Emperador Zombi.

    Comparte

    Rerg15
    Espadachín
    Espadachín

    Mensajes : 341
    Edad : 19
    Facción : Imperio de Calradia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por Rerg15 el Sáb Ago 30, 2014 11:31 pm

    Impresionante


    _________________

    dermat
    Sargento a pie
    Sargento a pie

    Mensajes : 353
    Edad : 21
    Facción : Reino de Swadia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por dermat el Dom Ago 31, 2014 11:22 pm

    Capítulo 19 La Guerra Interminable.

    Volvimos a Thir a marchas forzadas. La gran mayoría de mis hombres estaban con la moral por las nubes debido a nuestra victoria sobre los piratas sin embargo tanto yo como mis principales confidentes y aliados estábamos bastante preocupados pues una sombra inesperada se cernía sobre nosotros.
    El más afectado parecía ser Panther, pues la visión de su ancestral enemigo le había puesto muy susceptible y nervioso.

    Tan pronto como llegamos a Thir redacté una carta para Galahad y le dí al mensajero un único mensaje de dos palabras: "muy urgente"

    El mensajero salió al galope de la ciudad y me dirigí ha hablar con Panther.

    -¿Estas bien? -Pregunté con sinceridad. Este hombre había sido mi principal soporte estos años y temía que se descomponiese.

    -Lo estoy. Haciéndome a la idea -Contestó intentando parecer normal, sin embargo había algo en su voz que me ponía en alerta. Como si esperara que en cualquier momento Dermat y un ejército atacaran la ciudad.

    Me acerqué a él y le puse una mano en el hombro.

    -Da igual lo que nos echen encima, los derrotaremos -Dije aparentando una confianza que perdía por momentos.

    Panther me sonrió y decidí que no podía presionar mas. Me fuí a la habitación y dormí muy mal, pues primera vez en casi un año tuve pesadillas del día que me echaron de la aldea.

    Comencé a entrenar a Tikka a la mañana siguiente. Tras unas carreras para calentar la reté a un pequeño duelo para ver su nivel. Me decepcionó un poco, tenía velocidad pero no sabía usarla a su favor. Sus ataques no tenían sentido y su juego de pies prácticamente no existía. En este momento comprendí como se sintió Panther cuando me empezó a entrenar.

    Durante casi una hora intercambiamos golpes hasta que Tikka estaba demasiado cansada como para seguir, lo reciente de su herida junto con su nefasta resistencia hacían imposible un entrenamiento prolongado. Sin embargo, había demostrado se capaz de mantenerse en pie solo con el orgullo.
    Un explorador entró al galope en la ciudad para informarnos del otro problema, que prácticamente habíamos olvidado tras la aparición de Dermat y el resto. El ejército Vaegir ha partido hacia aquí, unos 600 hombres bien entrenados y armados. Laziel había partido al castillo de Ismirala, en la antigua frontera para ponerse al frente del ejército cuando este llegase.

    Como todavía faltaba una semana para que alcanzase Ismirala decidí esperar 5 días antes de partir, para esperar alguna orden de Galahad.

    Pasaron 4 de los 5 días cuando el propio Galahad en persona se presentó en Thir. Acompañado por una escolta nos preguntó por Dermat y su grupo.

    -Los vimos tras derrotar a los piratas en la Batalla del Valle. Dermat, Aurora, Prisma y Silent, eran ellos sin duda -Contestó Panther.

    Galahad se mordió las uñas, nunca le había visto nervioso.

    -Es una situación que nunca esperaría. Esto implica que hemos perdido cualquier tipo de sorpresa y que saben que las rebeliones son cosa nuestra.

    -Exacto -Dije encontrando valentía para intervenir.

    Galahad se cayó unos segundos.

    -¿Sabemos donde están? -Preguntó Galahad tras meditarlo.

    -No -Contesté- He enviado a varios exploradores y espias en su busca. Pero no han conseguido ningún tipo de resultado. Se los ha tragado la tierra.

    Panther miró a Galahad sombrío.

    -No volverán a aparecer hasta que ellos quieran y lo harán con un ejército impresionante.

    Galahad sonrió malvadamente.

    -Entonces haremos que salgan de su escondite y nos planten cara.

    -¿Cómo lo haremos? -Pregunté con la adrenalina tomando el control de mi cuerpo.

    -Arrasando Calradia hasta los cimientos. Provocaremos un fuego que se extenderá por toda Calradia y que les obligue a luchar.


    _________________
    Invasión zombie, el Aar que estabas esperando:

    http://www.caballerosdecalradia.net/t2167-invasion-zombie

    dermat
    Sargento a pie
    Sargento a pie

    Mensajes : 353
    Edad : 21
    Facción : Reino de Swadia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por dermat el Vie Sep 05, 2014 12:07 am

    Capítulo 20 Decisión.

    Galahad se marchó poco después, tenía que dirigir una guerra contra un temible enemigo. Antes los acontecimientos decidió que no hacía falta seguir escondiendo nuestros verdaderos propósitos y, desde entonces, descubrimos nuestras enseñas y banderas. El símbolo de Mancer volvía a ondear al viento.
    Mi entrenamiento con Tikka se fue haciendo más y más intenso. La chica aprendía con rapidez y demostraba ser astuta y valiente, si bien le faltaba mucho que aprender en poco tiempo podría estar a mi nivel.

    A la semana, mis hombres estaban descansados y habían llegado los últimos refuerzos, 100 hombres de Mancer. En ese momento, mis ejército había aumentado debido a los hombres de Mancer, la Horda y simpatizantes deseosos de derrocar al viejo régimen con el que no se sentían identificados. Por ello, mis 18 hombres del inicio se habían visto aumentados a casi 300.

    Con dicho ejército lanzé una campaña de conquista: Primero para asegurar Thir tomé los castillos de Hrus y de Jebelgi. Después avancé hacia Sargoth conquistando en el camino Curin. Mi ejército había aumentado a 450 hombres. Tras la conquista de Curin un ejército Vaegir me cerró el camino cerca de Kwynn pero le derroté y avancé hacía Sargoth.

    Decidí no esperar mucho más tiempo, pues la campaña llevaba ya unos 2 meses y temía el momento en que nuestras provisiones se agotasen pues ya había saqueado las aldeas de los alrededores.
    Me puse al frente de mis hombres y cargué contra las murallas de la antaño suntuosa capital del Norte. Los hombres apostados en las almenas y las murallas las defendieron valientemente y no pude romper la defensa a pesar de los tres ataques que realicé contra ellas.

    La situación se volvía poco a poco insostenible: había perdido a casi la mitad de mis hombres en los ataques contra la ciudad y a duras penas podían cercar completamente a la ciudad. Me llegó la noticia de que varios soldados del exterior se habían colado por hueco del cerco que no estaban vigilados para avisar a los defensores de algo.

    Unas horas después algunos de mis exploradores me avisaron de la noticia que tanto temía, el Reino Vaegir lo iba a dar todo para defender la ciudad. Casi 2000 hombres se abalanzarían sobre nosotros en cuestión de una hora.

    Rápidamente ordeno levantar el asedio a Sargoth pues con mis extenuadas tropas no puedo hacer una lucha en dos frentes contra tal enemigo. Nos ponemos en marcha en dirección al castillo de Curin. Durante varias horas conseguimos mantenernos a cierta distancia del ejército Vaegir pero cuando llegamos al rió que separa Kwynn y Curin del resto del Norte nos encontramos con una sorpresa desagradable: habían destruido el puente.

    Ordenó a Zack, Edvard y Tikka marcharse con casi todos los hombres y cruzar el rio, despacio y con cautela mientras yo con 20 soldados detengo a los Vaegires todo el tiempo posible.

    Mis hombres empiezan a cruzar lentamente el rio. Los nervios se apoderan poco a poco de mí mientras los minutos transcurren, eternamente lentos. La mitad habían cruzado cuando a lo lejos se ven las enseñas Vaegires y los cuernos Vaegires resuenan en la distancia. Mi caballo se mantiene firme ante tal estruendo provocando en mí una sensación de admiración y orgullo.

    Finalmente todos mis hombres han cruzado y Tikka, Edvard y Zack me miran desde la otra orilla del rio antes de darme la espalda y partir hacia Curin.

    Los 2000 hombres de Vaegir forman incrédulos al vernos preparados para presentar batalla a la orilla del rio. El comandante envía contra nosotros unos 300 caballeros Vaegires, sus monturas levantan una espesa polvareda a su paso y yo ordeno a mis propios caballeros seguirme a la muerte.

    Chocamos con ellos y la batalla fue la más rápida, cruel y desesperada que nunca había luchado. Fuimos separados y nos enfrentamos a uno contra varios enemigos a la vez. Siento decir que no pude ni herir a uno antes de caer inconsciente, derrotado y herido.

    Cuando desperté las llanuras Nórdicas habían sustituido por las mazmorras de un castillo. Un hombre me miraba desde fuera de la celda. Me levanté y tambaleante me acerqué a donde estaba. Le reconocí cuando se acercó a mi y entró completamente en mi campo visual: Dermat.

    -Tu campaña fue rápida y perfecta hasta Sargoth. Cualquier otro general se hubiese dado la vuelta al fracasar en el segundo intento y habiendo perdido casi la mitad de tus hombres. Sin embargo, tu orgullo te cegó y eso fue tu perdición -Dijo como el maestro que enseña a un alumno aventajado.

    -Haber tomado Sargoth habría puesto en peligro todo el Norte -Contesté sin dejarme amilanar.

    -Contabas con un ejército de 500 hombres. Aunque hubieses tomado Sargoth al primer intento habrías perdido a bastantes de tus soldados al luchar casa por casa y en el castillo. No podrías haber mantenido Sargoth y probablemente te hubiésemos perseguido hasta Thir. Sin embargo, tú orgullo me ha facilitado el trabajo.

    -Me alegro haberte sido de utilidad -Contesté irónico.

    -No estarás solo mucho tiempo. Pronto partiremos hacia Thir y la conquistaremos. Edvard, Zack, Tikka y Maria pronto te acompañaran. Tus hombres no tienen nada que hacer sin tí para dirigirlos.

    Sonreí.

    -Entonces será más interesante derrotarte -Contesté desafiándole, sin saber muy bien que haría a continuación.

    Dermat sonrió.

    -Esperaré con ansias tu movimiento. Ojalá no me defraude. -Dijo sonriendo y se fué, dejandome solo en la celda.


    _________________
    Invasión zombie, el Aar que estabas esperando:

    http://www.caballerosdecalradia.net/t2167-invasion-zombie

    dermat
    Sargento a pie
    Sargento a pie

    Mensajes : 353
    Edad : 21
    Facción : Reino de Swadia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por dermat el Jue Sep 11, 2014 12:03 am

    Capítulo 21 Huida.

    Debía actuar rápido. Cada minuto que pasaba acercaba más la derrota de mi ejército. Los barrotes eran firmes y estaban en buen estado, no podría romperlos. Me sentía como un animal enjaulado, iba de un lado a otro de la celda intentando poner en orden mi mente, buscando una manera de escapar. Un plan tras otro se amontonaban en mi mente, cada uno más surrealista que el anterior.

    Finalmente, me dí por vencido. No había manera de salir de allí sin ayuda desde el exterior. Lo tenia jodido, bien jodido.

    Los minutos dieron pasos a las horas. El sol cedió su sitio a la luna. Hacía la medianoche todo empezó: una sombra se coló en los calabozos, matando al guardia antes de que diese la alarma. Le quitó las llaves de su cadáver y me abrió la celda. La persona me hizo señas para que la siguiese.

    A buen paso salimos del calabozo. Me encontré un reguero de cadáveres a mis pies, mi salvador no se había preocupado en esconder los cadáveres y pronto nos encontrarían. Corrimos a las almenas del castillo y descendimos por una cuerda. Subimos a los caballos y las campanas del castillo empezaron a sonar. Sabía que había huido.

    Ambos espoleamos al máximo a los caballos y salimos al galope. Las puertas del castillo se abrieron y varios caballeros salieron para perseguirnos. Mi salvador me tendió una espada y nos dimos la vuelta para enfrentarnos a nuestros perseguidores.

    Eran 10 y la batalla fue corta y muy sangrienta. Con rápidos movimientos de la espada, le corté el pecho a tres caballeros, uno detrás de otro. Mi compañero había asesinado a otros dos y se había enzarzado en un duelo de espadas con el tercero. Maté a otros dos y finalmente mi compañero mató a su rival. El último caballero intentó huir al castillo, pero un cuchillo se clavó en su espalda haciendole caer del caballo.

    Sin más perseguidores pusimos rumbo a Thir. Mi salvador había dejado su cabeza al aire y un pelo rojizo ondeó al viento. Sonreí.

    -O eres valiente o estas loca -La dije.

    -Un poco de ambas -Sonrió- Tu vida por la mía.

    Soltamos carcajadas y poco tiempo después llegamos a Thir. Según entre por la puerta y bajé del caballo, en ese momento unos brazos me envolvieron y prácticamente me ahogaron. La persona que me abrazaba era Maria y estaba histérica.

    -¡Creí que te habían matado! -Dijo chillando.

    -Lo habrían hecho, tarde o temprano. Pero estoy a salvo, gracias a ella -Dije señalando a Tikka. Ambas chicas se miraron.

    -Gracias por salvarlo -La dijo Maria, Tikka asintió- No vuelvas ha hacerte el héroe -Dijo mirándome fijamente.

    Después Edvard y Zack se me acercaron y me abrazaron efusivamente. Tras el reencuentro tuvimos la reunión para intentar solventar el problema. La conclusión fue clara: habíamos perdido la iniciativa, aguantaríamos en Thir.

    MÁS TARDE ESA MISMA NOCHE. CERCA DEL AMANECER.

    APOSENTOS DE TIKKA.

    Llamaron a la puerta de los aposentos y Tikka permitió la entrada del visitante. Se sorprendió al ver a Maria.

    -Buenas noches -Dijo Maria.

    -Buenas noches -Dijo Tikka- ¿En qué puedo ayudarte?

    Maria parecía nerviosa, muy nerviosa. Por fin encontró la valentía para soltar lo que tenía que decir.
    -Quiero que me enseñes a pelear -Dijo Maria mirando a los ojos a Tikka.

    Tikka se rió. Pero cuando vió que iba en serio.

    -¿Porqué? -Preguntó Tikka- No lo necesitas.

    -No quiero volver a sentir la impotencia de no poder hacer nada. Edvard y Zack dirigieron a los soldados mientras tú, sola fuiste a por Dixben y lo sacaste -La voz de Maria se iba quebrando por momentos.

    Tikka sonrió.

    -Interesante. Muy bien, te entrenaré. Pero mantenlo en secreto.

    -Lo haré.

    TIENDA DE CAMPAÑA DE DERMAT.

    -!Señor¡ -Dijo un soldado entrando de forma repentina en la tienda.

    -¿Qué sucede? -Preguntó Dermat, somnoliento.

    -Dixben ha escapado. Esta en Thir al frente de sus hombres.

    Dermat sonrió como un lobo.

    -Perfecto. Despierta a los hombres, nos ponemos en marcha a Thir. Acabemos con esta rebelión.


    _________________
    Invasión zombie, el Aar que estabas esperando:

    http://www.caballerosdecalradia.net/t2167-invasion-zombie

    Rerg15
    Espadachín
    Espadachín

    Mensajes : 341
    Edad : 19
    Facción : Imperio de Calradia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por Rerg15 el Jue Sep 11, 2014 12:42 am

    Woouuhh!!, se acerca la batalla por Thir


    _________________

    dermat
    Sargento a pie
    Sargento a pie

    Mensajes : 353
    Edad : 21
    Facción : Reino de Swadia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por dermat el Dom Sep 14, 2014 12:15 am

    Este capítulo puede afectar a su sensibilidad, léanlo bajo su propia responsabilidad. En ningún caso defiendo o apoyo lo que hace el protagonista a lo largo del capítulo, simplemente es parte de la trama.

    Capítulo 22 Niños.

    Mientras Dermat dirigía a su ejército a Thir, yo hacía lo propio con sus hombres. Mientras la guarnición se afanaba en fortificar la ciudad con los pocos efectivos que disponía, en la Sala de Guerra mi estado mayor y yo (Zack, Edvard y Tikka) discutíamos la estrategia.

    -No tenemos hombres suficientes para llevar a cabo una defensa prolongada. Incluso para cubrir toda la muralla -Dijo Edvard con tono de preocupación que no paso desapercibido.

    -Alista a todo hombre y mujer capaz de pelear -Dije -Haz correr el rumor de que son declarados traidores y que si la ciudad cae serán ejecutados.

    -¿Qué hacemos si se descubre la mentira? -Dijo Tikka.

    -Si la mentira se descubre estaremos muertos, lo cual es muy probable si no tenemos voluntarios entre la gente de la ciudad -Dije decaído.

    -¿Qué hacemos con la Horda? -Dijo Zack.

    -Quiero a los miembros de la Horda repartidos en las calles y las torres. Si el enemigo consigue asaltar la muralla atacarán desde las torres donde estarán escondidos provocando la confusión en el enemigo.

    -¿Tenemos algún plan preparado por si el enemigo toma las murallas? -Preguntó Edvard.

    Los miré a todos uno por uno. Sonreí cansado.

    -Morir luchando.

    Todos me devolvieron la mirada antes de devolverme la sonrisa.

    -Entonces deberemos hacerles pagar un alto precio por nuestra vida -Contestó Zack.

    Durante las dos siguientes horas Edvard intentaba convencer a la población para que se uniese a nuestro ejército como voluntarios. Zack ponía orden a duras penas entre la Horda y los colocaba donde le ordené. Tikka y Maria entrenaban.

    Maria a duras penas aguantaba el ritmo que Tikka le imponía pero lo aguantaba con determinación y terquedad.

    Edvard se me acercó.

    -De las casi 500 personas que hay en la ciudad unas 300 han decidido unirse a nosotros. ¿Qué hacemos con el resto?

    -Si hay familias, separa a los niños y niñas de entre ocho y catorce años de sus padres. Al resto, sácales en pequeños grupos de la ciudad y mátalos sin importar género o edad.

    -¿Qué hago con los niños? -Preguntó Edvard.

    -Inyéctales el veneno.

    Edvard me miró sorprendido.

    -¿Estas seguro de esto? -Preguntó frunciendo el entrecejo.

    -No. Pero nuestra situación no nos permite ser considerados. Debemos usar todo lo que esta en nuestras manos para poder vencer.

    Edvard suspiró y asintió. Cuando se marchó puso en marcha lo que se conocería de ahora en adelante como la "El Sacrificio de Thir".

    Durante los dos próximos días la ciudad se puso en marcha y los voluntarios recibieron un entrenamiento básico y la ciudad se puso a punto para resistir el cerco al que pronto se vería sometida.

    Al anochecer, alumbrados por los últimos rayos de sol apareció el ejército al mano de Dermat. Una enorme masa de hombres se acercaba a paso lento y seguro hacia la ciudad. Por toda la ciudad se dió la alarma y los soldados y voluntarios corrieron a sus puestos. La horda rugía impaciente por probar la sangre del enemigo.

    Subí a la torre más alta acompañado por mis amigos y compañeros.

    -Llego el momento -Dije al ver al ejército enemigo acampado frente a la ciudad.

    -Usarán la noche para construir escaleras con las que atacar nuestras murallas. -Dijo Zack- Nos costará mucho contener un ataque general.

    -Por ello no podemos dejarles campar a sus anchas -Contesté decidido- En una hora, manda a los niños.

    -Entendido -Dijo Zack.

    Zack dió las ordenes pertinentes y volvió a la torre. Con la presión aumentando por momentos pasamos la hora mirando a un ejército progresivamente tapado por una cada vez mas cerrada noche. Finalmente, las puertas se abrieron y un centenar de niños se dirigieron a nuestros enemigos.

    CAMPAMENTO DE LOS ASEDIADORES.

    Dermat no había dado ninguna orden todavía, pero no le hacia falta. Sus hombres bien entrenados y con gran experiencia sabían lo que tenía que hacer. De repente, la quietud y silencio dominante fue roto por un grito:

    -¡Niños! -Gritó un centinela. A cuya voz se unieron las del resto.

    Dermat cogió su espada y salió de su tienda. Vió como un centenar de niños emergían de la noche para acercarse a paso vacilante hacia ellos. Los hombres dudaban sobre acogerles o no.

    Dermat desenvainó su espada y con gran frialdad se acercó al primero. Le clavó la espada en el estomago y aun así empezó a rugir y convulsionarse. Luego giró sobre si mismo y de un golpe certero al sitio indicado, acabó con su pobre alma.

    Eso hizo que los hombres se decidiesen.

    La batalla fue brutal, los niños se llevaron doscientas almas antes de ser aplastados. La moral de los atacantes había caído en picado.


    _________________
    Invasión zombie, el Aar que estabas esperando:

    http://www.caballerosdecalradia.net/t2167-invasion-zombie

    Lord_Eddard_Stark
    Moderador
    Moderador

    Mensajes : 629
    Facción : Reino Vaegir

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por Lord_Eddard_Stark el Dom Sep 14, 2014 2:34 am

    Maldita sea, Dixben demostró que está dispuesto a hacer lo que sea para cumplir con su voluntad o la de aquellos a los que sirve. Interesante e impactante capítulo, Dermat Smile.


    _________________
    ''La única oportunidad que tiene un hombre de ser valiente es cuando siente temor...''


    dermat
    Sargento a pie
    Sargento a pie

    Mensajes : 353
    Edad : 21
    Facción : Reino de Swadia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por dermat el Dom Sep 14, 2014 11:59 pm

    Capítulo 23 Asalto.

    Tras el ataque de los niños hubo unas pocas horas de engañosa calma. Me preparé para la batalla pues suponía que el ataque de Dermat no tardaría en llegar.

    Todos los voluntarios que estaban bajo mi mando estaban aterrorizados y nerviosos, temblaban solo de pensar en lo que iba a pasar. Mis hombres, aquellos con los que había compartido mi vida los últimos años en los buenas y en las malas estaban tranquilos, con una frialdad asesina esperando que llegase el momento de liberar su furia.

    Finalmente llego el momento. El ejército de Dermat se abalanzó sobre la ciudad, mis hombres desenvainaron las espadas y tensaron los arcos, listos para matar y morir, para luchar y defender sus principios.

    Mis arqueros lanzaron las primeras andanas de flechas envenenadas, causando los primeros heridos entre las filas enemigas, heridos que pronto lucharían a nuestro lado.

    Las escaleras se posaron en la muralla y los soldados empezaron a escalarlas, mis hombres se apresuraron a tirarlas. Tras unos minutos de forcejeo las escalas finalmente quedaron bien puestas en las murallas y una riada de hombres asaltaron las posiciones defensivas. Por toda la muralla mis hombres luchaban intentando contener el asalto ayudados por algunos miembros de La Horda apostados en la muralla que atacaron fieramente a todo aquel que no era de los nuestros.

    Pronto llegó el primer soldado a la torre donde Edvard, Zack, Tikka y yo seguíamos el combate, entre todos matamos al primer soldado y dimos buena cuenta de aquellos que le siguieron. Pero pronto subían a la torre en grupo. Como titanes defendimos la posición durante casi una hora hasta que me percaté que la muralla era insostenible, gran parte de mis soldados profesionales habían perecido o estaban heridos mientras que los voluntarios habían visto reducido su ímpetu inicial y se rendían por decenas. Ante ello, decidí que La Horda atacase también a los voluntarios.

    Dejamos la muralla y retrocedimos a las calles y las casas. La batalla era cruenta y perdí la cuenta de a cuantos había herido, cercenado o matado. El fuego se extendía poco a poco, sin nadie que se preocupase por él pues todos estaban demasiado ocupados peleando por su vida.

    Entre las fieras llamas que lo consumían todo a su paso se libraba una batalla aún mas cruel. Miembros de uno y otro bando nos enfrentábamos en una batalla sin cuartel.Durante casi 3 horas las calles no tenían dueño claro y los cadáveres se amontonaban en el suelo. Perdí a casi todos mis hombres en esa cruenta lucha y finalmente, los últimos supervivientes de la batalla nos refugiamos en el castillo.

    -¿Cuantos somos? -pregunté agotado y cubierto de sangre.

    -Unos 30 -contestó Edvard.

    -¿Cuanto aguantará la puerta? -Preguntó Tikka.

    -No estoy seguro, podría ceder en cualquier momento -Contesté.

    Al oír las voces Maria bajó, ahogó un grito y puso cara de pánico al vernos cubiertos de sangre. Se tranquilizó al darse cuenta de que no era nuestra, pero se puso pálida cuando la informamos de la situación.

    -¿Tú Rey no vendrá a rescatarnos? -Dijo Maria -¿Después de todo lo que habéis hecho por él?

    Nadie dijo nada. Miramos al suelo.


    -Lo sabías -Dijo mirándome fijamente- Y aun así los has llevado a la muerte.

    -Nadie les obligó. Murieron cumpliendo con aquello en lo que creían -Contesté cansado.

    -Miraos -siguió Maria- No podéis seguir luchando, quizá si os rendís os perdonarán la vida.

    Soltamos una carcajada tensa.

    -Nos torturarán primero y nos colgarán después -Contestó Edvard.

    -Aunque nos perdonasen la vida no podríamos volver con Mancer, no aceptan a cobardes -Dijo Zack.

    -Como habrás notado -Dije con cierta acidez-Preferimos morir con un arma en la mano. Por supuesto, tú que no compartes nuestro pensamiento puedes intentar huir.

    Esta vez fue Maria la que sonrió como una psicópata.

    -Si así están las cosas dame una espada -Dijo decidida.


    _________________
    Invasión zombie, el Aar que estabas esperando:

    http://www.caballerosdecalradia.net/t2167-invasion-zombie

    dermat
    Sargento a pie
    Sargento a pie

    Mensajes : 353
    Edad : 21
    Facción : Reino de Swadia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por dermat el Mar Sep 16, 2014 12:08 am

    Capítulo 24 Demonios Rojos.

    Estábamos decididos a morir luchando. Nos sentamos a esperar a que la puerta cediese y nos encontrásemos con nuestro destino. Nadie hablaba, nadie decía nada. Nuestros pensamientos no nos permitían imaginar más de allá de esta noche.

    No tardamos mucho en oír los primeros golpes en la puerta, golpes regulares y monótonos. Durante casi dos horas la puerta aguantó las embestidas de nuestros enemigos. Pero finalmente cedió.

    La sala donde nos encontrábamos fue invadida rápidamente por decenas de nuestros enemigos dando lugar a la batalla mas cruel en la que había participado hasta ese momento.

    Cargué contra el primer enemigo que se me cruzó, nuestras espadas chocaron durante varios envites hasta que mi espada se clavó en su estómago, salpicándome de sangre. Un segundo soldado intentó atacarme desde la espalda pero fui más rápido y dando media vuelta le clavé la espada en la garganta.

    Miré a mi alrededor, la batalla se alargaba, nuestros enemigos caían a nuestros pies pues nuestra desesperada situación nos hacía luchar como si fuésemos monstruos. Mi espada danzaba de un lado a otro, cercenando miembros y matando a todo aquel que osase atacarme. Según luchaba mi espada y armadura se volvían rojas por la sangre de mis enemigos, del mismo modo mis más cercanos aliados habían visto transformado el negro de sus ropas por un rojo tétrico.

    En conjunto teníamos un aspecto sacado de las peores pesadillas de un psicópata: unos pocos soldados, completamente cubiertos de rojo sangre luchaban imparables destrozando a todo aquel que se enfrentase a ellos.

    Sin embargo, mis fuerzas flaqueaban poco a poco. Los enemigos era simplemente, demasiados. Primero era un uno contra uno, después un dos contra uno y ahora me enfrentaba a tres hombres. Sus armas acertaban en mi armadura, abollándola, en otras ocasiones conseguían herirme, provocando una furia que me impulsaba más allá del limite humano.

    De 30 habíamos sido reducidos a 10. La pelea se detuvo un momento, la estancia estaba cubierta de cadáveres y los pocos hombres que seguían bajo mi mando a duras penas podrían aguantar mucho más. No nos quedaba más remedió que morir como compañeros.

    Dispuesto a morir tomando la iniciativa, cargué contra mis enemigos, seguido por mis soldados y compañeros vivos. Tras esquivar una espada dirigida a mi costado, clavé la mía en el pecho de un desdichado.

    La batalla alcanzó nuevos limites de crueldad, nuestros enemigos se ensañaban con los cadáveres de aquellos que morían. Habían caído dos soldados cuando un sonido llegó a la habitación. Un sonido grave, como el infierno rugiendo. Nuestros ojos se iluminaron, era el Cuerno de Mancer.

    Rápidamente cundió el pánico en nuestros enemigos. Huyeron del castillo fuera de la ciudad, estábamos demasiado cansados como para perseguirles. Nos dejamos caer en el suelo.

    Durante varias horas no nos movimos, demasiado agotados y mentalmente agarrotados. Cuando Galahad, Panther y Drusser entraron a donde había tenido la batalla, la escena les impresionó: seis hombres y dos mujeres completamente teñidos en rojo, rodeados de un montón de cadáveres.

    Panther me ayudó a levantarme. Varios soldados hicieron lo propio con mis últimos hombres.

    -No te preocupes por los acontecimientos -Dijo Galahad- Hiciste un buen trabajo manteniendo la ciudad hasta que llegamos. Más merito tiene teniendo en cuenta que tú no sabías que estábamos en camino.

    -Hice lo que usted habría hecho, señor -Contesté.

    Galahad nos miró.

    -Descansad todo lo que lo necesitéis. Habéis cumplido con creces.

    Nos acompañaron a nuestros respectivos aposentos. Caí dormido nada mas meterme en la cama. Cuando desperté un criado me informó de que había dormido durante dos días seguidos.

    En la sala principal me reuní con Galahad.

    -¿Estas recuperado? -Preguntó mi señor.

    -Más o menos. -Contesté.

    -Sin lugar a dudas hiciste un buen trabajo. Dermat perdió la mitad de su ejército y no pudo conquistar la ciudad. Uno de mis generales esta reconquistando todo el territorio hasta Sargoth, espero poder entrar en la antigua capital nórdica para final de mes.

    -¿Que planes tenéis para mí? -Pregunté.

    -La inteligencia en la táctica y en la estrategia que has demostrado junto con tu frialdad para llevar a cabo todo aquello que sea necesario para completar la misión te convierte en uno de mis mejores hombres.

    -Me siento honrado.

    -Por ello, he decidido poner bajo tú mando un ejército de 250 hombres. Lo mejor de lo mejor, actuareis en los momentos clave. Tú misión sera luchar en la batallas importantes, también, dentro de tú ejercito quiero que formes un escuadrón de no más de 15 hombres cuya misión será realizar aquellos movimientos delicados que requieran una precisión milimétrica.

    -Es un honor que confíes tanto en mí -Dije orgulloso.

    -Te lo has ganado. Quiero que pienses en un nombre para tu ejército y una enseña. Quiero que nuestros enemigos al verte al frente de tus hombres sepan que ha llegado su perdición. No tardes mucho en decidirte.

    -Señor, ya lo he decidido -Y era cierto, una imagen se me vino a la cabeza cuando me dijo lod el nombre y la enseña: mis compañeros cubiertos de sangre luchando como demonios- Los Demonios Rojos.

    -Buen nombre. ¿Y la enseña?

    -Un demonio rojo en un fondo negro -Dije.

    -No te has comido la cabeza en imaginártelo -Dijo Galahad con sarcasmo.

    -Prefiero que sea simple, para que no haya dudas de quienes somos.

    Galahad sonrió.

    -Tú ejército llegará en los próximos días. Les daré otro de descanso y partirás con el escuadrón que deberás formar al desierto Kherguita.

    -¿Para qué? -Dije.

    -Deberás rescatar a un Kherguita disidente, miembro de una antigua tribu que no se ha postrado nunca ante el Khan. Pese a que esta encarcelado tiene mucha influencia entre las tribus nómadas y será un poderoso aliado.

    -¿Cómo se llama? -Pregunté.

    -Firefrost -Contestó Galahad.


    _________________
    Invasión zombie, el Aar que estabas esperando:

    http://www.caballerosdecalradia.net/t2167-invasion-zombie

    Estratego
    Espadachín
    Espadachín

    Mensajes : 241
    Facción : Kingdom of Navarre

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por Estratego el Miér Sep 17, 2014 12:47 am

    Muy buenos estos dos últimos capítulos. A ver cómo están los siguientes!


    _________________
    El objetivo de la guerra no es morir por tu país sino asegurarse de que el otro bastardo muera por el suyo (General S.Patton)

    dermat
    Sargento a pie
    Sargento a pie

    Mensajes : 353
    Edad : 21
    Facción : Reino de Swadia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por dermat el Miér Sep 17, 2014 11:55 pm

    Capítulo 25

    Hacía ya cinco días que había terminado el asedio a Thir. Recuperado de mis heridas y al mando de la élite de los Demonios Rojos habíamos llegado al amanecer a Halmar.

    Buscábamos información sobre Firefrost pues no teníamos ni idea de donde estaba. Mis hombres se habían desplegado por la ciudad intentando recopilar información, sin embargo, todo lo relacionado con Firefrost era bastante secreto.

    La primera pista llegó de un antiguo comandante caído hace dos semanas en desgracia. Al parecer todo lo relacionado con Firefrost era considerado como alto secreto y solo los nobles y los generales de más alto rango conocían a ciencia cierta que pasaba con Firefrost.

    El comandante nos recomendó capturar a los vasallos más importantes del Khan para conseguir información.

    Sin embargo, nuestras pesquisas no pasaron desapercibidas y pronto escuché el nombre de uno de mis primeros enemigos: Laziel me seguía la pista. Decidí que localizar a Firefrost era más importante que enfrentarme a Laziel así que dejé la ciudad y me interné con mis hombres en el desierto. Vagamos durante dos días, hasta que una noche encontré el campamento de un vasallo Kherguita: Nasugei.

    El Noyan estaba siguiendo la pista al heredero una tribu aliada de Firefrost, que había asaltado varias caravanas y saqueado varias aldeas. Era noche cerrada cuando entre en su tienda...

    PD: Se que es un capítulo corto, pero no todos los días estoy lleno de inspiración xD


    _________________
    Invasión zombie, el Aar que estabas esperando:

    http://www.caballerosdecalradia.net/t2167-invasion-zombie

    dermat
    Sargento a pie
    Sargento a pie

    Mensajes : 353
    Edad : 21
    Facción : Reino de Swadia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por dermat el Vie Sep 19, 2014 12:05 am

    Capítulo 26

    La infiltración al campamento de Nasugei fue realmente sencilla: nos cargamos a un par de vigías y poco más. Su tienda estaba algo apartada del resto, dos soldados vigilaban la entrada. Les matamos de forma rápida y limpia e hice que dos de mis hombres se pusiesen sus armaduras.

    Entré en la tienda y maniaté a la cama a un dormido Noyan. Le puse la daga al cuello y un pañuelo en la boca. Le dí unos golpecitos hasta que despertó.

    Sus ojos se abrieron somnolientos, primero despacio y parpadeando. Finalmente, al entender la situación intenta moverse pero es incapaz por las ataduras y por la daga del cuello.

    -¿Entiendes la situación en la que estas? -Le pregunté en susurros.

    El Noyan asintió.

    -No se te ocurra gritar -Le quité el pañuelo.

    -¿Quién sois y por qué recibo este trato inhumano? -Preguntó ofendido, Nasugei.

    -Mi nombre no importa. No tengo nada contra vos, cuando acabemos le pondré el pañuelo en la boca y me iré por donde he venido siempre y cuando este satisfecho. Tan solo tiene que contestar a una simple y rápida pregunta: ¿Donde escondeís a Firefrost?

    El Noyan me miró unos segundos.

    -Cambia de Castillo cada semana. Solo el dueño del castillo y el Khan sabe donde esta Firefrost.

    -¿Eso es todo? Esta información no vale la pena -Dije mientras apretaba más la daga contra su cuello.

    -¡Vale! -Dijo con un pequeño grito- No se donde está ahora pero el se que el Khan piensa ejecutarlo dentro de dos semanas, el día que se cumple veinte años de su subida al trono.

    -¿Estas completamente seguro? -Volví a apretar la daga contra el cuello.

    -¡Si! -Dijo el Noyan desesperado- Firefrost es el único que se ha puesto siempre en su camino y piensa que no hay mejor forma de celebrar su aniversario que ejecutando al mayor enemigo que ha tenido en su lucha por el trono.

    -Te creo -Dije y le coloqué el pañuelo. Me dirigí a Edvard quién había estado mirando la situación sin decir nada. Le hable en susurros para que solo él me oyese -Envenénale, que parezca natural.

    Edvard asintió. Cuando salí de la tienda hoy a Edvard decir: "Son somníferos, te dormirán el tiempo necesario para que no nos delates"

    Nos largamos del campamento tras desatar las cuerdas del cadáver de Nasugei.

    -¿Qué haremos ahora? -Preguntó Zack.

    -Interrogar a varios Noyan para ver si es cierto -Contesté con frialdad.


    _________________
    Invasión zombie, el Aar que estabas esperando:

    http://www.caballerosdecalradia.net/t2167-invasion-zombie

    dermat
    Sargento a pie
    Sargento a pie

    Mensajes : 353
    Edad : 21
    Facción : Reino de Swadia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por dermat el Sáb Oct 04, 2014 11:54 pm

    Capítulo 27

    Durante varios días perseguimos, interrogamos y matamos a varios nobles Kherguitas con bastante impunidad incluso para ser los más importantes. Llegábamos de noche, nos colábamos en el campamento, les sacábamos la información y les matamos.

    En menos de una semana el Khan de los Kherguitas había perdido a sus más fieles seguidores. Todos los nobles coincidieron: Firefrost pronto sería ejecutado. El último al que matamos fue el que nos dió la fecha: en 3 días en la capital el Khan lo ejecutaría públicamente para demostrar su poder y demostrar a sus rivales que no tiene miedo a nada ni nadie.

    Con ello en mente nos dirigimos a la capital y nos alojamos en varias tabernas a esperar el gran momento. Durante los dos días vimos como la vigilancia prácticamente se triplicó. Mis hombres me preguntaron como sacaríamos a Firefrost con la extrema vigilancia que había, mi respuesta les sorprendió y apabulló:

    -Lo haremos a plena luz del día dejando un reguero de cadáveres a nuestro paso.


    _________________
    Invasión zombie, el Aar que estabas esperando:

    http://www.caballerosdecalradia.net/t2167-invasion-zombie

    dermat
    Sargento a pie
    Sargento a pie

    Mensajes : 353
    Edad : 21
    Facción : Reino de Swadia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por dermat el Jue Oct 16, 2014 4:13 pm

    Capítulo 28

    Las órdenes fueron dadas. Durante la noche Zack masacró en el más completo silencio a familias enteras a lo largo de toda la ciudad. Poco tiempo despues, esas mismas familias se levantaron, ahora de nuestra parte.

    El día transcurría. Mis hombres estaban apostados a lo largo de las calles de la ciudad, preparados para iniciar la trampa.

    Cuando las campanas anunciaron el mediodía una enorme caravana de soldados entró en la ciudad. En medio del desfile, el Khan se levantaba victorioso e impasible, a sus pies un prisionero encadenado recibía una gran humillación. Cuando todos los soldados habían entrado en la ciudad me puse en su camino. Provocando la detención de la caravana. Un joven y altanero oficial, me habló amenazante.

    -¡Quitaos de enmedio! -Dijo- ¡O recibireís 100 azotes!

    Ni contesté, ni me moví.

    -¿¡No me escuchas!? -Bajo de su caballo y se acercó a mí. Desenvainando la espada.

    -¡Alto! -Dijo una voz a sus espaldas. El Khan había llegado para ver porque su caravana había parado -¿Sois un loco o un valiente?

    -Prefiero pensar que soy un valiente -Contesté con ironía.

    -Hoy es mi cumpleaños y, ciertamente, admiro vuestra valentía. Por ello, si os moveis ahora no recibireis ningún daño.

    Sonreí e hice una reverencia.

    -Vuestra oferta es generosa y apetecible, señor. Pero no puedo aceptarla.

    El Khan se puso rojo de ira, intentó hablar pero le corte.

    -Si me disculpais, teneis un prisionero que quiero. Dadmelo u os obligare a ello.

    El Khan estalló en carcajadas, desenvainando su espada. Sus soldados le imitaron.

    -¿Tú y que ejército? -Me pregunto.

    Desenvaine.

    -¡Este!

    De las casas salieron las familias convertidas en Horda. Los soldados kherguitas no se esperaban este ataque y su linea fue rápidamente superada. Se luchaba calle por calle, el Khan luchaba fieramente mientras su guardia personal intentaba llegar hasta él. Esquivé a cada soldado para llegar hasta donde Firefrost. El Khan me siguió y su guardia personal me cortó el paso. Edvard y Zack me cubrieron los lados y los tres nos enfrentamos a ellos.

    Maria y Tikka aparecieron por los tejados y saltaron al carromato. En unos segundos Firefrost estaba libre y con una espada en la mano. Demostró porque Galahad le quería: era un demonio vestido de hombre, todos los soldados que se enfrentaron a él murieron rápidamente. El Khan vivió sus últimos momentos maldiciendo nuestras vidas, finalmente el último de su guardia personal fue muerto por la Horda que despues mutiló al Khan.

    Huimos al galope de la ciudad. Nos paramos a ver como el fuego se empezó a propagar creando grandes columnas de humo. La capital Kherguita había caido en menos de una hora y la familia real del Kanato era pasto de las llamas.


    _________________
    Invasión zombie, el Aar que estabas esperando:

    http://www.caballerosdecalradia.net/t2167-invasion-zombie

    Lord_Eddard_Stark
    Moderador
    Moderador

    Mensajes : 629
    Facción : Reino Vaegir

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por Lord_Eddard_Stark el Jue Oct 16, 2014 10:15 pm

    Impactante capítulo, Dermat. Parece que nadie puede detener a Dixben, bueno, además de Dermat y sus muchachos. Es bueno ver señales tuyas de vida Razz. Saludos.


    _________________
    ''La única oportunidad que tiene un hombre de ser valiente es cuando siente temor...''


    Walter95
    Miliciano
    Miliciano

    : : Joda + alcohol = felicidad
    Mensajes : 77
    Edad : 21
    Facción : Swadia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por Walter95 el Jue Oct 16, 2014 10:23 pm

    ¡¡Genial la historia!!. Muy atrapante sinceramente. Sólo me gustaría saber si "Tikka" ya quedó oficialmente como el nombre de la pelirroja. Porque a lo largo del relato se llamó Rikke, Tikke y Tikka jajaja saludos y segui pronto con el próximo capitulo Very Happy


    _________________
    Cuidado, no hay nada mas engañoso que lo mas evidente.

    dermat
    Sargento a pie
    Sargento a pie

    Mensajes : 353
    Edad : 21
    Facción : Reino de Swadia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por dermat el Vie Oct 17, 2014 12:39 am

    Joder, menudos lapsus que tengo con el nombre de la pelirroja. Si, todas sus variantes son ella, aunque se llama Tikka. Bueno, os dejo otro capítulillo, que lo disfrutéis!

    Capítulo 29.

    Nuestro grupo avanzaba a buen ritmo. Poco a poco conocíamos más a Firefrost: era descendiente de un antiguo noble Kherguita que se rebeló contra el Khan Sanjar. Desde entonces su familia había sido perseguida por los Khanes Kherguitas.

    Durante cientos de años, habían conseguido ser un constante dolor de cabeza para los Kherguitas, sobre todo cuando consiguieron unir a las tribus más poderosas del desierto. Finalmente, el Khan tras darse cuenta que era un peligro real fue a su encuentro con un gran ejército y le derrotó. Pero ahora, estaba libre y dispuesto a servirnos con fiereza y nobleza.

    Uno de mis hombres que había mandado a explorar el terreno volvió al galope.

    -¿Qué pasa? -Pregunté al verle llegar nervioso.

    -Nos están intentando interceptar.

    -¿Quién se atrevería ha hacerlo? -Pregunto Edvard.

    No necesité oír la respuesta para emocionarme.

    -Dermat -Contestó el soldado.

    El nerviosismo y la adrenalina anteriores al combate se apoderó de mis hombres. Todos querían luchar contra el que ha sido nuestro más formidable enemigo y yo era el que más ganas tenía. Sin embargo, Zack se me acercó.

    -Dixben -Dijo manteniendo un tono bajo de voz -No es buena idea plantar batalla.

    -¿Por qué? -Conteste ofendido -¿Acaso tienes miedo?

    Zack se ofendió de verdad.

    -No pero nuestras órdenes son llevar a Firefrost con Galahad. Y tanto Dermat como el resto de caballeros son grandes espadachines, la pelea sera sangrienta.

    Por desgracia, Zack tenía razón. No podía arriesgar a Firefrost en una batalla.

    -¿Qué me aconsejas entonces?

    -Cavernas -Dijo- Crecí en esta zona. Hay un montón de cavernas naturales en las montañas, el viento y el agua sumergida han creado pasadizos que recorren las montañas. Si llegamos a ellos, podremos escabullirnos sin luchar.

    Pensé rápidamente las ventajas y desventajas y me decidí por hacerle caso.

    -¿Cuantos conocen la zona como la palma de su mano? -Pregunté impaciente, pues el tiempo apremiaba. Varios levantaron la mano -Dispersaros en pequeños grupos y usar los pasadizos de las montañas para escapar. Nos vemos en Thir ¡Vamos!

    Rápidamente siguieron mis órdenes. Zack, nos guió a mi grupo y a mí. Dicho grupo estaba formado por: Edvard, Firefrost, Maria, Tikka y yo. Galopabamos tan rápido como nuestros caballos nos permitían, cada pocos metros volvíamos la cabeza atrás por si venía Dermat.

    A la cuarta mirada ví a varios jinetes perseguirnos. Aun con la polvareda y la distancia, fui capaz de distinguir la figura de Dermat.

    -¡Aprisa!¡Dermat se acerca!

    La persecución a caballo duró media hora. Zack paró en seco y bajó del caballo cuando llegó al pie de las montañas.

    -El suelo de las laderas esta formado por piedras muy resbaladizas, los caballos nos retrasarían y podrían herirse. Que vuelvan a Halmar, la tierra calcinada de donde los robamos.

    Desmontamos y subimos por la ladera tan rápidamente como podíamos. Cuando miré atrás unos minutos después Dermat y sus soldados habían empezado a ascender la ladera a pie. Sus gritos nos llegaban, como látigos que nos hacían acelerar.

    -¡Vamos!¡Por Calradia! -Oía gritar a Dermat.

    Finalmente llegamos a las cavernas por las cuales Zack pensaba huir, rápidamente nos internamos por ellas y bajamos al interior de las montañas. Aguzamos el oído intentando oír algún sonido procedente de Dermat y compañía. Pero al parecer, como no conocían la montaña decidieron dar por terminada la búsqueda.

    Durante varias horas seguimos caminos más o menos anchos, estrechos, altos, largos, pequeños, húmedos, terriblemente secos...

    Cuando salimos estábamos en pleno reino Rodhook. Robamos unos caballos y cabalgamos a Thir. Durante el camino esquivamos varias patrullas e incluso dos ejércitos de Lords. Cuando llegamos, Panther me ordenó hacer un resumen en privado de la misión. Cuando terminé se quedó pensativo.

    -Dermat está empezando a actuar. ¿Tienes idea de cómo descubrió vuestro paradero?

    -No tengo ni la menor idea.

    Panther se rascó la barbilla.

    -Tengo un mensaje de Galahad, llegó unas pocas horas antes que vosotros. Te ordena ir al castillo donde nos conocimos lo más rápido que puedas. Solo tú.

    Sin lugar a dudas era raro que Galahad mandase una órden como esa. Pero debía cumplirla, ese es mi deber. Me despedí de mis hombres, Firefrost y Maria. Estaba visiblemente preocupada por su destino ahora que no separábamos aunque fuese temporalmente. Pedi a Zack, Edvard, Tikka y Firefrost que la protegiesen. Tras tener su aprobación, partí al encuentro de Galahad en solitario.


    _________________
    Invasión zombie, el Aar que estabas esperando:

    http://www.caballerosdecalradia.net/t2167-invasion-zombie

    dermat
    Sargento a pie
    Sargento a pie

    Mensajes : 353
    Edad : 21
    Facción : Reino de Swadia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por dermat el Sáb Oct 18, 2014 12:19 am

    Capítulo 30 Historias del Pasado

    Siguiendo las órdenes de Galahad me desplacé al castillo donde comenzó todo. Tarde unos pocos días en llegar, ya que por precaución cambié varias veces de dirección. A los pocos kilómetros del castillo ya empecé a distinguir los perfectamente camuflados puestos de vigilancia que rodean nuestro Cuartel General.

    Como lo esperaba, mi llegada había sido anunciada por los vigilantes pues Drusser me esperaba en la entrada. Nos saludamos con un cariñoso abrazo ya que aunque no teníamos una relación tan estrecha como la que compartía con Panther era uno de mis mejores amigos y compañeros mas fiables. Le seguí a sus aposentos.

    -¿Qué es lo que pasa? -Pregunte ansioso- ¿Donde se encuentra nuestro señor?

    -Galahad nos está esperando. Partiremos mañana a su encuentro, por ahora, descansa.

    Haciendo caso a los consejos de mi anfitrión me dejé cuidar: baño relajante, masaje, banquete, compañía femenina en mi aposentos...

    Al alba Drusser y yo partimos al galope hacia un destino que él no me quiso decir. Poco tiempo tarde en divisar una enorme montaña en la distancia. Cuanto más terreno recorría mas grande se hacía. Era impresionante, un verdadero prodigio de la naturaleza.

    Empezamos a rodearla, pegados a la ladera. Drusser la miraba fijamente, finalmente tras casi una hora encontró lo que buscaba y empezó a sonreír. Quitó la maleza y varias ramas, me miró sonriente y dijo:

    -Bienvenido a la Montaña Verde.

    Entramos a un estrecho pasadizo bastante oscuro. Unas insuficientes antorchas alumbraban el interior cada demasiados metros. Poco a poco una sensación de claustrofobia se apoderó de mí. Tras caminar durante horas salimos a un gran prado y en el centro se alzaba un imponente castillo. Vi los estandartes de Galahad quien nos esperaba en la entrada. De lejos el castillo era majestuoso, pero de cerca se podía ver que estaba abandonado y que la gloria que lo envolvía era de años pasados.

    -Es un castillo impresionante, señor -Dije tras una reverencia.

    -Muchas gracias -Contesto sonriendo. Me abrazó- No estamos aquí para admirar su increíble belleza. Estamos aquí para hablar.

    -Escucharé todo lo que tenga que decir -Contesté.

    -Me alegra oírlo -Dijo totalmente serio- Drusser, descansa. Yo me ocuparé de ahora en adelante.

    -Entendido -Contesto el aludido.

    Caminamos sin decir nada hasta los sótanos del castillo. Movió una antorcha y una pequeña puerta se abrió de la nada.

    -Cuando hace lo que parece una eternidad llegaste a nuestro hogar huyendo de esos campesinos nunca esperaste que llegabas al centro neuralgico de una revolución ni que, con el tiempo te convertirías en uno de sus miembros más importantes, ¿verdad?

    No pude evitar sonreír.

    -No, señor.

    Galahad soltó una carcajada. Entramos por la puerta y empezamos a bajar por una escalera que parecía no tener fin.

    -Seguramente te preguntarás a quien perteneció este castillo y por qué es tan importante. Te lo explicaré: Este castillo pertenece a nuestro señor Necross. Durante la guerra fue su capital, centro de mando y la joya de sus posesiones. Lo que ves ahora no es ni la mitad de lo que fue. En sus grandes tiempos  era el doble de grande que Praven, tres poderosas murallas, cada una más grande que la anterior la protegían del exterior. Una enorme ciudad se extendía desde la tercera muralla hasta el castillo, donde vivía la familia de Necross. Con el desarrollo de la guerra nuestras posesiones fueron arrebatadas y finalmente solo quedó este lugar en nuestras manos. El ejército traidor llegó a las puertas de la muralla exterior y durante 6 meses la asedió. Finalmente, consiguió superarla. Nuestras tropas se refugiaron en la segunda, si seis meses tardaron en superar nuestra primera muralla un año tardaron en la segunda. Las bajas por ambos bandos eran tremendas, sin embargo la ciudad se había convertido en algo personal para ambos: para el rey advenedizo no tomarla habría significado fallar en el momento más importante y dejar intacta una base desde donde nuestro señor habría lanzado campañas de reconquista. Para Necross, defender la ciudad de sus antepasados habría significado su primera victoria importante en años y un impulso moral. Por ello, la batalla siguió, la tercera muralla se levantaba infranqueable, no había torre de asedio ni escalera que llegase tan alto. Las maquinas de asedio atacaban la ciudad a todas horas pero tardarían varios años en romper la muralla. Finalmente, cuando el asedio a esta tercera y última muralla entraba en su tercer año nuestros enemigos entraron de la forma más ruin y cobarde: mediante la traición. La ciudad fue testigo de una violenta batalla durante cinco días enteros. Al final, los últimos supervivientes del ejército de nuestro señor se resguardó en el impresionante castillo. Siendo consciente de que la batalla había sido perdida, Necross ordenó a su mujer e hijos tomar un variante del veneno y él hizo lo mismo. Se despertarían progresivamente y Necross se levantaría para dirigir la última batalla.

    Mire a Galahad como si me estuviese contando una fantasía. Vió en mi cara que me costaba creerlo.

    -Te preguntaras como se todo esto ¿verdad? -La escalera terminó y cogió la última antorcha. Alumbro el cuarto al que acabábamos de entrar, era un cuarto profusamente decorado, cuatro ataúdes estaban en el centro de la sala. Uno de ellos estaba abierto. Mientras leía la inscripción del abierto, Galahad habló- Lo se por que yo estaba presente en esa terrible batalla y recuerdo claramente el día en el que mi padre nos ordenó tomar el veneno.

    En el ataúd se leía Galahad claramente.


    _________________
    Invasión zombie, el Aar que estabas esperando:

    http://www.caballerosdecalradia.net/t2167-invasion-zombie

    dermat
    Sargento a pie
    Sargento a pie

    Mensajes : 353
    Edad : 21
    Facción : Reino de Swadia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por dermat el Sáb Oct 18, 2014 11:57 pm

    Capítulo 31

    La sorpresa de lo que me acababa de revelar había sido impresionante. En ningún momento sospeché siquiera la historia que ocultaba nuestro líder.

    -Ahora entiendes porqué me esfuerzo tanto y doy todo lo que tengo por esta guerra -Dijo con la voz cargada de emoción- El que te cuente esto es la mayor prueba que te puedo ofrecer para que sepas lo importante que eres para mí y para nuestra causa.

    -Es un honor que me consideres digno de esto -Contesté con mi pecho hinchado por el orgullo.

    -Ahora que sabes esto, te asciendo al mayor rango que hay en la Orden, Mariscal de Campo.

    -Es un honor y un privilegio -Dije mientras me arrodillaba en señal de respeto.

    -Subamos a mi Sala de Guerra y te mostraré tus órdenes.

    Salimos de la majestuosa sala que guardaba esos increíbles secretos. Llegamos a la Sala de Guerra. Para mi sorpresa, junto a Drusser estaba Panther.

    -¿Qué opinas de lo que te ha mostrado? -Me preguntó Panther.

    -Es algo increíble que me motiva más que nunca.

    -Me alegra escuchar eso -Dijo Galahad- Bueno, ahora os mostraré mis planes -Extendió un mapa de Calradia- Dixben, sustituirás a Hellberg antiguo Mariscal de Campo del Norte. Hellberg dirigió una exitosa campaña hasta llegar a Wercheg donde fue derrotado totalmente. Tu misión será reorganizar las fuerzas supervivientes de Hellberg y junto con el ejército que te daré y los Demonios Rojos que comandabas tomar primero Wercheg y avanzar sobre el resto del territorio Vaegir.

    -Entendido -Dije para mostrar mi conformidad.

    -Firefrost comandará los jinetes de las tribus aliadas así como 300 hombres que le he proporcionado. Según mis informes ya recibió las órdenes y se encuentra en la capital de su tribu preparándose para avanzar sobre los Kherguitas -Galahad esperó unos segundos por si no estábamos de acuerdo. Al no decir nada, prosiguió- Drusser, quiero que reclutes gente para nuestra causa por toda Calradia, tienes un mes.

    -Si, señor -Dijo Drusser.

    -Panther, tomarás el mando del ejército en territorio Rodhook y lo conquistarás. Después avanzaras por el sur hacia el territorio del Sultanato mientras Firefrost lo hace por el flanco. La Orden de los Caballeros de Calradia se ha establecido allí y ha montado su campamento principal en Shariz, dirigen al ejército e incluso el Sultan responde ante ellos en materia militar. Dermat les comanda por lo que sera una campaña larga y dura. Cuando Dixben acabe de conquistar a los vaegires podrá apoyaros, si así me lo pides.

    -Será un placer y lo tendré en cuenta-Dijo Panther.

    -Mientras tanto yo mantendré ocupados a los swadianos con escaramuzas y saqueos. Eso impedirá que ayuden al resto. Me han informado que Aurora se ha trasladado a Praven como consejera militar así que no se durante cuanto tiempo podré mantener cierta iniciativa, por ello, deberéis daros prisa. Una vez que nuestro territorio envuelva completamente al swadiano lanzaremos un ataque desde todas direcciones que no podrán resistir. ¡Por Necross!¡Por Mancer!¡Por Calradia!


    _________________
    Invasión zombie, el Aar que estabas esperando:

    http://www.caballerosdecalradia.net/t2167-invasion-zombie

    dermat
    Sargento a pie
    Sargento a pie

    Mensajes : 353
    Edad : 21
    Facción : Reino de Swadia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por dermat el Dom Oct 19, 2014 11:55 pm

    Capítulo 32
    Tras recibir mis órdenes partí directamente hacia Thir. Donde me esperaban mis compañeros. Tarde unos días en llegar, cuando los centinelas me reconocieron en la distancia las trompeta sonaron y los estandartes se alzaron, un destacamento de la Guardia de Honor de Thir salió a recibir a su Mariscal. El estandarte de Mancer, ondeaba al viento junto con el de Thir, el de los Demonios y el mio.

    En el patio de armas me recibieron mis amigos: Edvard, Zack, Tikka y Maria. Tras los saludos basados en calurosos abrazos.

    -Tenemos una guerra que dirigir -Sonreí. Estaba en casa con la gente que se había ganado mi respeto y confianza- Maria.

    -Ya lo se-Dijo ella- Os dejo solos.

    Sonreí.

    -No. Ven con nosotros.

    Maria abrió la boca y sonrió como no lo había hecho en mucho tiempo.

    -¡Sí!

    Entramos al cuarto desde donde dirigiría la operación.

    -Galahad me ha ordenado marchar sobre Wercheg y después sobre el territorio Vaegir. ¿Cual es la situación del ejército de Hellberg? -Pregunté.

    -Antes de partir Panther ordenó que gran parte de los supervivientes se retirará a Sargoth, mientras tanto una pequeña fuerza sostiene el puente de Ismirala. Son 80 hombres en Sargoth y 20 en el puente.

    -Bien. ¿Cual es la situación aquí?

    -Los Demonios Rojos están listos para partir de inmediato, los 250. Sin embargo, el ejército regular tardará dos días. En total somos 500 hombres en Thir. Claramente no cuento a los que dejaremos guareciendo la ciudad.

    -Entiendo. Zack -Dije mirándole- Ve al puente con 50 hombres, toma el mando y defiéndelo a toda costa. Sal de inmediato.

    -A la orden -Contesto el aludido y tras un saludo militar abandonó la sala.

    -Edvard, quiero que intentes agilizar al máximo la preparación del ejército regular. Intentemos partir al alba del segundo día. ¿Podrás hacerlo? -Le desafié.

    -Dalo por hecho -E imitando a Zack, salió.

    -Tikka, escoge a diez hombres a caballo. Seréis nuestros exploradores. Tienen que ser rápidos cabalgando, que puedan pasar mucho tiempo sobre el caballo y que no sean impulsivos. Eso es todo.

    Nos despedimos y Tikka se fue a cumplir su misión. Maria la acompañó y ambas se fueron hablando y sonriendo. ¿Cuando se hicieron tan amigas? Pensé pero no le dí mucha importancia. Me dirigí a las cocinas y comí un poco. Después fui a mi habitación y dormí un par de horas. Edvard me despertó.

    -Nunca pensé que lo aceptarías.

    -¿El qué? -Contesté extrañado.

    -Lo de María y Tikka.

    -¿Qué pasa con ellas? -Cada vez estaba más perdido.

    -¿¡No lo sabes!?- Al ver mi cara de total confusión se empezó a reir- Maria acompañará a Tikka con los exploradores.

    -Eso es imposible. Maria no sabe pelear y sería un estorbo. Tikka lo sabe perfectamente.

    -No lo parece -Eso me extrañó más- O a Tikka no debió parecerselo. Porque me han pedido una armadura de su talla. He pensado que primero debía hablar contigo.

    -Has hecho bien. Esas dos se han vuelto locas -Dije enfadado al darme cuenta de que todo esto iba en serio -Voy ha hablar con ellas.

    Salí de la habitación y seguido por Edvard busqué a las chicas. Las encontré en la cafetería.

    -¡Tikka, Maria venid aquí! -Grité haciendo que todos me mirasen. Tikka se atragantó y las dos se acercaron.

    -¿Pasa algo? -Preguntó Maria sobresaltada.

    -¡Seguidme! -Ordené y volvimos a mi habitación -¿Es cierto lo que Edvard me ha dicho?¿Qué piensas llevarte a Maria con los exploradores? -Le pregunté a Tikka.

    -Sí -Tikka no dudó ni un momento. Iba completamente en serio.

    -¿¡Estas loca!?¡No sabe pelear!

    Maria se enfadó.

    -¿Puedes dejar de hablar como si no estuviera aquí?

    -¡Tú no te metas en esto!

    -¡No me trates como a una niña! -Maria se había enfadado de verdad-¿¡Por que no iba a meterme en esto!?¡Es mi vida!¡Mi decisión!

    -¡Tú no tienes el derecho a decidir! -Grité fuera de mis casillas-¿¡Recuerdas que eres mi esclava!?¡No te salvé para que te matasen por hacer el idiota!

    -¿¡Salvarme!? ¡Lo hiciste por venganza! -Dijo ella- ¿Quién te dice que moriré?¡Se pelear! ¡Pelee por Thir!

    -¡La situación era diferente! -Dije a la defensiva. En ese punto tenía razón.

    -¡No pienso quedarme atrás mientras vosotros arriesgáis la vida luchando!¿¡Sabes lo que es veros partir a la guerra y quedarme atrás rezando por si volvéis o no!? ¿¡No saber si moriréis o no!? ¡No pienso volver a pasar por eso!

    -Dixben. Creo que tiene razón -Dijo Edvard. Iba a seguir, pero una mirada de hielo mía le calló.

    Me calmé.

    -No nos enfrentaremos a soldados corrientes. Nos enfrentaremos a miembros de los Caballeros de Calradia, espadichines excepcionales. Los soldados swadianos son también fuertes y poderosos. Son tan buenos como Edvard, Tikka o Zack.

    -¡Estoy a su nivel! -Gritó desesperada. Aunque ella sabía y se la notó, que eso era mentira. Yo sonreí.

    -No me conformo con eso. Tienes que ser mejor que ellos si quieres que te deje luchar.

    -¿Cómo lo puedo demostrar? -Dijo ella.

    -Muy sencillo -Sonreí- Pelea contra mí. Un duelo, demuéstrame que estas a la altura de lo que pides.

    María se quedó un segundo con la boca abierta. Tikka y Edvard iban a replicar pero ella se adelantó.

    -Cuando quieras.

    -Mañana al alba. Pelea por lo que quieres y, ten en cuenta, que no me contendré.

    -Yo tampoco -Dijo ella, desafiante. Pese a que le temblaban las piernas.


    _________________
    Invasión zombie, el Aar que estabas esperando:

    http://www.caballerosdecalradia.net/t2167-invasion-zombie

    dermat
    Sargento a pie
    Sargento a pie

    Mensajes : 353
    Edad : 21
    Facción : Reino de Swadia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por dermat el Lun Oct 20, 2014 11:47 pm

    Capítulo 33

    Faltaba media hora para que amaneciese y yo ya estaba de pie. Hice unos pequeños ejercicios para calentar y Edvard entró en mis aposentos.

    -Todo esta listo -Dijo preocupado- Han creado un pequeño cuadrilátero e incluso gradas. Prácticamente todos los soldados de permiso de la ciudad estarán presentes.

    -Perfecto -Contesté complacido- Así todos sabrán como están las cosas.

    MIENTRAS TANTO EN LOS APOSENTOS DE MARÍA.

    María estaba realmente nerviosa, Tikka llevaba un rato con ella, ayudándola a calentar y estirar.

    -Dixben es un espadachín consumado. Uno de los mejores que he visto nunca. Su estilo es rápido y elegante, pero no dudará en hacer uso de la fuerza bruta si es necesario -La dijo TIkka. María resopló, nerviosa.

    -Aun no me lo puedo creer.

    -¿Qué vas a enfrentarte a él?

    -No. Como ha cambiado. Cuando eramos niños no podía hacerle daño ni a una mosca y mirale ahora -Maria suspiro- Un asesino sin parangon con la espada.

    -No creo que él quisiese terminar así. Se vió obligado por las circunstancias. Como tu ahora.

    -Lo se -Contestó Maria- Bueno, ha llegado la hora.

    Ambas salieron al Patio de Armas, donde estaba el cuadrilatero.Edvard, el resto de soldados y yo ya estabamos presentes. Edvard se colocó en el centro y dijo con la voz más alta y clara posible:

    -Este sera un duelo entre nuestro Mariscal Dixben y su protegida, Maria. Si María gana el combate podrá acompañarnos en batalla, si lo pierde. No podrá insinuar nunca más esta osadia. ¿Alguna pregunta?

    Ni María ni yo dijimos nada. Maria se acercó a su esquina, Tikka la dió un último consejo.

    -Tú unica oportunidad es ganar rápidamente. No puedes hacerle frente en un combate largo.

    -Lo se.

    Edvard salió del cuadrilatero y grito:

    -¡Luchad!

    María se abalanzó sobre mí con la espada en alto, era más rápida de lo que había imaginado y tuve ciertos problemas para repeler sus primeros ataques. Sus golpes no eran precisos, pero había que reconocer que sabía lo que hacía.

    Me cansé de recibir golpes y esperé un golpe amplio para contrataacar. Mi espada rozó la cara de Maria, creando un pequeño corte por el que salió un hilillo de sangre. Maria pareció no creerse lo que había pasado y, por un segundo, pensé que se rendiría. Pero se cabreó bastante, es muy orgullosa.

    Maria cargó con renovados brios y esquivé un par de golpes pero el tercero fue una finta y caí en ella como novato. Segundos después su puño se estampó contra mi cara, lo que me hizo perder el equilibrio. María me placó y ambos caimos al suelo, ella encima. El público comenzó a gritar, nadie se esperaba este desarrollo del combate.

    Conseguí quitarmela de encima cuando iba a colocarme la espada en el cuello y, por tanto, ganar. Intento levantarse, pero la dí una patada en la cara que hizo que cayese hacia atrás, intento volver a levantarse, pero me coloqué encima y ella empezó a revolverse. La puse boca abajo con bastante dificultad, la cogí por el pelo y la puse mi espada en el cuello. Había ganado yo.

    Edvard nos separó. Maria estaba enfadada consigo misma, triste y humillada en público. Ahora tenía que decidir, pues había dado guerra, la suficiente como para vencer a un soldado normal.


    _________________
    Invasión zombie, el Aar que estabas esperando:

    http://www.caballerosdecalradia.net/t2167-invasion-zombie

    dermat
    Sargento a pie
    Sargento a pie

    Mensajes : 353
    Edad : 21
    Facción : Reino de Swadia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por dermat el Mar Oct 21, 2014 11:54 pm

    Capítulo 34.

    Maria me miraba expectante, al igual que todos los que habían presenciado el combate. Claramente, María se había defendido y, en un par de ocasiones, me puso en aprietos. No me quedo más remedio que sonreir y tragarme el orgullo.

    -Puedes luchar.

    Maria levantó los brazos y gritó para descargar su tensión. Tikka se acercó a ella y la abrazó. Me fuí a mis aposentos seguido por Edvard.

    -Hiciste lo correcto -Dijo Edvard.

    -Eso no me consolará si la matan.

    Ambos nos miramos y sonreimos.

    -El ejército estará listo para partir mañana al alba. ¿Alguna órden más?

    -Asegurate de disfrutar esta noche. No se cuando podremos volver a gozar de ratos libres.

    Me guiño un ojo y me contesto: "Lo haré"

    El resto del día pasó sin nada digno de mención. Finalmente, al día siguiente partimos en dirección a Sargoth. Al mediodía llegamos a Sargoth, mi llegada había sido avisada por los exploradores comandados por Tikka y María y los restos del ejército y algunos voluntarios formaban en el exterior de la ciudad. Se unieron a la formación y avanzamos sin descansar en dirección de la posición donde nos esperaba Zack.

    Cuando anochecía llegamos a la posición fortificada de Zack. Al verle me dió la sensación de que pasaba algo, sensación que se confirmó al ver las caras de Tikka y María. Fuimos todos a su tienda de campaña y Zack me puso al corriente.

    -Como me ordenasteis tomé el mando y conseguí repeler varios ataques vaegires, dos en total. Sin embargo, la situación es desesperada -Cogió aire antes de continuar- Vaegir ha quedado prácticamente vacía, casi todos los soldados se han puesto a las órdenes de Laziel y se dirigen hacia nosotros. 1000 hombres, mi señor. Llegaran en dos horas, a lo sumo.l

    Los animos se tensaron.

    -Contamos con cerca de 700 hombres no hay tanta diferencia -Dije intentado ver el lado bueno.

    -Nuestra posición es muy precaria. No contamos ahora mismo con la Horda. Sera una batalla de tú a tú -Contestó Edvard.

    Extendí el mapa de la zona. Nuestro campamento principal se alzaba en lo alto de una meseta, parecía un castillo de madera. Estaba rodeado por una pequeña muralla. Me di cuenta rápidamente que quien ganase estaba batalla practicamente condenaría al otro bando, por ello no me conformaba con una victoria, debía ser una completa y total masacre sobre los vaegires.

    -¿Qué hacemos? -Preguntó Zack.

    -Deberíamos retirarnos a Sargoth -Dijo Zack. Su opinión fue aprobada por todos mis acompañantes.

    Se me ocurrió una idea.

    -Si nos retiramos perderíamos la iniciativa. Debemos luchar y ganar, pero no una victoria cualquiera, tiene que ser la mayor de nuestras victorias.

    -¿Cómo piensas hacerlo? -Preguntó María. Yo sonreí y todos supieron que la situación se había vuelto favorable hacia nosotros.

    -Tenemos que provocarles para atacar en cuanto lleguen. Para ello, Zack ponte al mando de 200 hombres y sal en dirección a Sargoth en cuanto los veamos en el horizonte, haz suficiente ruido como para que piensen que es gran parte del ejército. Tikka, María vosotras id con otros 200 hombres hacía los bosques cercanos, que vuestras tropas sean solo caballería. Yo y Edvard defenderemos el campamento principal con el resto del ejército.

    -Con 300 hombres no puedes defender el campamento contra 1000, es un suicidio -Dijo Tikka. El resto asintió, pensaron que había perdido la cabeza.

    -Tikka, María cuando gran parte del ejército Vaegir este empeñado en la batalla contra mis 300, atacad desde los flancos con vuestra caballería. Zack, cuando tú y tus 200 hombres estéis a medio camino dad media vuelta y volved tan rápido como podais y no espereis a entrar en batalla, pensad donde os necesito más y actuar ahí. Según mis calculos llegareís unos minutos despues del ataque de las chicas, el enemigo se verá sorprendido por un ataque por todos los flancos y se verá obligado a retirarse, momento en el que será masacrado.

    -Puede funcionar -Dijeron al unísono.

    -Edvard, quiero que me prepares unas cosas, deben estar listas para la batalla.

    -¿El qué, mi señor? -Dijo él.

    Le dí las instrucciones precisas y todos se prepararon para la batalla que se avecinaba. La batalla que decidiría la guerra en esa parte de Calradia.


    Última edición por dermat el Miér Oct 22, 2014 8:46 am, editado 1 vez


    _________________
    Invasión zombie, el Aar que estabas esperando:

    http://www.caballerosdecalradia.net/t2167-invasion-zombie

    Lord_Eddard_Stark
    Moderador
    Moderador

    Mensajes : 629
    Facción : Reino Vaegir

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por Lord_Eddard_Stark el Miér Oct 22, 2014 2:36 am

    El preludio de otra gran batalla. Excelente, como de costumbre. Encontré algo que parece ser un pequeño errorcillo, pero no es de gran importancia.
    Spoiler:
    Cuando Dixben planea la estrategia, dice: ''Zack ponte al mando de 200 hombres y sal en dirección a Sargoth en cuanto los veamos en el horizonte''; pero luego dice: ''Yo y Zack defenderemos el campamento principal con el resto del ejército'', cuando Zack teoricamente estaría de camino a Sargoth. Tal vez quisiste decir que Edvard defendería el campamento con Dixben.
    En fin, muy buen trabajo Smile.


    _________________
    ''La única oportunidad que tiene un hombre de ser valiente es cuando siente temor...''


    dermat
    Sargento a pie
    Sargento a pie

    Mensajes : 353
    Edad : 21
    Facción : Reino de Swadia

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por dermat el Jue Oct 23, 2014 12:11 am

    Hey! Sí, ya me dí cuenta y lo arreglé. Gracias por el aviso.

    Capítulo 35.

    Estado Mayor Vaegir.

    Laziel se encontraba al frente de su ejército cuando vió como una polvareda y oyó como un gran estruendo salía del campamento enemigo. No hacía falta ser muy inteligente para saber lo que pasaba: el enemigo se retiraba. Una tactica lógica teniendo en cuenta lo que ambos bandos se jugaban ya que defender Sargoth con 700 hombres sería más sencillo que arriesgarse a una batalla campal. Sin embargo había algo que no le dejaba tranquilo: ¿De verdad Dixben se retiraría sin presentar batalla? Las fuerzas no estaban demasiado desproporcionadas y, sinceramente, pensaba que Dixben lo intentaría aprovechar. Su instinto le decía esperar.

    Por desgracia para él, en un ejército tan aristocrático manda lo que piensan los lores que van con él y ellos habían creido ver la oportunidad de masacrar al enemigo de una vez por todas ya que se retiraba con el rabo entre las piernas. Sabiendo que solo le seguirían mientras mostrará valor y fuese aguerrido no lo quedó más remedio que ordenar el ataque.

    Campamento de Dixben.

    Sonreí al ver como los vaegires avanzaban hacia nosotros. Se esperaran una pequeña resistencia en el campamento, no más de cien hombres ya que había ordenado a los otros doscientos esconderse en la otra cara de la meseta, invisibles para el enemigo debido al terreno y la oscuridad.

    Edvard se me acercó.

    -Esta todo listo, señor.

    -Perfecto, que esperen mi señal.

    Casi una hora despues nuestros enemigos estaban lo suficientemente cerca como para distinguirles a simple vista.

    El ejército Vaegir había formado como es habitual para un asedio: la infantería marchaba al frente, seguida por los arqueros, un pequeño destacamento de caballería cubría la retaguardia. Haziel y los Lords iban al frente. Cuando estaban a algo más de ciento cincuenta metros los arqueros apostados en el campamento abrieron fuego sobre los Vaegires, que no dejaron de avanzar. Poco tiempo despues sus arqueros respondieron, cuasando nuestras primeras bajas.

    Finalmente la infantería vaegir llegó a la ladera de la meseta y empezó a escalarla.

    -¡Ahora! -Grité.

    Haciendo caso a mí órden los soldados pusieron en marcha mi arma secreta: los soldados prendieron diez grandes bolas de paja con antorchas y las dejaron caer sobre la infantería enemiga causando una gran confusión y un pequeño incendio. Aunque habíamos roto su formación inicial siguieron ascendiendo como una jauría de perros.

    -¡Permaneced firmes!¡Por Mancer! -Grité y ambos ejércitos chocamos.

    Mi espada bailó endemonaiada sobre el campo de batalla, varios enemigos probaron su acerco y cayeron moribundos. Mi reserva de doscientos hombres había entrado en acción, conteniendo al enemigo e impidiéndole avanzar por el campamento, formando un cuello de botella donde se vieron inmersos sin poder avanzar y la mayoría del ejército vaegir estaba fuera del campamento, donde eran blanco facil para mis arqueros.

    Tikka y María decidieron atacar en ese momento. Su carga destrozó a la caballería vaegir a la que superaban en número y se lanzó sobre la infantería provocando cuantiosas bajas y cortándoles la retirada. Los vaegires se dieron cuenta de que habían caido en una trampa.

    El ejército vaegir había perdido hasta ese momento casi 400 hombres mientras que yo unos 50. El ataque vaegir había perdido todo su ímpetu y los soldados intentaron huir por los flancos que no habían sido cerrados. En ese momento llegó Zack con sus refuerzos, cerrando el cerco sobre el ejército vaegir. La batalla se prolongó hasta casí el amanecer, todos y cada uno de los soldados y Lords vaegires fueron muertos, los pocos que consiguieron huir fueron perseguidos y cazados uno a uno. En el medio de la batalla, rodeado por casi una decena de mis hombres encontré el cuerpo de Laziel, quien había muerto luchando, como el valiente que fue.

    Me acerqué a su cuerpo.

    -Enterradle. Un hombre de su inteligencia y valor no merece ser pasto de los cuervos. Al resto de Lords cortarles la cabeza y mandadla a sus respectivos castillos y ciudades. Pero tampoco les enterreis, que se pudrán como el resto de soldados a los que han llevado a la muerte. Pues algo me dice que Laziel estaría en contra de plantar batalla tan a lo loco.

    -Si, señor -Dijo uno de los soldados.

    Mientras amanecía el cuerpo de Laziel fue enterrado. Limpié de sangre su espada y la enterré con ella. Era el mayor honor para un soldado.

    Al final, la batalla había sido espeluznante: los vaegires habían perdido a todo su ejército, mil hombres yacían muertos a cambio yo había perdido cien hombres. Por fín tenía llave hacia el territorio Vaegir.


    _________________
    Invasión zombie, el Aar que estabas esperando:

    http://www.caballerosdecalradia.net/t2167-invasion-zombie

    Lord_Eddard_Stark
    Moderador
    Moderador

    Mensajes : 629
    Facción : Reino Vaegir

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por Lord_Eddard_Stark el Jue Oct 23, 2014 2:04 am

    Otro excelente capítulo Smile. Aunque Dixben sea tan crudo como es, queda claro que respetaba a su contrincante con la pizca de honor que seguía viva en él. Esperemos que se de cuenta del mal que está desatando.


    _________________
    ''La única oportunidad que tiene un hombre de ser valiente es cuando siente temor...''


    Contenido patrocinado

    Re: Emperador Zombi.

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 12:53 am


      Fecha y hora actual: Dom Dic 04, 2016 12:53 am