme!

    -Se te acusa de llevar a la ruina a nuestro Reino -Dijo el capitán del destacamento -Por ello serás ejecutado en breve.

    -¿¡Como os atreveis!?¡Soltadme!

    Entre berridos  y maldiciones fue llevado hasta la plaza central de la ciudad, donde frente a una furiosa multitud le recibió a golpe de fruta podrida. La ejecución fue rápida, en apenas unos minutos su cabeza ya no estaba unida a su cuerpo. En palacio, el Rey montaba en colera ante su Estado Mayor.

    -¿¡Como os atreveis a actuar sin mi consentimiento!? -Dijo el Rey Lelus- Ese hombre ha hecho innumerables servicios al reino.

    -¡Lo ha llevado a la ruina! -Rugió el Jefe de Estado Mayor, Texum.

    -¡Mentira! -Contestó el Rey, completamente enfadado- ¡Gracias a él el plebeyo de Dixben está derrotado en Sargoth!¡Gracias a su liderazgo y nuestro glorioso ejército!

    -¿Qué dice, señor? -Contesto Texum- ¿¡Que Dixben esta derrotado en Sargoth!?¡No me haga reir!¿¡Cuantas mentiras le ha dicho para permanecer en el cargo!?

    -¡Killus no me mentiría!¡Es mi hombre de mayor confianza! -Rugió el Rey, fuera de sí.

    -Entonces explicadme Majestad porque os ha dicho eso cuando la realidad es muy diferente-Texum cogió aire- ¡Dixben derrotó a nuestro ejército en las llanuras de Ismirala!¡Ha tomado Wercheg, Curaw, Rivacheg y Khudan y gran parte de nuestros castillos!

    Lelus perdió el color de su cara.

    -¡Eso es imposible!¡El propio Killus venció a Dixben!

    -¿¡Cómo si no salió de la ciudad!?

    Lelus no tenía más razones para creer en ex ministro. Miro al resto de hombres que había en la Sala del Trono.

    -¿¡Todo esto es cierto!? -Los hombres apartaron la mirada. Lelus se desesperó-¿¡Cómo le permitís campar a sus anchas por nuestro reino!?¡Enviad un ejército a por él!

    -No podemos -Contestó Texum.

    Lelus se ponía cada vez más nervioso.

    -¡Claro que puedes!¡Yo os lo ordeno! -Gritó el Rey, fuera de sí.

    -No tenemos hombres a los que enviar, señor.

    El Rey adquirió un color cadavérico.

    -¡Mi ejército personal!¡No puede haber mucha diferencia numérica!

    -Su ejército esta formado por 227 hombres frente a los aproximadamente 1500 de Dixben y suben en número día a día.

    -¡Yo mismo dirigiré a mis soldados!¡Soy un gran general!¡Como el legendario Dermat!

    Los hombres le miraron. Había perdido la cabeza.

    -¿En cuantas guerras ha participado señor? -Le preguntó Texum.

    -En ninguna -Contestó Lelus.

    -¿Cuantas batallas ha luchado?

    -En ninguna -Volvió a contestar el Rey.

    -¿Cuántas campañas has comandado?

    -¡Ninguna! -El Rey volvió a perder los nervios- ¿¡Y qué más da!?¡Soy mejor que ese plebeyo!

    -¡Ese plebeyo ha luchado siempre al frente de sus tropas! Normalmente en inferioridad númerica y de recursos. Siempre ha sabido sobreponerse y conseguir victoria tras victoria. Tiene un ejército bien entrenado y que le seguiría al infierno. Tiene unos compañeros leales hasta la muerte. No puedes compararte a él, Majestad.

    -¿¡Cómo os atreveis!?¡Venceré a ese advenedizo y luego os colgaré!

    -¿Con qué ejército? -Preguntó Texum- No has salido de la capital en los cinco años que llevas en el trono. Vuestros hombres jamás os seguirán.  ¡Vuestro padre debe estar revolviendose en su tumba!

    -¿¡Cómo os atreveís!?¡Apresadle! -Ningún guardia se movió- ¿¡No me habeís oido!?¡¡APRESADLE!!

    -¿Lo entendeis ahora?¡Nadie os es fiel aquí! -Y tras esperar unos segundos para que el Rey entendiese la situación. Gritó -¡Soldados encerrad al traidor!

    Los soldados se abalanzaron sobre el ahora depuesto Rey. Y lo llevarón a las mazmorras.

    -¿Qué haremos ahora? -Preguntó Nixias, uno de los generales más viejos. Fiel soldado y leal sudbito del padre de Lelus- No podemos enfrentarnos a Dixben.

    -Cortaremos la cabeza a Lelus y se la enviaremos a Dixben a Curaw. Tambien le notificaremos nuestra total rendición a cambio de respetar las vidas del resto de ciudadanos y soldados vaegires. A cambio, le entregaremos a nuestros primogénitos como rehenes.

    Nixias miró al suelo y suspiró.

    -Es la única forma de conseguir la paz.

    Al cabo de dos horas, Lelus fue ejecutado frente a toda la ciudad. Era el Rey más odiado de la historia de su reino. Su cabeza fue enviada junto a los rehenes a Curaw. Los rehenes esperaron escondidos en las afueras. Solo un emisario entró a la ciudad.

    VUELTA AL RELATO EN PRIMERA PERSONA.

    Zack se me acercó. Parecía nervioso.

    -¡Dixben!

    -¿Qué ocurre, amigo?

    -Ha habido un golpe de estado. El Rey Vaegir, Lelus I ha sido derrocado. El nuevo gobierno nos envía un emisario con la cabeza del antiguo Rey y una propuesta de paz.

    -Llamad a Edvard, Tikka y Maria. Que se presenten con sus mejores galas y traed tambien las mías. Cuando estemos vestidos, dejad pasar al emisario.

    Tardamos casi una hora en estar listos. Después entró el emisario.

    -Es un honor conocer a tan laureado general -Dijo el emisario- Soy Texum, Jefe del Estado Mayor Vaegir y presidente del nuevo gobierno.

    -Es un placer conocerle -Contesté- ¿Por qué un hombre en su posición se arriesga tanto?

    -Creo que estos asuntos es mejor tratarlos cara a cara. Sin intermediarios -Contestó el hombre.

    -Pienso igual -Contesté -Decidme pues, la proposicón de paz que tenéis para mí.

    -Las posesiones restantes del Reino pasarán a ser vuestras ipso facto. Del mismo modo los restos del ejército se unirán al vuestro para luchar juntos. A cambio, vosotros no derramareis más sangre de ciudadanos vaegires.

    -Es una oferta tentadora y realmente no hace falta que vuestro pais siga sufriendo ¿Pero cómo sé que no es un estratagema y no nos traicionareis en plena batalla?

    Texum suspiró.

    -Los altos mandos han accedido a entregar a sus primogénitos como rehenes durante 1 año como garantía. Del mismo modo han jurado seguir vuestras ordenes hasta el final y el honor es nuestra posesión más preciada, sin él no somos nada.

    Miré a mis amigos, quienes asintieron.

    -¿Cuanto tardarán en llegar los primogénitos? -Pregunté a Texum.

    -Si juraís cumplir vuestra parte del trato les haré venir en seguida. Yo me iré a Reyvadin y los rehenes se quedarán aquí.

    -Muy bien -Dije- Juro que ni los ciudadanos vaegires, ni los rehenes sufrirán daño alguno de forma injustificada mientras cumplais vuestra parte del trato.

    Ambos nos dimos la mano y Texum se fue. La guerra por el Norte y Vaegir había terminado.

    -----------------------------------------------------------------------
    Perdón por el tochazo, pero espero que os guste.


    _________________
    Invasión zombie, el Aar que estabas esperando:

    http://www.caballerosdecalradia.net/t2167-invasion-zombie

    Lord_Eddard_Stark
    Moderador
    Moderador

    Mensajes : 629
    Facción : Reino Vaegir

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por Lord_Eddard_Stark el Vie Oct 24, 2014 5:10 am

    Me gustó mucho Smile, de hecho, me gusta que quede así tochazo Razz. Habrá que ver qué depara esta nueva alianza.


    _________________
    ''La única oportunidad que tiene un hombre de ser valiente es cuando siente temor...''


    Firefrost
    Hombre de armas
    Hombre de armas

    : : ......
    Mensajes : 1005
    Edad : 28
    Facción : Imperio aqueménida

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por Firefrost el Vie Oct 24, 2014 2:28 pm

    Perdón por mi ignorancia,que paso con dermat? no recuerdo lo del otro aar


    _________________
    Duque es la primera dignidad, y después condes, y después vizcondes, y después barones, y después castellanos, y después valvasallo, y después ciudadano, y después villano.

    "Algunas aves no deben estar encerradas. Sus plumas son demasiado brillantes... y cuando escapan, la parte de ti que sabe que fue un pecado haberlas encerrado se regocija, pero la parte con la que vives se siente vacía y triste de que se haya marchado

    dermat
    Sargento a pie
    Sargento a pie

    Mensajes : 351
    Edad : 21
    Facción : Reino de Swadia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por dermat el Sáb Oct 25, 2014 11:26 pm

    Firefrost, Dermat se casó con Aurora y tuvieron un hijo, Mark.

    Capítulo 36.

    Estaba reunido en Curaw con Edvard, Zack, Tikka, María y Texum. Les explicaba como iba a repartirse el gobierno de los antiguos Reinos del Norte y Vaegir.

    -Ambos reinos pertenecen a la Órden de Mancer. Nuestro señor, Galahad ha decidido unirlos en una única pronvicia llamada El Norte. Su señor será conocido como el Señor del Norte. Yo he recibido ese titulo.

    Todos lo aceptaron.

    -Para ayudarme a gobernar la provincia Edvard se encargará del territorio del antiguo Reino del Norte más todas aquellas propiedades al norte del rio que cruza cerca del Castillo de Ismirala y llega hasta Shapeshte. Texum supervisará el resto de propiedades del Norte.

    -Entendido -Contestaron ambos.

    -El Norte proporcionará un tributo de 15000 denares anuales así como 100 soldados del primer al quinto año, desde el quinto al décimo 500 soldados y del décimo en adelante 1000 soldados. En los diez primeros años la composición de dicho ejército no tendrá que seguir ningún patrón pero desde el décimo año debera estar compuesto por: 400 soldados de infantería, 300 arqueros y 300 soldados a caballo.

    -Así se hará -Dijo Texum.

    -Todos los nobles que se rindieron sin luchar conservarán sus propiedades y el dominio de ellas, respondiendo a la autoridad de Edvard o Texum quienes les harán saber su aportación al tesoro y al ejército. Todos aquellos nobles vivos y sus familias que hayan luchado contra nosotros perderán sus propiedades y títulos y serán masacrados.

    -Sí, señor -Dijo Edvard.

    -También, el heredero de Laziel recibirá el feudo de Curaw, para que lo reconstruya y lo gobierne. Bajo la autoridad de Texum.

    -Lo buscaré y se lo diré -Dijo Texum.

    -Por último, Texum en cada una de las propiedades bajo tu supervisión habrá tres informadores que me enviarán informes cada mes para ver como evolucionan tus provincias. Del mismo modo, los dos debereís enviarme un informe cada seis meses con los sucesos importantes, el presupuesto y el ejército. Yo fijaré mi residencia en Sargoth.

    -Muy bien -Dijeron ambos.

    -Ahora descansad lo que resta del día. Mañana pondremos en órden nuestro ejército y partiremos hacia el Khanato donde Firefrost nos espera para atacar el Sultanato.


    _________________
    Invasión zombie, el Aar que estabas esperando:

    http://www.caballerosdecalradia.net/t2167-invasion-zombie

    dermat
    Sargento a pie
    Sargento a pie

    Mensajes : 351
    Edad : 21
    Facción : Reino de Swadia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por dermat el Lun Oct 27, 2014 11:24 pm

    Capítulo 37

    Partimos hacía el Castillo de Asugan donde nos esperaba Firefrost y su ejército. Entre el ejército que ya tenía, los refuerzos vaegires, los voluntarios y un pequeño refuerzo de Mancer comandaba una fuerza de 2000 hombres.

    Tardamos casi una semana en llegar. Nos esperaba en el salón principal, al verme llegar me abrazó.

    -¿Qué tal el viaje? -Me preguntó. Con interés sincero.

    -Bastante bien. Cuéntame, ¿qué tal por aquí?

    -Con bastante calor. Gracias a que cuando me rescataste te cargaste a toda la familia real no me enfrenté más que a pequeños grupos de resistentes. Tarde algo más de dos semanas en tomar el control del Reino.

    -Eso está bien. Parece que hicimos bien en salvarte la vida.

    -Me alegro de haber demostrado mi valía. ¿Os apetece cenar?

    Aceptamos su invitación y nos dispusimos a cenar. En la cena hablamos un poco de todo. Despues cada uno fue a sus aposentos y dormimos hasta bien entrada la mañana. Me reuní con Firefrost en el patio de armas.

    -¿Cómo va la guerra contra el Sultanato? -Pregunté nada más llegar.

    -Estancada -suspiró y pasó una mano por el pelo-Dermat ha puesto su cuartel general en Shariz donde ha rechazado tres asedios de Panther quien solo ha conseguido tomar el Castillo de Weyyah tras una sangrienta lucha.

    -Sabíamos que iba a ser una dura lucha.

    -No tanto -Dijo él-Silent se ha refugiado en Ahmerrad desde donde dirige a sus hombres contra mí. Hace unos días inicié una campaña para tomar Bariyye. Asedié el Castillo de Sharwa y lo conquiste tras un corto asedio. Despues fuí al sur y nos encontramos frente al Castillo de Bardaq, donde me venció y masacró a casi todo mi ejército. Me persiguió y reconquisto el Castillo de Sharwa pero no me siguió hasta aquí. Supongo que Dermat le ha ordenado permanecer en territorio sarraní.

    -Silent fue uno de los hombres que vencieron a Galahad, Panther y Drusser en la guerra de hace siglos. No te preocupes, ahora tenemos un gran y poderoso ejército de nuestra parte.

    -Sí, pero Silent sabrá que estás aquí y se preparará para darte una bienvenida adecuada.

    -Me decepcionaría lo contrario. Que los hombres se preparen, mañana partiremos hacia Sharwa.

    Silent, no me quitaba ese nombre de la cabeza. Ese hombre era una de las pocas personas fuera de Mancer que Panther respetaba y eso implicaba que esto iba a estar muy interesante y, por si fuera poco, tras él estaba Dermat. El mayor y más astuto al que me había enfrentado, un enemigo cuya inteligencia y sentido de la estrategia estaba a la par con Panther. Sonreía solo de pensar en lo que vendría en los próximos días.


    _________________
    Invasión zombie, el Aar que estabas esperando:

    http://www.caballerosdecalradia.net/t2167-invasion-zombie

    dermat
    Sargento a pie
    Sargento a pie

    Mensajes : 351
    Edad : 21
    Facción : Reino de Swadia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por dermat el Miér Oct 29, 2014 12:11 am

    Capítulo 38

    Tal y como había ordenado nuestro ejército formado por 2300 hombres partió hacia su destino. Nos precedían los exploradores de María Y Tikka quienes nos informaban en todo momento de una posible acción sarraní.

    Llegamos al Castillo de Sharwa. Una pequeña guarnición de 80 hombres defendía un castillo en plenas reparaciones: si bien la muralla y la puerta principal estaban arregladas, gran parte de las torres estaban derruidas. Ordené concentrar el ataque en un punto entre dos torres sin reparar, donde la defensa sarraní era complicada. 300 hombres se lanzaron al ataque siguiendo mis órdenes. Desde la distancia veía la batalla y escuchaba los alaridos de los soldados. Tras casi una hora un capitán se acercó a nosotros.

    -Señor -Dijo tras hacer un saludo militar- Hemos abierto brecha en la muralla, el enemigo ha perdido casi la mitad de sus hombres y se han retirado a la Torre del Homenaje. ¿Lanzamos el ataque final?

    -Sí. Pero yo lo comandaré.

    Edvard, Zack, Firefrost, 50 soldados y yo asaltamos el castillo. Cuando la puerta cedió penetramos en el castillo, me enfrenté a un joven soldado que no tendría más de 20 años y sus movimientos desprendían una gran inexperiencia, no tardé mucho en clavarle la espada en el pecho.

    Avanzamos asesinando a los pocos soldados que quedaban, finalmente unos 6 sarraníes se refugiaron en la Sala Principal. Firefrost, Edvard, Zack y yo entramos en solitario a por ellos y pese a estar en inferioridad numérica les destrozamos en pocos minutos.

    -El Castillo ha caido. Nuestro estandarte ondea en lo más alto -Dijo un oficial.

    -Perfecto. Qué los hombres aprovechen una hora para descansar y comer algo despues partiremos hacía el Castillo de Bardaq dejando aquí una guarnición de 100 hombres.

    Agotada la hora partí con mis 2150 hombres hacia Bardaq. Me sorprendió no tener noticia de Maria y Tikka pues eso significaba que Silent no había salido a por nosotros.

    CIUDAD DE AHMERRAD.

    -¡Señor!¡Señor! -Entró gritando un joven soldado- Los de Mancer vuelven a la carga. Dixben esta al frente del ejército.

    -¿Cuantos son? -Preguntó Silent.

    -Alrededor de 2300, mi señor -Dijo el joven soldado.

    -Perfecto. ¡Capiter! -Gritó Silent. Un hombre más mayor y pelo canoso entró en la sala- Que de comienzo la Operacion Desierto Infernal.

    -Sí, señor -Contesto Capiter y salió a dar las órdenes pertinentes.

    -Perdón por el descaro, señor -Dijo el soldado- ¿Qué esa operación?

    -Tranquilo, te lo contaré-Contestó Silent y se lo contó.

    EJÉRCITO DE MANCER.

    -¡El Castillo de Bardaq está a la vista! -Dijo un oficial.

    -Perfecto. Preparad el asedio -Contesté- Este castillo está mejor preparado que el de Sharwa para los asedios. Sera sangriento.

    María llegó cabalgando.

    -¡Dixben! -Dijo Maria.

    -¿Qué es lo que sucede? -Pregunté extrañado al verla aquí.

    -La aldea de Unriya esta arrasada. No queda ni trigo ni fruta ni reses en ella.

    -Mierda -Dijo Zack- No tenemos viveres para un asedio prolongado.

    -Lleva a la mitad de los exploradores hasta las aldeas Fishara e Iqbail, consigue todos los viveres posibles. En caso de no haber dirigeté también a las aldeas de Mijayet y Aab.

    -Entendido -Dijo ella y partió a cumplir las órdenes.

    Pese a que no dejé entrever mis pensamientos y preocupaciones pensé que era demasiada coincidencia que la aldea de Unriya estuviese tan saqueada. Aun así, ordené seguir con el asedio. Tres horas más tarde llegó María, por la cara que traía supe que las noticias no eran buenas.

    -Todas las aldeas estan arrasadas. No hay nada de comida que aprovechar en ellas.

    -¿Qué hacemos? -Dijo Zack- No podemos llevar una campaña sin alimentos.

    -Si no conquistamos pronto el castillo estaremos en problemas con los suministros. Deberíamos retirarnos.

    -¡No! -Dije vehemente- ¡Jamás!

    Me miraron como si estuviese loco.

    -Edvard, vé con 300 hombres a Tulga y consigué varías caravanas llenas de alimento y ven con ellas lo más rápido que puedas.

    -Muy bien -Dijo el aludido.

    Minutos despues 300 hombres partían hacia Tulga.

    "Mierda" pensé. Silent había demostrado ser un rival inteligente y esto no había hecho más que empezar.


    _________________
    Invasión zombie, el Aar que estabas esperando:

    http://www.caballerosdecalradia.net/t2167-invasion-zombie

    dermat
    Sargento a pie
    Sargento a pie

    Mensajes : 351
    Edad : 21
    Facción : Reino de Swadia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por dermat el Vie Oct 31, 2014 12:51 am

    Capítulo 39

    Tenía un ejército con pocas provisiones, un castillo enemigo frente a mí y un comandante rival que había demostrado ser muy inteligente mientras yo había actuado con exceso de confianza.

    Maldije para mis adentros. Sin embargo no podía retirarme ahora, debía confiar en Edvard por lo tanto decidí proseguir con el asedio.

    Con los pocos árboles que nos rodeaban mis hombres construyeron unas escalas. Ordené a mis arqueros avanzar e iniciar un ataque sobre las murallas. Durante una hora mis arqueros dispararon contra los soldados enemigos protegidos por las almenas de las murallas, finalmente cuando las bajas entre mis arqueros llegaban al centenar ordené la retirada.

    Transcurrió el día y habíamos alcanzado un punto muerto: mis hombres habían sido rechazados en un intento de tomar por asalto el castillo para después vencer una salida enemiga que intentó romper el asedio. Sin embargo, el tiempo estaba en nuestra contra: Silent había llamado a filas a todo hombre capaz y los reclutaba en la ciudad, según mis exploradores en poco más de una semana lo tendríamos encima y no nos podíamos permitir el que en ese momento el castillo estuviese en manos enemigas.

    Pasaron tres días y la situación no cambió, había perdido unos 200 hombres mientras que el enemigo calculé que unos 150. No tenía madera para hacer una torre de asedio ni munición si construía catapultas. Me estaba empezando a desesperar cuando la solución llegó de la mano del ser mas rastrero del mundo: un traidor.

    Un campesino resentido por las continuas subidas de impuestos de los últimos años ya que el señor del castillo se costeaba lujosos banquetes a costa del hambre de sus subditos. Nos dijo la existencia de un pasadizo natural que llevaba a un pozo abandonado en el castillo. Zack se me acercó preocupado.

    -Podría ser una trampa. Un espia -Dijo mirando al campesino.

    -No lo creo. Esta desnutrido y parecía sincero -Dije aparentando seguridad- De todos modos no tenemos otras opciones. Me colaré con 50 hombres y provocaré una distracción. Pasada una hora lanza un ataque general, si nos compenetramos conseguiremos conquistar el castillo.

    -¿Hay forma de que cambies de opinión? -Dijo Zack.

    -No -Contesté.

    Elegí cuidadosamente a mis 50 hombres y entramos al pasadizo. La entrada eran unas cuevas que daban a un lago, supongo que el pasadizo lo hizo un rio subterraneo que durante años abasteció de agua al castillo. Tras su sequía tomarían agua de un pozo subterraneo.

    Decidí ser el primero en escalar el pozo y ordené esperar a mis hombres. Me asomé por el pozo y lo que ví me relajo: como esperaba nuestros enemigos concentraban sus miradas en nuestro campamento y su creciente actividad. Volví a bajar y esperé 50 minutos momento en el que volví a escalarlo, justo despues empezaron a escalar mis hombres.

    En esos 50 minutos gran parte de la guarnición había subido a las murallas, mientras que el resto esperaba tras la puerta principal, por si con un ariete forzabamos la entrada. Sonreí e indique con señas que atacaríamos.

    Salí del pozo y desenvainé, a cuclillas me acerqué a los primeros guardias que los maté rápidamente y escondí sus cadaveres. Mis hombres se repartieron por el castillo y, cuando por el bullicio supuse que Zack ordenaba el ataque nos lanzamos gritando sobre nuestros enemigos.

    En un principio se sorprendieron por el ataque desde el interior del castillo, pero pronto se serenaron y contraatacaron. La batalla fue, en un principio, brutal.

    Me enfrenté a un soldado, con unas canas incipientes. Movía su espada con soltura, buscando mis órganos vitales. Sin embargo, tenía más pericia que él y sobre todo, más talento. Poco tiempo pasó hasta que mi espada se clavó en su vientre, dejando mis manos manchadas en sangre.

    A ese primero le siguió otro y despues otro. Zack y sus hombres llegaron a las murallas y la situación se volvió insostenible para los sarranies que fueron superados y pasados a cuchillo. El castillo había caido.


    _________________
    Invasión zombie, el Aar que estabas esperando:

    http://www.caballerosdecalradia.net/t2167-invasion-zombie

    dermat
    Sargento a pie
    Sargento a pie

    Mensajes : 351
    Edad : 21
    Facción : Reino de Swadia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por dermat el Sáb Nov 01, 2014 10:55 pm

    Capítulo 40

    Mientras mis hombres se afanaban en limpiar el castillo de los cadaveres sarranies. Zack, Tikka, María y yo entramos al almacen. Suspiré aliviado al ver que gran parte de los suministros del castillo seguían ahí.

    -Maria -Dije mirandola- Haz inventario de todos los viveres y dime para cuantos días tenemos.

    -Sí -Dijo y empezó a revisar y contar.

    El resto nos fuimos fuera.

    -Zack -Dije mirando las murallas- Que los hombres estén preparados para un asedio. Tambien cierra el pozo, no queremos visitas inesperadas.

    -A la órden.

    -Tikka -Dije mirando a la chica- Llevate a unos pocos hombres y patrulla los alrededores, avisame cuando llegue Silent.

    -Perfecto.

    Ahmerrad.

    Un soldado entró en la Sala del Lord desde donde Silent estaba a punto de comencar a dar órdenes.

    -¡Señor! -Dijo el soldado- Bardaq ha caido.

    Silent se mesó la barba.

    -Eso cambía un poco nuestro plan. ¡Partimos en seguida!

    -¿Órdenes precisas? -Dijo un oficial.

    -Rendiremos el castillo por hambre. Llevad todos los utensilios para un asedio completo. Estarán esperando una caravana de suministros asi que llevad una fuerza y vigilad las montañas en Tazjunat. No ataqueis Sharwa, no vale la pena el esfuerzo.

    -¡Sí, señor!

    A los pocos minutos el ejército de Silent salía hacia Bardaq. Llegaron allí varias horas despues.

    Castillo de Bardaq.

    -¡Dixben! -Dijo Tikka entrando en el castillo al galope -¡Silent se acerca!

    -Perfecto -Sonreí- ¡A las murallas!

    -¡Dixben! -Esta vez fue María. Me susurró al oido- La mayoría de los suministros están corrompidos. Cuando superamos sus defensas intentaron envenenarlos. En un principio, tenemos suministros para dos días.

    -Pues defenderemos el castillo esos dos días. Edvard debe estar a punto de llegar.

    Castillo Asugan.

    El ejército de Edvard con las mulas de suministros acababa de dejar atrás el castillo. Estaban a 4 días de Bardaq, no sabían si llegarían a tiempo pero debían intentarlo. Aunque la situación era mala empeoró cuando vieron a un ejército sarraní que les doblaba en número en el horizonte.

    -¡Mierda! -Dijo un joven oficial- ¡Nos doblan en número!

    -¡Da igual! -Dijo Edvard- Dixben nos necesita. ¡Les venceremos!


    _________________
    Invasión zombie, el Aar que estabas esperando:

    http://www.caballerosdecalradia.net/t2167-invasion-zombie

    dermat
    Sargento a pie
    Sargento a pie

    Mensajes : 351
    Edad : 21
    Facción : Reino de Swadia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por dermat el Dom Nov 02, 2014 10:17 pm

    Capítulo 41.

    Edvard y sus hombres habían formado alrededor de los carros de suministro. 300 hombres contra 600 la batalla sería larga, sangrienta y con un resultado, en un principio, adverso. Pero Edvard y sus hombres sabían que de esta batalla no solo dependían sus vidas si no tambien la de sus compañeros que en Bardaq esperaban los suministros que defendían. No podían permitirse perder, no aquí, no hoy.

    -¿Reconoceis los estandartes? -Preguntó Edvard a sus oficiales.

    -Son las enseñas de Lihmed. Un joven y ambicioso noble que se ha ganado el respeto de todos gracias a la suerte y a sus engaños. Siempre ha estado rodeado de grandes oficiales y generales pero como él era el noble se apropiaba de las hazañas de sus generales que con gran astucia y determinación conseguían derrotar a enemigo tras enemigo. Sin embargo, esos oficiales sirven ahora a Silent y según mis informes está rodeado por un grupo de aduladores más ineptos que él -Contestó uno de los oficiales de Edvard.

    Edvard sonrió.

    -Entonces aun tenemos alguna posiblidad.

    -¿Que haremos? -Preguntaron los oficiales.

    -Avanzaremos hacia las montañas y las ascenderemos. Tenemos que encontrar un desfiladero y formar allí. Así anularemos la ventaja numérica de los sarraníes.

    Siguiendo las órdenes de Edvard, los de Mancer avanzaron hacia las montañas. Perseguidos por los sarraníes. Edvard se colocó junto a las mejores tropas cubriendo la retaguardia para proteger los carros de posibles ataques.

    Durante casi dos horas el ejército de Edvard atravesó las montañas hasta que encontró el desfiladero que había soñado: en la parte más ancha no cabrían más 10 soldados hombro con hombro.

    Los hombres de Mancer formaron hombro con hombro en tres lineas de profundidad con Edvard y sus oficiales a la cabeza. Los escudos se rozaban unos con otros formando un muro compacto. Las lanzas de la primera y segunda linea apuntaban al frente esperando pacientemente a sus enemigos. Los arqueros habían formado detrás de los infantes.

    Casi media hora despues llegó el ejército de Lihmed, quién al ver a su enemigo formado para la batalla ni pensó en la formación y, cegado por la superioridad numérica mandó atacar de frente y con la totalidad de sus hombres con él a la cabeza. Esperando una victoria rápida y sencilla.

    Sin embargo, su vida terminó en la primera carga de su ejército: la lanza de Edvard se clavó en su estomago casi hasta la empuñadora. Cuando los sarranies habían perdido el impulso inicial se retiraron. Consternados por haber perdido a sus oficiales en el primer ataque y no haber causado practicamente bajas iniciaron una desbandada general. En ese momento la formación de Edvard se rompió y casi 100 jinetes se lanzaron a por la presa sarraní provocando cientos de muertes a los huidos. La batalla había terminado.

    Edvard ordenó que varios jinetes con caballos cargados de suministros avanzasen hacía Bardaq y les dijesen que llegarían en dos días. Dos días despues los jinetes llegaron a Bardaq y sortearon el dispositivo de asedio de Silent y entraron al castillo. Fueron recibidos como auténticos heroes en el castillo.

    PUESTO DE MANDO SILENT.

    En el centró del campamento de asedio Silent fue informado de la batalla contra Edvard y de la llegada de unos pocos suministros al castillo. Tras maldecir por todo lo alto ordenó construir dos muros: uno de cara al castillo y otro por el exterior. Para defenderse de los asediados y de los que venían en su rescate.

    La batalla por Bardaq había comenzado.


    _________________
    Invasión zombie, el Aar que estabas esperando:

    http://www.caballerosdecalradia.net/t2167-invasion-zombie

    Lord_Eddard_Stark
    Moderador
    Moderador

    Mensajes : 629
    Facción : Reino Vaegir

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por Lord_Eddard_Stark el Dom Nov 02, 2014 10:35 pm

    Buena batalla Smile. Me recordó a la batalla de las Termópilas; Edvard y sus "300" Razz.


    _________________
    ''La única oportunidad que tiene un hombre de ser valiente es cuando siente temor...''


    dermat
    Sargento a pie
    Sargento a pie

    Mensajes : 351
    Edad : 21
    Facción : Reino de Swadia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por dermat el Lun Nov 03, 2014 11:58 pm

    Capítulo 42.

    La llegada de los jinetes con las provisiones había levantado la moral de nuestro ejército de manera considerable. También ayudó saber que Edvard venía en camino con el resto de provisiones y con 300 hombres de refuerzo.

    Cuando me asomé a las muralla no supe que es lo que estaban haciendo los sarraníes, necesité varias horas para darme cuenta de las intenciones de Silent. Momento en el que llamé a Zack, María y Tikka.

    -¡Qué los hombres se preparen! -Grité.

    -¿Qué es lo que pasa? -Preguntó Tikka, pues los centinelas no habían dado la alarma de ataque enemigo.

    -Nuestros enemigos están construyendo unas murallas alrededor de nuestro castillo: una exterior para protegerse de Edvard e impedir que sus suministros lleguen y otra por el interior para protegerse de un posible ataque de nuestra parte -había captado su atención- ¡Debemos impedir que lo hagan!

    -¡Preparaos! -Dijo Zack. Corriendo a ponerse la armadura.

    Tikka y María fueron a sus aposentos, antes avisaron a sus exploradores y antes de que ambas bajaran 100 jinetes formaban en el patio principal. Ordené a María y a Tikka atacar un punto concretó de la muralla, en un lugar cercano a donde supuse que atacaría Edvard al llegar.

    Con las dos al frente, los exploradores salieron al galope del castillo y se abalanzaron sobre las sarraníes. Unos minutos despues practicamente avancé con todos mis hombres sobre el punto que Tikka y María estaban atacando. Silent se dió cuenta de que el ataque iba en serió y mando a todos sus hombres a repelerlo.

    Durante dos horas ambos bandos nos zurramos bajo un sol abrasador. Sin embargo, pese a las grandes bajas que provocamos en los sarranies no pudimos romper el cerco y perdímos 200 hombres, ordené volver al castillo. Mi ejército había sido reducido a 1500 hombres.

    El resto del día ataqué con pequeños destacamentos, limitando mis perdidas e intentando aumentar las contrarias. Cuando atardecía volví a atacar con todo mi ejército, la batalla duró una hora y perdí cien hombres. Igual que antes, los sarraníes aguantaron en su posición como jabatos. De 1500 a 1400 hombres.

    Con el amanecer ordené otro ataque, tambien infructuoso. De 1400 hombres pasé a 1200 hombres en condiciones de luchar. Había perdido una gran cantidad de hombres sin que consiguiese nada pues poco a poco el mortal cerco se completaba a nuestro alrededor. Como una soga que se coloca en nuestro cuello. Para el anochecer lancé un último intento de romper el cerco, perdí 300 hombres y mi ejército se había visto reducido a la mitad de los efectivos con los que contaba cuando conquisté Bardaq. Al amanecer siguiente, ambas murallas estaban completas y, en el horizonte, divisé a Edvard con sus refuerzos.

    La última batalla había comenzado.


    _________________
    Invasión zombie, el Aar que estabas esperando:

    http://www.caballerosdecalradia.net/t2167-invasion-zombie

    dermat
    Sargento a pie
    Sargento a pie

    Mensajes : 351
    Edad : 21
    Facción : Reino de Swadia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por dermat el Mar Nov 04, 2014 11:01 pm

    Capítulo 43.

    Tanto Silent como yo sabíamos que el resultado de la batalla que estaba a punto de comencar sería decisivo. Pese a que no me gustaba usar el mismo truco dos veces tenía que conseguir una forma de entrar a la fortificación de Silent. Llame a Zack.

    -Destapa el pozo. Por lo que me he fijado la cueva que usamos para acceder al pozo esta dentro de la fortificación de Silent. No se si la han cerrado en el otro extremo pero es nuestra mejor oportunidad. Por tanto, llevaté a 3 hombres y ve a mirar. Si se puede usar que uno vuelva y te enviaré 97 hombres.

    -Entendido.

    -Tikka, María -Dije llamando su atención- Reunid a todos los hombres en el patio de armas.

    Ambas fueron ha transmitir mis órdenes. Durante un rato que me pareció eterno espere noticias de Zack. Finalmente, uno de los hombres volvió.

    -Señor, Zack cree que su idea es factible.

    -Perfecto. Vuelve al pozo y dile que en breve le enviare refuerzos.

    -Sí, señor.

    Media hora más tarde mis hombres formaban frente a mí.

    -Hoy es un día importante. Silent nos ha cercado completamente, sendas murallas le protegen de nuestros ataques y nos impiden contactar con Edvard. Por si eso no fuera suficiente, nuestros suministros se agotan poco a poco -Suspiré- No os voy a mentir, si ahora no conseguimos derrotar a Silent nos moriremos de hambre.

    Esperé unos segundos para que comprendiesen completamente mis palabras.

    -Sin embargo, esta no es la primera situación desesperada en la que nos encontramos. Hemos salido de situaciones peores y lo volveremos ha hacer, por que confio en nuestras posibilidades, confio en vosotros. Por ello, os pido que me sigais una última vez y yo os prometo la libertad y, si no... ¡Un paraiso en el infierno!

    No dijeron nada, tampoco lo esperaba. Pero en sus miradas noté la determinación de salir de esta o morir en el intento. No habría medias tintas, libertad o muerte. Todos los sabíamos.

    -Tikka, llévate 97 hombres con Zack y lanzad el ataque 10 minutos despues de reuniros.

    -Sí, señor.

    -María, preparate hoy lucharás a mi derecha. Seras mi lugarteniente, no me decepciones.

    Su rostro se iluminó.

    -¡Nunca os decepcionare!

    -Y en cuanto a vosotros -Dije mirando a mis soldados- ¡Gritad para que los sarraníes y los caballeros sepan quienes somos nosotros!

    Ahora sí que gritaron. Un rugido ensordecedor salió de sus gargantas y se elevó al cielo.

    Cuando Tikka había bajado por el pozo dí la señal y las puertas de Bardaq se abrieron por última vez. Cargamos contra la muralla cuando Edvard hacía lo propio en el otro lado, pese a no habernos comunicado elegimos el mismo sitio para atacar. Posamos las escalas en la muralla y ascendimos por ella. Mi espada encontró pronto carne que lacerar y mis hombres caían cual plaga asesina sobre nuestros enemigos.

    Divisé a Laziel en el centro de la fortificación. Rodeado por miembros de los Caballeros de Calradia daba órdenes a diestro y siniestro. Poco despues Zack y Tikka aparecieron por la cueva con sus cien hombres y atacaron a unos desprevenidos sarranidas. Me fijé en Maria, que como una demonio luchaba salvaje y mataba sin compasión.

    Me abrí paso por la muralla y me dirigí a Edvard, cuando estabamos a unos 20 metros él uno del otro mis compañeros me rodearon: Zack, Edvard, Tikka y María me rodearon dandone ánimos con su presencia. Silent y sus hermanos de armas se prepararon para la batalla del siglo.

    Era el momento de luchar contra Silent, cara a cara.


    _________________
    Invasión zombie, el Aar que estabas esperando:

    http://www.caballerosdecalradia.net/t2167-invasion-zombie

    dermat
    Sargento a pie
    Sargento a pie

    Mensajes : 351
    Edad : 21
    Facción : Reino de Swadia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por dermat el Miér Nov 05, 2014 10:25 pm

    Capítulo 44

    La batalla alcanzaba un punto álgido. Los gritos de dolores y las maldiciones llenaban el ambiente. Sin embargo, dejé de oirlos cuando mi mente se centró en mi rival: Silent y sus guardaespaldas, los Caballeros de Calradia.

    Estaba emocionado, por fín me enfrentaría a un rival de verdad. Mis compañeros más fieles: Zack, Edvard, Tikka y Maria me rodeaban y animaban con su presencia. No necesitamos palabras, a la vez ambos grupos nos lanzamos al combate.

    Silent y yo nos enzarzamos en una brutal pelea. Primero nos miramos, intentando encontrar una debilidad, yo fuí el primero en atacar: con mi espada en alto me abalanzé sobre Silent quien, tras parar el golpe giró sobre si mismo y su espada rozó mis costillas.

    Contraataqué con una patada, él perdió el equilibrio y yo ataqué con golpes rápidos. Silent fue capaz de defenderse en posturas realmente raras y, tras unos minutos, pasó al ataque. Sus golpes eran rápidos y fuertes, dignos de un espadachin consumado y me costaba pararlos. Sin darme cuenta, su puño se estrelló en mi cara y caí de espaldas. Él hizo una floritura en la que perdió tiempo y, cuando fue a clavarme la espada, se la clave antes en el estomago.

    Silent me miró sorprendido con los ojos muy abiertos, durante unos segundos pensé que había ganado pero él sonrió y, como si nada, siguió con su ataque. Su espada se clavó en mi pecho, provocándome un dolor sin igual. Silent sonrió como un lobo y se dejó caer para quitarse mi espada de su estamago mientras Maria gritaba desde su corazón.

    Con un hábil movimiento, mató a su oponente y se lanzó sobre Silent. Quien no necesitaba demasiados esfuerzos para defenderse. Con un rápido movimiento la cogió del pelo y la tiró al suelo. Cuando fue a rematarla me levanté y paré la estocada con mi mano. El me miró sorprendido.

    Notaba la sangre caerme por la comisura de los labios y sonreí con la boca llena de sangre, ambos me miraban.

    -Panther no es el único con el secreto de la inmortalidad -Dije, recordando las palabras de Dermat cuando le ví por primera vez.

    Como respuesta Silent me tendió mi espada y volvimos a luchar. Ambos peleabamos con gran fiereza, las espadas nos provocaban cortes superficiales pero eso no nos detenía. Seguíamos luchando mientras todos los soldados supervivientes de ambos bandos nos miraban. Sabían que de nuestra pelea síngular saldría el vencendor de esta batalla.

    Cuando llevabamos diez minutos de combate, conseguí herirle en la pierna y el cayó de rodillas, intentó levantar su espada pero con un movimiento le corté la mano y él pegó un alarido. De rodillas y sangrando abundantemente por la mano, me miró desafiante.

    -Hazlo -Dijo con orgullo.

    Asentí. Cuando iba ha hacerlo habló por última vez.

    -Compañeros, luchad hasta la muerte. Por vuestros amigos y familiares.

    Tras esas palabras alzó la cabeza y, tras girar sobre mí mismo, le decapité.

    La batalla prosiguió durante casi una hora más, hasta que los últimos sarraníes se rindieron. Unos soldados se me acercaron para pedir instrucciones.

    -Convertidlos en Horda.

    Los soldados asintieron y se fueron. Edvard se me acercó.

    -Unos cuantos han escapado. En poco tiempo Dermat sabrá de la derrota y muerte de Silent y querrá vengarse.

    -Que venga -Dije, no podía decir otra cosa. Despues cambie de tema- Enterrad a Silent con todos los honores.

    -Lo haremos -Dijo Edvard.

    Cuando me dejó solo, Maria se me acercó aun estaba en estado de shock.

    -Pe.. pense que.. que habías... m.. muer... muerto -Dijo tartamudeando.

    La abracé fuertemente.

    -Tranquila. Estoy aquí contigo -La dije intentando confortarla.

    -No... no me vuelvas ha hacer algo así. Sentí que algo dentro de mí había muerto. Pense que no valía la pena seguir viva.

    Me puse serio.

    -No digas eso -La acaricié la cara y la pase una mano por el pelo.

    Ella me miró fijamente y, sin darme cuenta de lo que hacía, la bese. Cerré los ojos y me dejé llevar, el beso era tierno pero pronto nos dejamos llevar por la pasión. Nos separamos al oir unas risas: Edvard, Zack y Tikka se estaban descojonando.

    -Ya era hora -Dijeron casí al mismo tiempo. Riendo.

    Cuartel General de Dermat
    3 horas después.

    -Señor -Dijo un soldado. Estaba nervioso, las noticias eran malas. Silent ha sido derrotado, pensó Dermat.

    -Silent ha sido derrotado y, siento decirle, que ha muerto en la batalla. Luchó como un valiente hasta el final.

    -¿¡Qué ha muerto!? -Preguntó Dermat consternado.

    -Sí. Lo sien... -Dermat le impidió seguir.

    -¡Vete!¡Largo! -Rugió Dermat, el soldado se fue corriendo.

    Cuando el soldado se fue Dermat se permitió llorar y le dió un puñetazo a la pared y, juró por la persona que mas amaba: Aurora, que vengaría la muerte de Silent.


    _________________
    Invasión zombie, el Aar que estabas esperando:

    http://www.caballerosdecalradia.net/t2167-invasion-zombie

    dermat
    Sargento a pie
    Sargento a pie

    Mensajes : 351
    Edad : 21
    Facción : Reino de Swadia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por dermat el Jue Nov 06, 2014 11:43 pm

    Capítulo 45.

    Era mas de medianoche. Estaba tumbado en la cama, despierto. Miré a un lado y ví una de las imágenes más hermosas de mi vida: María dormía a mi lado, su cara demostraba la tranquilidad y felicidad que sentía. Recordé lo que había pasado despues del beso y lo que habíamos hecho en la cama. Sonreí y me levanté lentamente de la cama. Me vestí y salí a dar una vuelta.

    No dí ni dos pasos cuando sentí una presencia a mi lado. Me dí la vuelta y ví a un hombre encapuchado. Dirigí mi mano hacía la empuñadura de mi espada, pero no estaba. Me la dejé en la tienda. Maldecí por mi falta de previsión pero, como suponía que pasaría esto en el centro de mi campamento.

    -¿Quién sois? -Pregunté al misterioso hombre.

    -Tú mayor enemigo -Reconocí su voz. Pese a estar cargada de odio y sufrimiento.

    -¿Qué haceís vos aquí, Dermat? -Pregunté en guardia. Estaba realmente sorprendido, esto no me lo esperaba.

    -Vengo a pedir que me devolvaís el cuerpo de mi amigo y compañero -Dijo mirandome fijamente.

    -¿Silent? -Pregunté. El asintio.

    -Si no me lo daís, lo conseguiré por las malas -Me desafió. Yo sonreí.

    -Aunque estoy deseando saber que es lo que harías para conseguir el cuerpo. No será necesario pelear, os respeto a tí y tus generales y compañeros.

    -¿Cumpliréis mi petición? -Preguntó algo sorprendido.

    -Con una condición -Dije.

    -¿Cual? -Se había puesto en guardia.

    -Si alguna vez se cambían las tornas y es uno de mis compañeros los que mueren a tus manos. Dame su cuerpo para que los pueda honrar.

    El asintió y nos estrechamos la mano.

    -Espera aquí.

    Órdene llamar a unos soldados para que trajesen el cuerpo de Silent. Lo trajeron dentro de una caravana. Enfundado en un caro traje, con su espada descansando en el pecho.

    -¿Donde están tus hombres? -Pregunté a Dermat en un susurro.

    -Ahmerrad -Me contestó.

    -Escoltad a nuestro invitado hasta las cercanías de Ahmerrad.

    -Así se hará -Contestaron los soldados.

    Dermat se me acercó y cuando no podía oirle nadia más que yo dijo.

    -No olvidaré este gesto. Si alguna vez nos encontramos en batalla, tú muerte será rápida e indolora y entregaré tu cuerpo a los tuyos.

    Yo solté una carcajada.

    -Estoy deseando que llegue ese momento -El se dió la vuelta y, cuando iba a irse, le volví ha hablar- Tienes una semana, después proseguiré mi avance.

    El asintió. Nos volvimos a estrechar la mano y Dermat se fue, acompañado por mis soldados. Unas horas despues regresaron.

    -¿Quienes le esperaban? -Le pregunté a mis soldados. Quienes me miraron extrañados por la pregunta.

    -Unos diez hombres. Trataron a Silent con gran veneración. ¿Quienes eran? -Me preguntó el oficial al mando.

    -No os importa. Pero habéis cumplido bien. Tenéis mi gratitud.


    _________________
    Invasión zombie, el Aar que estabas esperando:

    http://www.caballerosdecalradia.net/t2167-invasion-zombie

    Firefrost
    Hombre de armas
    Hombre de armas

    : : ......
    Mensajes : 1005
    Edad : 28
    Facción : Imperio aqueménida

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por Firefrost el Vie Nov 07, 2014 7:34 pm

    Eso me suena como la película de Aquiles


    _________________
    Duque es la primera dignidad, y después condes, y después vizcondes, y después barones, y después castellanos, y después valvasallo, y después ciudadano, y después villano.

    "Algunas aves no deben estar encerradas. Sus plumas son demasiado brillantes... y cuando escapan, la parte de ti que sabe que fue un pecado haberlas encerrado se regocija, pero la parte con la que vives se siente vacía y triste de que se haya marchado

    dermat
    Sargento a pie
    Sargento a pie

    Mensajes : 351
    Edad : 21
    Facción : Reino de Swadia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por dermat el Vie Nov 07, 2014 11:32 pm

    Capítulo 46.

    La noticia de la derrota del ejército sarraní comandado por el famoso Silent se extendió a toda Calradia. Antes de que acabase el plazo para proseguir con nuestra campaña recibimos cartas de rendición de varias ciudades y castillos: Ahmerrad y Bariyye eran las ciudades que habían decidido abrir las puertas sin luchar, en cuanto a los castillos estos eran Durrin y Samarra.

    En apenas una semana el Sultanato había perdido la mitad de su ejército y su reino. Nuestro ejército se vió agrandado con casi 1000 personas sarranidas convertidas en Horda.

    Pasado el plazo que le dí a Dermat avancé sobre la ciudad de Durquba, a la que puse bajo asedio.

    Dos días más tarde me llegó la noticia de la venganza de Dermat: había derrotado completamente a Panther, quién había perdido 800 hombres y todo el territorio hasta Jelkala se había vuelto indefendible para nuestros hombres.

    Decidí terminar rápidamente el asedio de Durquba, ordené un asalto general. Incluso construí varías torres de asedio. Me subí con mis compañeros a una de ellas, la que llegaría primero a las murallas de la ciudad.

    Los arqueros sararníes descargaron su carga contra la torre y los que tiraban de ella una y otra vez. También dispararon a los portadores de las escaleras y a todo aquel que intentaba subir por ellas. Sin embargo, eramos demasiados. La batalla se extendió por toda la muralla. Cuando la torre de asedio hizo contacto y faltaban unos segundos para que bajase la rampa me puse el casco y desenvaine la espada.

    La rampa bajó y corrí por ella seguido de Zack, Edvard, Tikka y María y media centena de hombres. En cuanto puse mis pies en la muralla, bloqueé un ataque con mi espada y, de una patada, tiré a un sarraní de la muralla.

    Levanté el escudo cuando ví a un arquero apuntarme, un segundo más tarde y la flecha se hubiese clavado en mi cuerpo. Segundos despues una jabalina se clavaba en el pecho de ese arquero. Llegué al torreon desde donde se abría la puerta seguido de unos pocos hombres, en pocos minutos dimos cuenta de los sarranís allí apostados y abrimos las puertas de la ciudad.

    Mi Horda entró implacable en la ciudad, los sarraníes intentaron defender la entrada pero les resultó imposible. En pocos minutos la lucha se extendió a las calles de la ciudad, de algún lugar nació un pequeño incencio que creció descontrolado.

    Los residentes de la ciudad huían de los combates hacía el castillo, mientras los soldados trataban de ganarles tiempo. Volví de lleno al combate, mi espada rebano cuellos y se clavó en pechos incansablemente.

    Tras una hora de pelea los sarraníes tambien dieron por perdidas las calles de su ciudad y se retiraron al castillo, hasta donde les perseguimos incansablemente. Ordené traer un ariete para reventar la puerta del castillo que cayó tras varias embestidas.

    Entramos en tropel, matando todo a nuestro paso. Un joven soldado intentó hacerme frente pero me deshize de él con dos movimientos: un puñetazo primero y una estocada certera al corazón. En pocos minutos la batalla había terminado y Durquba era nuestra. O más bien sus cenizas pues el incendio había crecido de manera considerable y gran parte de la ciudad era pasto de las llamas y el resto lo sería en cuestión de minutos. Ordené evacuar la ciudad.

    Horas despues nos llegó la primera gran noticia del día: el cercano castillo de Teranma se rendía sin luchar. Sus defensores pensaron que el incencio de Durquba fue provocado por nosotros como castigo por la ferrea defensa que presentaron. Poco despues llegó la segunda: Dermat, al mando de su ejército venía a por nosotros.

    Ordené a unos soldados buscar a mis compañeros, quienes se presentaron rápidamente.

    -¿Qué sucede? -Preguntó Edvard.

    -Dermat viene a por nosotros al frente de su ejército.

    Ninguno dijo nada, todos sabían lo que significaba: la batalla más importante hasta la fecha estaba a punto de comenzar.


    _________________
    Invasión zombie, el Aar que estabas esperando:

    http://www.caballerosdecalradia.net/t2167-invasion-zombie

    dermat
    Sargento a pie
    Sargento a pie

    Mensajes : 351
    Edad : 21
    Facción : Reino de Swadia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por dermat el Sáb Nov 08, 2014 11:39 pm

    Capítulo 47

    Me dirigí con todos y cada uno de mis hombres a encontrarme con Dermat. Me lo encontré de frente a medio camino entre Shariz y Durquba.

    Mis hombres formaron siguiendo mis indiaciones de la siguiente manera: el centro lo conformaba la Horda que ahora llegaba a los 1400 hombres, detrás mi infantería profesional conformada por 500 hombres y, en la zona más retrasada de mi ejército, 400 arqueros esperaban dispuestos para machacar a mis enemigos.

    Yo formé con mis 400 caballeros al frente de todo mi ejército en una linea. Me acompañaban Tikka y María. Zack dirigía la Horda y Edvard la infantería.

    Frente a nosotros Dermat había colocado a sus hombres de forma calcada a la mía: caballería con él al frente, seguido de infanterías y un poco más atrasados los arqueros.

    No estaba dispuesto a esperar más así que alcé la mano y la bajé dando comienzo a la batalla. La caballería avanzó lentamente, seguida por el resto del ejército. La respuesta de Dermat no se hizo esperar y avanzó al mismo ritmo que nosotros.

    Pasados un centenar de metros espoleé a mi caballo y al galope fuímos al encuentro de Dermat. Ambas caballerías ibamos a toda velocidad, cuando solo quedaban unos pocos metros para chocar Dermat hizó el primer movimiento: una decena de trompetas sonaron y la caballería se dividió en dos e intentó rodear a mi caballería y atacar a mí infantería.

    Debía decidir, sabía que la Horda aguantaría perfectamente el ataque de su caballería y que tenía la oportunidad de destrozar el centro del ejército enemigo. Sin embargo, algo me hizo recapacitar en el último momento y ordené a mi caballería perseguir a la suya.

    Desenvainé y me enfrenté a mi primer enemigo, un caballero con una armadura que no tenía nada que ver con las sarraníes, "un Caballero de Calradia" pensé.

    Sin lugar a dudas, estos hombres estaban a la altura de mis expectativas y no solo la guardia personal de su general estaba bien entrenada. Este soldado me hizó sudar hasta que conseguí clavarle la espada en la garganta.

    La batalla de la caballería provocó un pasillo que ambas infanterías aprovecharon para encontrarse ferozmente. Sin embargo, la segunda parte de la estrategia de Dermat salió a la luz: unos cincuenta metros antes de chocar el ejército sarraní se abrió en varias columnas y por ellas aparecieron carros de combate cuyas ruedas tenían cuchillas que sobresalían.

    El resultado de este ataque fue devastador para mi Horda: cientos cayeron en el primer embite. Finalmente la superioridad númerica superó a los carros de combate pero yo ya había perdido 500 miembros de la Horda.

    Los infantes sarraníes se dedicaron a machacar a mi Horda, Zack estaba siendo superado por los acontecimientos: tras la carga de los carros había perdido el control de sus hombres. Control que solo pudo recuperar con la llegada de Edvard y sus hombres.

    La batalla prosiguió durante horas, infantería y caballería luchamos sin descanso contra este despiadado enemigo mientras ambos grupos de arqueros no dejaron de disparar su mortífero regalo.

    A las 5 horas la batalla terminó, ambos bandos estabamos demasiado cansados como para seguir combatiendo y habíamos perdido gran parte de nuestros soldados: de los 2300 hombres que llevé a la batalla sobrevivieron 1100 hombres, mientras que por el bando de Dermat de los 1800 hombres quedaban 700.

    Pese a contar con la ventaja númerica no me decidí a continuar el ataque por temor a que Dermat contase con refuerzos y que mis tropas, muy cansadas no pudiesen hacerles frente. Por tanto, ordené la retirada.

    Agotados y con la moral por los suelos volvimos a Durquba. Pese a que técnicamente era un empate, la realidad era que habíamos sido derrotados: Dermat consiguió impedirnos seguir avanzando y habíamos perdido más hombres que él.

    Debía cambiar la estrategía pues dudaba que pudiese aguantar otro combate directo contra tal monstruoso enemigo.


    _________________
    Invasión zombie, el Aar que estabas esperando:

    http://www.caballerosdecalradia.net/t2167-invasion-zombie

    dermat
    Sargento a pie
    Sargento a pie

    Mensajes : 351
    Edad : 21
    Facción : Reino de Swadia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por dermat el Lun Nov 10, 2014 12:00 am

    Capítulo 48

    Tras la batalla Dermat se refugió en Shariz, para rehacer su ejército y volver a plantar batalla. Sin embargo, tenía que encontrar la forma de conseguir la iniciativa y conseguir una victoria que significase la caída del resto del territorio sarraní.

    Elegí personalmente a 40 hombres, entre los que estaban Zack, Edvard, Tikka y María y nos dirigimos a Shariz. A lo largo de dos días entramos los 40 en la ciudad pues entrar el grupo completo podría llamar la atención, haciendonos pasar por refugiados.

    La ciudad estaba completamente abarrotada, los refugiados que provenían de todas partes del sultanato se concentraban en las pequeñas calles y, a las afueras, un enorme campamento daba cobijo a casi mil refugiados.

    Sin lugar a dudas la situación era perfecta. El hacinamiento provocaría que un envenenamiento de Horda se extendiera rápidamente por toda la población. Teniendo esto en cuenta, y sabiendo que tanto Dermat como sus oficiales estaban en la ciudad dí las órdenes precisas.

    En apenas unas horas se dieron lugar los primeros casos aislados de campesinos que atacaban al resto de refugiados, tanto dentro de la ciudad como el campamento. Dermat debió olerse la situación pues en pocos minutos algunos Caballeros de Calradia intentaban poner órden y encerrar a los heridos y a los enloquecidos.

    Desde la ventana de mi habitación en la taberna ví como se inció el descontrol: dos caballeros llegaron hasta donde estaban tres infectados. Sin embargo, los caballeros solo sabían de uno de ellos que estaba comiendo el cadaver de un ciudadano mientras el resto miraba asqueado, pero congelado. Los otros dos estaban recien heridos y sus heridas no estaban a la vista.

    Ambos caballeros desenvainaron sus espadas y se acercaron a paso cauteloso al infectado, que les miró fijamente y se dirigió con paso vacilante a ellos. El paso vacilante se convirtió en una carrera y terminó en un placaje que tiró a uno de los caballeros al suelo. Cuando el otro intentó socorrer a su compañero, los dos infectados restantes acabaron de convertirse y atacaron al caballero. Le mordieron en el cuello y en el costado.

    El otro infectado consiguió arañar al caballero antes de que fuese decapitado. El caballero vió las marcas de las uñas en su piel y, con un rápido movimiento se rajó el cuello.

    La situación se desmadró: la gente empezó a gritar y a correr. Los infectados se multiplicaban con rápidez impidiendo cualquier tipo de reacción militar eficaz.

    Sonreí.

    -En marcha -Dije y los cinco salimos de la habitación. Bajamos al bar, donde varios ciudadanos intentaban refugiarse. Les matamos sin compasión.

    Escondiendo nuestras espadas en nuestros ropajes, corrimos hacia el castillo, fingiendo que huíamos de los infectados. El caos llegó a tal punto que los soldados no vigilaban quien entraba al castillo, solo que no estuviese poseido.

    Eso tambien jugó a nuestro favor, pues pronto se dieron los primeros casos de infectados dentro del castillo y nosotros hicimos barricadas en las entradas al patio de armas para impedir la llegada de refuerzos y en pocos minutos los pocos soldados y los cientos de ciudadanos del patio habían muerto.

    Varios arqueros sarraníes tomaron posición desde las murallas y torres y dispararon hacia el interior. Desmontamos nuestras propias barricadas y entramos al palacete. Desenvainamos y encabezamos la carga contra los soldados del interior.

    Mi espada probó la carne una y otra vez. Sin compasión para cualquiera que se pusiese en mi camino.

    Tras destrozar esta resistencia el palacete estaba abierto a nosotros y nos pusimos a buscar a Dermat. Nos lo encontramos practicamente de bruces, no puedo decir que se sorprendiese al vernos. Supongo que se lo imaginaba.

    Un par de soldados de su guardia personal nos cerraron el paso mientras Dermat y sus oficiales salían corriendo, huyendo. Me sentí decepcionado, pensé que pelearíamos y nos jugaríamos nuestras vidas por el sultanato. Pero supongo que Dermat prefiere perder el sultanato y poder luchar otro día.

    Cuando derrotamos a los dos soldados ya no había ni rastro de Dermat y los suyos. Solté un par de maldiciones. No podía buscarlos con Edvard y compañía y no valía la pena enviar a la Horda a por ellos.

    Tres días más tarde el Sultan era apresado y decapitado mientras intentaba huir en barco en un puerto privado a mitad de camino de las aldeas de Jamiche  y Hawaha. Por fín el Sultanato Sarraní había caido ante nosotros.


    _________________
    Invasión zombie, el Aar que estabas esperando:

    http://www.caballerosdecalradia.net/t2167-invasion-zombie

    Prodigy
    Caballero de la Orden
    Caballero de la Orden

    : : Just in case they come creepy
    Mensajes : 2519
    Edad : 18
    Facción : AFK Army

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por Prodigy el Lun Nov 10, 2014 12:43 am

    Me encanta porque te referís en tercera persona vos.
    "Prodigy lee"
    Va bien la historia Dermat.


    _________________
    ''Un hombre bueno puede ser idiota, pero un hombre malo tiene que ser inteligente''-Leonardo Davinci

    "Intuyo que el placer que da gobernar es muy grande, puesto que todos quieren lograrlo".- Voltaire


    Never gonna give up

    dermat
    Sargento a pie
    Sargento a pie

    Mensajes : 351
    Edad : 21
    Facción : Reino de Swadia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por dermat el Mar Nov 11, 2014 12:09 am

    Capítulo 49

    Tras la conquista de Shariz reorganicé a mi ejército. Pasé varios días colocando guarniciones, mandando mensajes a comandantes y preparando la campaña que iba a empezar.

    Dermat tardó 6 días en ejecutar su venganza: emboscó, derrotó y ejecutó a Drusser. Cuyo cuerpo envió a Shariz. Al ver el cuerpo de mi antiguo mentor sentí una mezcla de frustración, impotencia, dolor y rabia.

    Ordené preparar una escolta y llevamos el cuerpo al cuartel general. Galahad y Panther, ya avisados, nos esperaban en la entrada. Desde allí partimos a la Montaña.

    Dentro del suntuoso palacio fuimos a un lugar apartado y reservado, que no había visitado la primera vez que fui. Allí enterramos a Drusser con todos los honores en una ceremonia rápida y privada.

    Galahad se acercó a Panther y a mí.

    -Ha llegado el momento de despertar a Necross, a mi hermano Delta y a mi madre, Queen.

    Bajamos a la sala de los ataudes. Panther y yo nos quedamos a una distancia prudencial mientras Galahad se ponía manos a la obra. Con un gran respeto y una emoción palpable abrió el ataud de su hermano.

    Miró el cuerpo de su hermano unos segundos y, con lágrimas en los ojos, le pegó un puñetazo en toda la cara. Abrí mucho los ojos.

    -Te la has ganado, cabrón -Del ataud salieron unas manos que cogieron la cabeza que Galahad y la estampó contra el borde del ataud.

    -Te has despertado, hermano.

    -Podrías haber sido más amable. Llevo siglos durmiendo.

    Sorprendido por ese reencuentro tan violento ví como Galahad ayudó a su hermano a levantarse. Cuando salió del ataud ambos abrieron el ataud de su madre a la que despertaron con más dulzura. Luego, entre los tres, activaron el ataud de Necross, que con un gran ruido se abrió y dejo ver al hombre que había dentro.

    Pasaron unos segundos y no pasó nada, finalmente, se abrieron los ojos de Necross.


    _________________
    Invasión zombie, el Aar que estabas esperando:

    http://www.caballerosdecalradia.net/t2167-invasion-zombie

    dermat
    Sargento a pie
    Sargento a pie

    Mensajes : 351
    Edad : 21
    Facción : Reino de Swadia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por dermat el Mar Nov 11, 2014 11:31 pm

    Capítulo 50

    Sin lugar a dudas era una imagen impresionante. Panther y yo sentíamos que sobrabamos en esa escena: Galahad acompañado por su hermano, Delta, su madre Queen y su padre, el poderoso Necross.

    Si Galahad era alto, su hermano y padre le sacaban una cabeza. Delta era desgarbado, mientras que Necross era corpulento. De todos la que tenía el brillo astuto en la mirada era la mujer, Queen.

    Cuando Necross posó su mirada en nosotros, rápidamente hincamos la rodilla en tierra.

    -¿Son tus oficiales de mayor confianza? -Preguntó Necross.

    -Si, padre -Contestó Galahad.

    -Supongo que se habrán ganado su puesto con hazañas en la guerra -Dijo Delta.

    -Así es. Ambos han demostrado ser hombres valientes.

    Necross nos volvió a mirar. Centró su atención en Panther.

    -¿Cuantos años tienes? -Le dijo a mi maestro.

    -Tengo 325 años, mi señor -Contestó Panther, visiblemente nervioso.

    -¿Hace cuanto que comenzó la guerra? -Preguntó Delta.

    -Alrededor de un año -Contestó Galahad.

    -Entonces supongo que esos traidores no saben quien esta detrás de esta rebelión.

    -Sí lo saben -Dijo Galahad.

    -Si que has sido descuidado hijo -Dijo Queen. Tomando parte en la conversación por vez primera- ¿Cómo lo descubrieron?

    -Durante la primera guerra. Nos enfrentamos a un grupo de grandes generales que fueron capaces de unir las piezas y descubrirnos.

    -¿Primera? -Dijo Necross sorprendido- ¿En cuantas guerras has luchado desde que dormimos?

    -Esta es la segunda -Dijo Galahad. Por primera vez desde que le conocía parecía preocupado.

    -¿Fuiste derrotado? -En la voz de Necross había un tono peligroso.

    Por primera vez en mi vida sentí lo que era el miedo, áquel hombre no aceptaría algo como la derrota tan facilmente. Pese a que no había tomado parte yo en esa guerra podría ser castigado por pertenecer al Estado Mayor de su hijo. Sin embargo, Galahad no se amedrentó, le miró fijamente y contestó con toda la altanería que pudo:

    -Justo como vos, padre.

    Necross, Delta y Queen estallaron en carcajadas.

    Necross abrazó a su hijo.

    -Me alegra verte -Dijo el Señor de Mancer- Contadme como es la situación.

    -Bien, padre -Contestó Galahad- Dixben, tú has sido nuestro principal general en esta guerra, te corresponde el honor de informar.

    -La guerra ha sido dura, mi señor. Pero puedo decir que el resultado es favorable. Pese a la oposición de los reinos y de los Caballeros de Calradía hemos conseguido tomar casi todo el territorio y solo nos queda el Reino de Swadia.

    -¿Caballeros de Calradia? -Preguntó Delta- ¿Quienes son?

    -Son una órden de caballería que tuvieron sus inicios en la guerra en la que nuestro padre se reveló contra el advenedizo del emperador. Desde el fin de la guerra estuvieron alerta, vigilantes. Su presencia fue la que decantó la balanza del lado de los traidores en la última guerra.

    -¿Quién los lidera? -Preguntó Queen.

    Galahad miró a Panther, quién un poco cortado contestó.

    -Mi hermano Dermat -Dijo Panther y los tres miraron entre sorprendidos y enfadados.

    -¿¡Cómo es que su hermano lidera a nuestros principales enemigos!? -Preguntó furioso Necross. Galahad se apresuró a tranquilizarle.

    -Dermat, el hermano de Panther, ascendió en el Reino del Norte cuando Panther desapareció en una guerra con Swadia. Más tarde cuando había alcanzado un grado de importancia en el ejército de los traidores descubrió que Panther era una de las personas detrás de la reabelión, fue ser derrotado por su hermano y dado por muerto, se unió a los Caballeros de Calradia. Se profesan un gran odio y ambos han intentado matarse más de una vez. Panther es de confianza, pongo mi vida en esa afirmación.

    -Con eso a mi me vale -Dijo Delta.

    -¿Entonces nuestros enemigos son el Reino de Swadia y los Caballeros de Calradia? -Preguntó Necross.

    -Sí, el Reino de Swadia es más fuerte que nunca mientras que la órden no pasa por su mejor momento: Silent, uno de los hombres de mayor confianza de Dermat ha muerto recientemente a manos de Dixben y gran parte de sus caballeros han caido luchando. Sin embargo, Dermat y su compañera y esposa Aurora no se han rendido y lucharan hasta el final -Contestó Galahad.

    -Ahora que he vuelto es hora de demostrar a ese reyezuelo y a sus caballeros lo que es el terror-Dijo Necross.


    _________________
    Invasión zombie, el Aar que estabas esperando:

    http://www.caballerosdecalradia.net/t2167-invasion-zombie

    dermat
    Sargento a pie
    Sargento a pie

    Mensajes : 351
    Edad : 21
    Facción : Reino de Swadia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por dermat el Miér Nov 12, 2014 11:50 pm

    Capítulo 51

    Los siguientes días fueron agotadores. El palacio de la familia de Necross volvió a ser la capital del reino, por lo tanto llamé a mis hermanos de armas: María, Tikka, Zack y Edvard, quienes llegaron en un día pues forzaron la marcha, Necross estuvo interesado en conocer la historia de nuestras campañas a través  mis hombres de mayor confianza quienes le contaron las hazañas en las que habían participado, sus experiencias en Mancer y sus opiniones sobre la guerra. Cuando terminaron, mi nuevo señor sonrió complacido y me hizo saber su satisfacción por como había llevado a cabo mis misiones.

    Necross quiso estar al tanto de todos y cado uno de los aspectos de su nuevo reino: economía, comercio, ejército y política.

    Los rangos del ejército cambiaron por órden de Necross: él, en su rango de Rey era el líder del ejército, después en la cadena iba su hijo mayor, Delta, bajo el título de Mariscal de Campo. Galahad y su madre eran los siguientes, cada uno ostentaba el rango de General Jefe. Panther y yo recibimos cada uno el título de General.

    Tras varios días de discusiones entre Necross y sus hijos se aceptó el siguiente plan de acción:

    -Panther y Queen atacarían Dhirim, el primero partiría desde Halmar y la reina desde Reyvadin.

    -Delta y Galahad atacarían Uxkhal.

    -Yo colocaría un ejército para incomunicar Praven y Suno con el resto de Swadia. Mis órdenes eran mantenerme a la defensiva mientras mis aliados conquistaban sus respectivos objetivos.

    -Necross pondría su ejército entre castillo de Culmarr y el de Maras. Su objetivo era sencillo: vigilar el flanco para impedir que los swadianos lancen un ataque que pueda cercar a sus hijos o ponga en peligro al territorio Rodhook.

    Para ello movilizamos a todos los hombres y mujeres en edad de combatir. Traímos tantos caballos como encontramos y tantos suministros como pudimos obtener. En total el ejército de Mancer se componía de 5000 hombres, de los cuales 1600 eran caballeros. De los 3400 restantes 2400 eran infantes y 1000 arqueros. Tambien creamos armas de asedio: 70 catapultas, 20 arietes, 30 escalas y 9 torres de asedio.

    Tambien preparamos viveres para casi un mes de campaña. Saqueamos las campiñas y aldeas, los mercados de nuestras ciudades quedaron practicamente vacios. Para transportar todo lo necesario se usarían casí dos mil animales de carga.

    La comunicación entre los ejércitos se haría mientras palomas mensajeras en mensajes codíficados, las claves solo las conocíamos Necross, Delta, Queen, Galahad, Panther y yo. Cuando estuviesemos suficientemente cerca la comunicación la llevaríamos a cabo mediante nuestros pendones y estandartes.

    Era una operación logística sin precedentes en la historia de Calradia.

    Tras dar las últimas órdenes a mi ejército me retiré a descansar con la compañía de María. Al amanecer partimos todos a nuestros destinos.

    La última campaña estaba a punto de comenzar.


    _________________
    Invasión zombie, el Aar que estabas esperando:

    http://www.caballerosdecalradia.net/t2167-invasion-zombie

    dermat
    Sargento a pie
    Sargento a pie

    Mensajes : 351
    Edad : 21
    Facción : Reino de Swadia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por dermat el Dom Nov 16, 2014 12:15 am

    Capítulo 52

    Por fín el momento de la verdad había empezado. Cada uno partió a cumplir su misión. Tras día y medio de marcha llegué a mi posición y comencé los planes de defensa.

    Mi ejército estaba compuesto por  1500 hombres, los dividí en 2 grupos. El primero con 700 hombres lo mandaba yo personalmente. Tomé como punto fuerte la aldea de Ibiran, cuyos aldeanos fueron integrados en la Horda y extendí mi linea defensiva de bosque a bosque.

    El segundó de 800 hombres lo mandaba Zack, le dí la órden de asegurar la aldea de Tahberl y, al igual que yo, fortificar la zona para impedir que ningún ejército swadiano la atravesase.

    Inicié la transformación de la zona, mis hombres trabajaron sin descanso siguiendo mis órdenes: fortificaron la aldea con murallas y torres de madera, en el resto de la linea se crearon empalizadas y se clavaron estacas para parar a la caballería swadiana.

    Dos días más tarde la preparación de la linea había termiando y llegaron las palomas de los respectivos ejércitos diciendo que habían empezado el asedio a sus respectivas ciudades, también me deseaban suerte conteniendo al ejército swadiano mientras ellos conquistaban las ciudades. Les contesté agradeciendo su preocupación y deseándoles la mejor de las suertes.

    Tambien llegó un mensaje de Zack comunicando que ya estaba todo preparado para defender su zona.

    Sabía perfectamente que los acontecimientos estaban tomando un camino cuyo destino era incierto. Solo conocía la sangre y la destrucción que conllevan esta guerra. Tenía claro que daba igual que bando ganase la guerra, Calradia nunca sería igual.

    PALACIO DE PRAVEN.

    Un mensajero llegó hasta la Sala del Rey, donde el joven monarca de Swadia le esperaba impaciente. El hombre se arrodilló ante su Rey.

    Mi señor, Dhirim y Uxkhal están bajo asedio. Tambíen tres ejércitos de Mancer: uno entre el castillo de Maras y el de Culmarr, otro en Ibiran y un tercero en Tahberl se encuentran a la defensiva intentando que no podamos socorrer nuestras ciudades.

    El Rey miró durante unos segundos al mensajero, mientras sopesaba la situación.

    -¿Cuantos hombres son en total? -Preguntó el Rey.

    -Alrededor de 5000, pero no estamos seguros -Contestó el mensajero.

    -Ya puedes marcharte -Dijo el Rey- Serás recompensado por tus servicios.

    -Majestad -Dijo el mensajero y se marchó.

    El monarca salió al balcón de la Sala del Rey y miró el puerto. Donde su poderosa flota estaba anclada por falta de hombres ya que había órdenado que se integrasen al ejército de tierra.

    Prisma se le acercó.

    -¿Qué piensas hacer majestad? -Dijo ella preocupada por que el Rey no dijese nada, solía ser más activo y decidido- ¿O teneís miedo de ellos?

    -Respeto, Prisma, respeto -Dijo el Monarca mirándola- No podemos olvidar que ellos han vencido a tu cuñado.

    Prisma resopló. La noticia de la derrota de Dermat había sido un duro golpe para la moral de todos y los soldados estaban inquietos. Prisma no dijo nada y el Rey volvió a mirar al mar. Tras unos minutos sin decir nada miró a Prisma sonriendo y entró como un vendabal en la Sala del Rey.

    -¡Qué partan nuestras barcos más rápidos! -Dijo el Rey- Es hora de llamar a nuestros aliados.

    Prisma se sorprendió al oir eso.

    -¿Aliados? -Dijo confundida- ¿Qué aliados?

    El Rey volvió a sonreir.

    -Has estado dormida mucho tiempo. En estos años nuestro reino se ha hecho un nombre más allá del mar, tenemos poderosos aliados que vendrán sin dudar a ayudarnos.

    Una hora después tres barcos partían en tres direcciones distintas. La salvación de Swadia estaba en aquellos barcos. El Rey los vió partir desde el balcon.

    Por fuera parecía confiado y seguro de sí mismo, sin embargo, un gran temor dominaba su corazón. Temor por sus ciudadanos, sus soldados y su familia. No era un Rey guerrero, pero lucharía por su pais hasta el último aliento.

    -------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

    Los siguientes episodios no serán lineales. Relatarán las batallas de Dhirim y Uxkhall que transcurren a la vez.


    _________________
    Invasión zombie, el Aar que estabas esperando:

    http://www.caballerosdecalradia.net/t2167-invasion-zombie

    Rerg15
    Espadachín
    Espadachín

    Mensajes : 341
    Edad : 19
    Facción : Imperio de Calradia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por Rerg15 el Dom Nov 16, 2014 4:25 pm

    Siempre existen sorpresas


    _________________

    Guerrero del Hird
    Espadachín
    Espadachín

    Mensajes : 221
    Facción : Kongeriget Danmark

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por Guerrero del Hird el Lun Nov 17, 2014 6:01 pm

    Va a ser interesante ver de donde vendrá la ayuda. Se me hace curioso el que Dermat respete a Dixben con las atrocidades que comete.


    _________________
    Spoiler:



    Contenido patrocinado

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 7:47 am


      Fecha y hora actual: Sáb Dic 03, 2016 7:47 am