Grandes batallas historicas

    Comparte
    avatar
    Lord Saba
    Espadachín
    Espadachín

    Mensajes : 176
    Edad : 22
    Facción : Reino Vaegir

    Grandes batallas historicas

    Mensaje por Lord Saba el Dom Sep 02, 2012 1:22 pm

    Espacio para postear vuestras batallas preferidas, empiezo yo:

    Cannas 216 a. C.

    Anibal avanza por la peninsula italica imparable, tras derrotar a las legiones en Tesino, Trebia y el Lago Trasimeno. Tras cortar una de las principales fuentes de suministros los consules Varron y Paulo acuden a enfrentarse a Anibal en la llanura de Cannas. 16 legiones frente a 40000 infantes veteranos y 14000 jinetes. Las fuerzas se desplegaron convencionalmente: los romanos con su sistema de triplex acies y caballeria en las alas y los punicos formando una linea doble con el centro ligeramente adelantado, formando la punta de una flecha y su caballeria en las dos alas. Los ejercitos avanzaron y las dos caballerias colisionaron en sus respectivas alas. El ala derecha fue facilmente derrotada por la numerosa caballeria cartaginesa, la caballeria del ala derecha se desplazo al ala izquierda por la retaguardia de los romanos. La caballeria romana al verse atacada por dos frentes se disperso. Mientras, en el centro de la batalla comenzo el hostigamiento seguido de una lucha encarnizada. Anibal situado en el centro dio orden de una retirada controlada, de esta forma metia a los romanos en una especie de semicirculo.

    Ademas debido a que la caballeria ya habia superado a la romana, los jinetes atacaron a los romanos por la retaguardia. El ejercito romano, con sus flancos eliminados, formo una cuña que iba introduciendose cada vez más dentro del semicírculo cartagines, metiendose de lleno en una ubicación en la que la infantería africana controlaba ambos flancos. Con la caballeria cartaginesa atacando desde retaguardia y la infanteria punica asaltando la formacion romana desde las alas, el avance romano se freno y se quedaron sin via de escape. Los romanos se vieron obligados a aglomerarse en el centro cada vez mas, llegando un punto en el que no podian levantar sus escudos, ni desenvainar sus espadas. Los romanos fueron masacrados, de los casi 90000 hombres iniciales solo quedaron unos 14000. Por su parte, los cartagineses recibieron unas 16000 bajas. Es considerada una de los mas grandes eventos de la tactica militar y la mayor derrota de los romanos.



    _________________

    La fortuna favorece a los audaces - Virgilio
    avatar
    SirMetrac
    Caballero
    Caballero

    Mensajes : 1284
    Edad : 25
    Facción : Reino Vaegir

    Re: Grandes batallas historicas

    Mensaje por SirMetrac el Dom Sep 02, 2012 1:47 pm

    La batalla de las Termópilas fue una confrontación de la Segunda Guerra Médica en la que se enfrentaron una alianza de polis griegas lideradas por Esparta y el Imperio persa de Jerjes I.

    La batalla duró tres días y se desarrolló en el paso de las Termópilas en agosto o septiembre de 480 a. C.. En esas mismas fechas tenía lugar la batalla de Artemisio.


    La invasión persa fue una respuesta tardía a la derrota sufrida en la Primera Guerra Médica, que había finalizado con la victoria de Atenas en la batalla de Maratón. Jerjes reunió un ejército y una armada inmensas para conquistar la totalidad de Grecia y, como respuesta a la inminente invasión, el general ateniense Temístocles propuso que los aliados griegos bloquearan el avance del ejército persa en el paso de las Termópilas, a la vez que bloqueaban el avance de la armada persa en los estrechos de Artemisio.

    Un ejército aliado formado por unos 7.000 hombres aproximadamente marchó al norte para bloquear el paso en el verano de 480 a. C. El ejército persa, que conforme a las estimaciones modernas estaría compuesto por unos 300.000 hombres, llegó al paso a finales de agosto o a comienzos de septiembre. Enormemente superados en número, los griegos detuvieron el avance persa durante siete días en total (incluyendo tres de batalla), antes de que la retaguardia fuera aniquilada. Durante dos días completos de batalla, una pequeña fuerza comandada por el rey Leónidas I de Esparta bloqueó el único camino que el inmenso ejército persa podía utilizar para acceder a Grecia.

    Tras el segundo día de batalla, un residente local llamado Efialtes traicionó a los griegos mostrando a los invasores un pequeño camino que podían utilizar para acceder a la retaguardia de las líneas griegas. Sabiendo que sus líneas iban a ser sobrepasadas, Leónidas despidió a la mayoría del ejército griego, permaneciendo para proteger su retirada junto con 300 espartanos, 700 tespios, 400 tebanos y posiblemente algunos cientos de soldados más, la mayoría de los cuales murieron en la batalla.


    Tras el enfrentamiento, la armada aliada en Artemisio recibió las noticias de la derrota en las Termópilas. Dado que su estrategia requería mantener tanto las Termópilas como Artemisio, y ante la pérdida del paso, la armada aliada decidió retirarse a Salamina. Los persas atravesaron Beocia y capturaron la ciudad de Atenas, que previamente había sido evacuada. Sin embargo, buscando una victoria decisiva sobre la flota persa, la flota aliada atacó y derrotó a los invasores en la batalla de Salamina a finales de año.

    Temiendo quedar atrapado en Europa, Jerjes se retiró con la mayor parte de su ejército a Asia, dejando al general Mardonio al mando del ejército restante para completar la conquista de Grecia. Al año siguiente, sin embargo, los aliados consiguieron la victoria decisiva en la batalla de Platea, que puso fin a la invasión persa.


    _________________
    No estoy de acuerdo con lo que dices,pero hasta con la vida defenderé el derecho que tienes a decir lo que piensas.-Voltaire
    avatar
    Yebenoso
    Espadachín
    Espadachín

    Mensajes : 175
    Edad : 18

    Re: Grandes batallas historicas

    Mensaje por Yebenoso el Lun Sep 03, 2012 11:02 am

    Para mi algunas de las batallas más grandes,pero no grandes en número,sino en honor.


    Cartagena de Indias


    El rey lo ascendió en 1734 a teniente general de la Armada. Regresó a América con los navíos Fuerte y Conquistador en 1737 como comandante general de Cartagena de Indias, plaza que tuvo que defender de un sitio (1741) al que la había sometido el ataque del almirante inglés Edward Vernon. La excusa de los ingleses para iniciar un conflicto con España fue el apresamiento de un barco corsario comandado por Robert Jenkins cerca de la costa de Florida. El capitán de navío Juan León Fandiño apresó el barco corsario y cortó la oreja de su capitán al tiempo que le decía (según el testimonio del inglés):

    «Ve y dile a tu rey
    que lo mismo le haré si
    a lo mismo se atreve.»

    A la sazón, el tráfico de ultramar español se veía constantemente entorpecido e interrumpido por los piratas ingleses. En su comparecencia ante la Cámara de los Lores, Jenkins denunció el caso con la oreja en la mano, de ahí que los ingleses conozcan el conflicto como «Guerra de la oreja de Jenkins».

    Vernon estaba envalentonado tras el saqueo de la mal guarnecida plaza de Portobelo (Panamá), y el inglés desafió a Lezo, a lo que el marino español contestó:

    «Si hubiera estado yo en Portobelo
    , no hubiera su Merced insultado impunemente las plazas del Rey mi Señor,
    porque el ánimo que faltó a los de Portobelo me hubiera sobrado para contener su cobardía.»

    La flota inglesa, la agrupación de buques de guerra más grande que hasta entonces había surcado los mares (2.000 cañones dispuestos en 186 barcos, entre navíos de guerra, fragatas, brulotes y buques de transporte, y 23.600 combatientes entre marinos, soldados y esclavos negros macheteros de Jamaica, más 4.000 reclutas de Virginia bajo las órdenes de Lawrence Washington, medio hermano del futuro libertador George Washington), superaba en más de 60 navíos a la Gran Armada de Felipe II. Para hacerse idea del mérito estratégico de la victoria, baste decir que las defensas de Cartagena no pasaban de 3.000 hombres entre tropa regular, milicianos, 600 indios flecheros traídos del interior, más la marinería y tropa de desembarco de los seis únicos navíos de guerra de los que disponía la ciudad: Galicia, que era la nave Capitana, San Felipe, San Carlos, África, Dragón y Conquistador. Blas de Lezo, sin embargo, contaba con la experiencia de 22 batallas. El sitio de Cartagena de Indias fue una gran victoria con una enorme desproporción entre los dos bandos.


    Tan colosal derrota de los ingleses aseguró el dominio español de los mares durante más de medio siglo hasta que lo perdió en Trafalgar, cosa que la historia inglesa no reconoce. Humillados por la derrota, los ingleses ocultaron monedas y medallas grabadas con anterioridad para celebrar la victoria que nunca llegó. Tan convencidos estaban de la derrota de Cartagena que pusieron medallas en circulación que decían en su anverso: «Los héroes británicos tomaron Cartagena el 1 de abril de 1741» y «El orgullo español humillado por Vernon».


    Fue justo lo contrario: con sólo seis navíos, 2.830 hombres y mucha imaginación, Blas de Lezo derrotó a Vernon, que traía 180 navíos y casi 25.000 hombres, fue tal la derrota que el Rey de Inglaterra, Jorge II prohibió hablar de ella o que se escribieran crónicas alusivas al hecho, como si nunca hubiese ocurrido. Mientras en su retiro, el almirante Vernon se alejaba de la bahía con su armada destrozada le gritaba al viento una frase: «God damn you, Lezo!» (¡Que Dios te maldiga Lezo!). En respuesta escrita a Vernon, Blas de Lezo pronunció la inmortal frase:

    «Para venir a Cartagena es necesario que el rey de Inglaterra construya otra escuadra mayor,
    porque ésta sólo ha quedado para conducir carbón de Irlanda a Londres
    , lo cual les hubiera sido mejor que emprender una conquista que no pueden conseguir.»



    Milagro de Empel


    De acuerdo con la tradición, el 7 de diciembre de 1585, el Tercio del Maestre de Campo Francisco de Bobadilla (compuesta por unos cinco mil hombres) combatía durante la Guerra de los Ochenta Años en la isla de Bommel, situada entre los ríos Mosa y Waal, bloqueado por completo por la escuadra del almirante Holak. La situación era desesperada para los Tercios Españoles pues, además del estrechamiento del cerco había que sumarle la escasez de víveres y ropas secas.

    El jefe enemigo propuso entonces una rendición honrosa pero la respuesta española fue clara:

    «Los infantes españoles prefieren
    la muerte a la deshonra. Ya hablaremos
    de capitulación después de muertos».

    Ante tal respuesta, Holak recurrió a un método harto utilizado en ese conflicto: abrir los diques de los ríos para inundar el campamento enemigo. Pronto no quedó más tierra firme que el montecillo de Empel, donde se refugiaron los soldados del Tercio.

    En ese crítico momento, de acuerdo con la tradición, un soldado del Tercio cavando una trinchera tropezó con un objeto de madera allí enterrado. Era una tabla flamenca con la imagen de la Inmaculada Concepción.

    Anunciado el hallazgo, colocaron la imagen en un improvisado altar y el Maestre Bobadilla, considerando el hecho como señal de la protección divina, instó a sus soldados a luchar encomendándose a la Virgen Inmaculada:

    Este tesoro tan rico que descubrieron debajo de la tierra fue
    un divino nuncio del bien, que por intercesión de la Virgen María
    esperaban en su bendito día.

    Según indica la citada tradición, un viento completamente inusual e intensamente frío se desató aquella noche helando las aguas del río Mosa. Los españoles, marchando sobre el hielo atacaron por sorpresa a la escuadra enemiga al amanecer del día 8 de diciembre y obtuvieron una victoria tan completa que el almirante Holak llegó a decir:

    «Tal parece que Dios es español al obrar, para mí, tan grande milagro».

    Aquel mismo día, entre vítores y aclamaciones, la Inmaculada Concepción es proclamada patrona de los Tercios de Flandes e Italia.

    Sin embargo, este patronazgo sólo se consolidaría mucho más adelante, cuarenta años después de que en la bula Ineffabilis Deus del 8 de diciembre de 1854, se proclamase por parte del papa Pío IX como dogma de fe católica la Concepción Inmaculada de la Virgen Santísima. Así es como se convierte la Inmaculada Concepción en patrona de la actual Infantería Española.



    Batalla de Otumba

    Después de que Hernán Cortés se viera obligado a evacuar la ciudad de Tenochtitlan durante la lluviosa Noche Triste (30 de junio de 1520), en la que los Mexicas o Aztecas acabaron con gran parte de las fuerzas españolas en la ciudad, el nuevo emperador mexica Cuitláhuac persiguió a los españoles con el fin de destruirlos antes de que pudieran refugiarse en las tierras de sus aliados tlaxcaltecas. Un gran contingente de guerreros mexicas (en su mayoría tenochcas, pero también tepanecas, xochimilcos y miembros de otras ciudades o poblados mesoamericanos, sometidos o aliados) les alcanzó en los llanos de Otompan (Otumba) el 7 de julio del mismo año, donde les cortó el paso luego de días de escaramuzas por los pueblos del camino. Sabedores de que los mexicas siempre sacrificaban a sus prisioneros, los cerca de 500 españoles sobrevivientes, pero en su maýoría heridos, varios mastines y no más de un centenar de aliados tlaxcaltecas en las mismas condiciones,] se decidieron a luchar o morir, a pesar de no disponer ya de artillería y haber perdido buena parte de sus caballos y arcabuces tras la derrota sufrida durante la huida de Tenochtitlán.

    Cuitlahuac, con su hermano Matlatzincátzin,el Cihuacóatl que había nombrado líder de la batalla, rodeó con sus hombres a los debilitados españoles, que resistieron durante horas intercambiando flechas por disparos de ballesta y arcabuces. No obstante, Alvar Núñez Cabeza de Vaca, un explorador jerezano, anotó en su trabajo «Naufragios» que, el arcabuz y la ballesta fueron poco útiles debido a la movilidad y agilidad de los indios en espacios abiertos, ya que peleaban a ras del suelo y saltando de un lado para otro; estas armas solo eran eficaces cuando luchaban en ríos o atolladeros, lo que los indios temen son los caballos. Viendo Hernán Cortés que la batalla se alargaba y sus hombres comenzaban a sentirse exhaustos, decidió jugar su última carga atacando al tepuchtlato (portaestandarte/caudillo) Cihuacóatl, notable en la batalla por ser el más alto y adornado de los guerreros aztecas y por tanto indicio claro de que era el jefe supremo de su ejército. Por primera vez en la historia de la Conquista de México, los españoles realizaron una modesta carga de caballería formada por 5 jinetes (Sandoval, Olid, Alonso de Ávila, Alvarado y Juan de Salamanca) que se abalanzaron sobre Cihuacóatl invocando a "Santiago".
    .."Llevaban a la guerra los más ricos vestidos y joyas que tenían. El capitán general, vestido ricamente, con una devisa de plumas sobre la cabeza, estaba en mitad del ejército, sentado en unas andas, sobre los hombros de caballeros principales; la guarnición que alrededor tenía era de los más fuertes y más señalados; tenían tanta cuenta con la bandera y estandarte, que, mientras la veían levantada, peleaban, y si estaba caída, como hombres vencidos, cada uno iba por su parte. Esto experimentó el muy valeroso y esforzado capitán don Fernando Cortés en aquella gran batalla de Otumba"..
    "Crónica de la Nueva España", Francisco Cervantes de Salazar
    El tepuchtlato (portaestandarte) Cihuacóatl, fue emboscado por Cortés, quién lo derribó de las andas y fue rematado de un espadazo por el soldado Juan de Salamanca, apoderándose de su insignia (tlahuizmatlaxopilli ). Estas insignias eran señales del desarrollo de la batalla, y si caía era señal de que la batalla se estaba perdiendo. El ejército Azteca rompió filas al no tener un mando


    _________________
    El amigo ha de ser como la sangre, que acude luego a la herida sin esperar a que le llamen

    Francisco Quevedo
    avatar
    SirMetrac
    Caballero
    Caballero

    Mensajes : 1284
    Edad : 25
    Facción : Reino Vaegir

    Re: Grandes batallas historicas

    Mensaje por SirMetrac el Lun Sep 03, 2012 12:17 pm

    No conocía las últimas dos :good:


    _________________
    No estoy de acuerdo con lo que dices,pero hasta con la vida defenderé el derecho que tienes a decir lo que piensas.-Voltaire
    avatar
    Lord Saba
    Espadachín
    Espadachín

    Mensajes : 176
    Edad : 22
    Facción : Reino Vaegir

    Re: Grandes batallas historicas

    Mensaje por Lord Saba el Lun Sep 03, 2012 12:19 pm

    Grandisimas batallas yebenoso. :good:


    _________________

    La fortuna favorece a los audaces - Virgilio
    avatar
    reinaldodechatillon
    Miliciano
    Miliciano

    Mensajes : 88
    Facción : Donde haya una buena batalla

    Re: Grandes batallas historicas

    Mensaje por reinaldodechatillon el Sáb Oct 13, 2012 2:28 pm

    EL DESASTRE DE ANNUAL

    Aprovecho la laureada recientemente concedida al Regimiento de Caballería Alcantara 14, en los hechos ocurridos en el Rif, en 1921, para relataros lo acontecido allí.

    Los que no sepais muy bien de que va el tema, podeis indagar un poco en google, vereis que lo hechos acaecidos alli, son tremendos, intentad poneros en la piel de aquella gente, en la odisea que tuvieron que vivir, en el horror de aquella huida para salvar la vida, siendo perseguidos y masacrados por los rifenos. Y tambien los actos heroicos como los del regimiento de caballeria alcantara dando su vida cargando contra los rifenos para salvar la de sus companeros en el repliegue, y algunos otros...

    Os pongo un enlace (el más completo que he encontrado) de lo sucedido allí.

    http://desastredeannual.blogspot.com.es/[/url] Nota: Si al acceder al enlace, no os aparece texto (solo fotos), presionar donde pone pagina princial


    http://www.gees.org/articulos/el_%E2%80%9Cdesastre_de_annual%E2%80%9D_cambio_de_politica_en_el_norte_de_africa_8580

    Os pongo otros, más centrados en la actuación "del Alcantara".

    http://legon.blogia.com/2012/062701-la-carga-de-los-heroes..php

    http://www.perezreverte.com/articulo/patentes-corso/687/la-laureada-de-alcantara/

    http://bellumartis.blogspot.com.es/2012/06/regimiento-de-caballeria-alcantara.html

    http://www.defensa.gob.es/Galerias/documentacion/revistas/2012/red-286-alcantara.pdf

    Y algún video.

    http://www.youtube.com/watch?v=ri5PZNTtM4k&feature=related



    Última edición por reinaldodechatillon el Sáb Oct 13, 2012 4:33 pm, editado 6 veces


    _________________
    Yo soy así, y hago lo que hago porque alguien tiene que hacerlo...
    avatar
    SirMetrac
    Caballero
    Caballero

    Mensajes : 1284
    Edad : 25
    Facción : Reino Vaegir

    Re: Grandes batallas historicas

    Mensaje por SirMetrac el Sáb Oct 13, 2012 2:33 pm

    Gran carga de la caballería, me recuerda a la carga polaca pero que no salio tan bien...


    _________________
    No estoy de acuerdo con lo que dices,pero hasta con la vida defenderé el derecho que tienes a decir lo que piensas.-Voltaire
    avatar
    SirAlbert II
    Hombre de armas
    Hombre de armas

    Mensajes : 1017

    Re: Grandes batallas historicas

    Mensaje por SirAlbert II el Sáb Oct 13, 2012 4:14 pm

    Esta que os enseño a continuación no es una gran batalla histórica en números, sino en honor como dice Yebenoso.

    Fuente: XLSemanal,Patente de Corso, Arturo Pérez-Reverte.




    Un marino decente


    Hace tiempo que no tecleo en plan abuelito Cebolleta, contando alguna peripecia histórica. Así que refrescaré una que, en realidad, es epílogo de otra que ya referí hace tres años -Un gudari de Cartagena- sobre el combate del pesquero armado republicano Nabarra con el crucero nacional Canarias durante la Guerra Civil. La acción tuvo lugar cerca del cabo Machichaco; y como señalé en su momento, es mi episodio favorito de la historia naval española del siglo XX. Lo que voy a contarles quizá contribuya a aclarar por qué.

    El 5 de marzo de 1937, durante una acción contra un pequeño convoy republicano, las 13.000 toneladas y las cuatro torres dobles del Canarias, capaces de disparar proyectiles de 113 kilos, se enfrentaron a un humilde bacaladero de la Euzkadiko Gudontzidia -ikurriña en la proa y bandera española con franja morada a popa- armado con sólo dos cañones de 101.6 milímetros. El combate fue brutal y sangriento: durante una hora, maniobrando con tenacidad suicida entre una fuerte marejada, el comandante del Nabarra, Enrique Moreno Plaza, un murciano al que la Enciclopedia Auñamendi llama «marino vasco nacido en la Unión» -confirmando, como dice mi amigo el marino y escritor Luis Jar, que los vascos nacen donde les da la gana-, y los cuarenta y ocho hombres de la dotación, lograron arrimarse lo bastante al crucero enemigo para sostener un combate que sus propios adversarios, en el parte oficial, calificarían de «eficaz y admirable». Y al fin, en llamas, sin arriar bandera, el pequeño Nabarra se hundió con treinta hombres a bordo -imposible compararlos con los miserables que hoy se llaman a sí mismos gudaris-, incluido el comandante. Con ellos murió también el cocinero, Pedro Elguezábal, que mientras se iban a pique, animado por una botella de coñac, enseñaba al Canarias un cuchillo desde la borda gritando: «Venid si tenéis huevos, cabrones».

    Ésa es la historia que conté hace tres años, aunque en folio y medio no me cabía el epílogo. Uno de esos adversarios que calificaron de eficaz y admirable la hazaña del humilde Nabarra fue el tercer comandante del Canarias, Manuel Calderón. Y ese marino de la escuadra nacional demostró, con su comportamiento tras el combate, una admiración por la valentía del enemigo derrotado, una compasión y una calidad humana que situaron en el mismo plano de grandeza moral, quizá por única vez en la sucia historia de nuestra Guerra Civil, a vencedores y vencidos; sobre todo en lo que se refiere al aspecto naval del conflicto, donde la saña de unos y otros desbordó la infamia, con asesinatos masivos de oficiales en la zona republicana y con una despiadada aplicación de la pena de muerte por parte de los tribunales franquistas a los marinos, mercantes o de guerra, capturados al bando enemigo. Ése fue el caso de los diecinueve supervivientes del Nabarra, que fueron condenados a muerte tras su desembarco y prisión. Y si no se cumplió la sentencia fue gracias a los esfuerzos del comandante del Canarias, capitán de navío Moreno, y sobre todo al tesón de su tercero, el capitán de corbeta Calderón, que removió cielo y tierra para salvar la vida de los vencidos. Calderón llegó al extremo de pedir una entrevista con el general Franco, en la que argumentó: «Esos hombres son unos héroes, y los héroes merecen vivir». Tanto insistió una y otra vez en alabar el valor de aquellos diecinueve marinos, que para quitárselo de encima Franco acabó concediendo el indulto y la liberación inmediata de todos ellos. «Sáquelos de la cárcel -fueron sus palabras exactas-. Y luego invítelos a comer chipirones. Pero pague usted de su bolsillo».

    Hubo algo más que chipirones. Porque Manuel Calderón siguió velando el resto de su vida por los supervivientes del Nabarra. Buscó trabajo a unos, recomendó a otros y protegió a todos para que no sufrieran represalias. Al marinero Lahoz le avaló un crédito bancario, al segundo oficial Olaveaga lo ayudó a obtener el título de capitán de la marina mercante, y cuando supo que al telegrafista Cahué le negaban trabajo en Baracaldo por sus antecedentes políticos, se presentó allí de uniforme, convocó al alcalde y al comandante de la Guardia Civil, y dijo que al día siguiente quería ver a Cahué trabajando. Fue Manuel Calderón, en suma, un marino decente y un hombre de honor. Con más gente como él, la suerte de la infeliz España habría sido entonces, y aún ahora, más afortunada de lo que fue y de lo que es. La prueba de que los hombres del Nabarra le profesaron idéntica lealtad y aprecio es que cuando Calderón, soltero y sin hijos, murió en 1979 en una residencia de ancianos, sus antiguos enemigos en el combate de cabo Machichaco lo habían hecho padrino de treinta y dos hijos y nietos.
    avatar
    Mikeboix
    Emperador
    Emperador

    : : wyrd bi∂ ful ārǣd
    Mensajes : 12109
    Facción : Imperio de Calradia

    Re: Grandes batallas historicas

    Mensaje por Mikeboix el Lun Oct 15, 2012 10:56 pm

    Preciosa historia SirAlbert. Que bien ver algo relacionado con nuestra guerra civil que no sea odio mutuo y rencor eterno.

    Una lástima por los otros once tripulantes del Nabarra... esos no recibieron tanta atención bajo el mar No


    _________________
    ~No olvides leer las normas. No resuelvo dudas de los juegos por mensaje privado.~


    avatar
    SirAlbert II
    Hombre de armas
    Hombre de armas

    Mensajes : 1017

    Re: Grandes batallas historicas

    Mensaje por SirAlbert II el Miér Oct 17, 2012 5:20 pm

    Por lo que he leído en otras páginas, parte de la tripulación que se hundió con el Nabarra lo hizo voluntariamente. Como sabían que si se entregaban los iban a fusilar, decidieron morir con el barco. Fumando un cigarrillo en la bodega según he oído.
    avatar
    SirSowort99
    Caballero
    Caballero

    : : "die Sonne, Sie ist der hellste Stern von Allen"
    Mensajes : 1563
    Facción : Reino de Swadia

    Re: Grandes batallas historicas

    Mensaje por SirSowort99 el Dom Oct 21, 2012 4:47 am

    Ahora una Batalla algo mas antigua:

    La Batalla de Zama:

    en el año 202 AC hubo una guerra que decidiría el destino de Europa y africa.
    Se enfrentaron las legiones romanas lideradas por Publio Cornelio Escipión con más de 30000 legionarios apoyados por la caballería de Masinia contra el ejército cartaginés liderado por Aníbal.
    en pleno desierto solo Aníbal tenia la posibilidad de ganar
    la estrategia fue:
    Aníbal desplegó sus tropas de infantería en tres líneas de falanges y colocó sus 80 elefantes de guerra en el frente. Su estratégia consistía en un ataque masivo frontal con sus elefantes los cuales crearían aberturas en las líneas romanas. Estas aberturas serían aprovechada por la infantería apoyada por la caballería. Esto era una estrategia ya utilizada por Aníbal en el pasado y que Escipión había estudiado muy bien. En vez de colocar a sus tropas en la forma tradicional de tres lineas sucesivas de asteros, príncipes y triarios, sin dejar espacios entre hombre y hombre, Escipión dispuso sus hombres en filas perpendiculares a del enemigo con espacio entre ellas.

    Cuando los elefantes cartagineses cargaron contra las fuerzas de Escipión, la infantería romana abrieron aún más las filas y los elefantes pasaron limpiamente sin atropellar a los legionarios. Mientras tantos, los vélites (infantería liviana romana) acosaron a los elefantes con javalinas, flechas, hondas y ruidos de trompetas. Esto hizo que muchos de los elfantes se volvieran contras las líneas cartaginesas. Inmediantamente la caballería romana atacó a la caballería cartaginesa que estaba dispuesta en los flancos.

    La caballería de Aníbal se desintegró y huyó desbandada. Mientras tanto, el choque de la infantería romana y cartaginesa era muy cruento y reñido, pero luego las cohortes romanas empezaron a ordenarse y avanzar en formación a puntasos de gladio con sus escudos en el frente. En esos momentos la caballería romana que regresaba de la persecución atacó por la retaguardia a la infantería enemiga, aniquilando de esta manera al ejército mercenario cartaginés.

    En la Batalla de Zama el ambicioso y arrogante Aníbal fue derrotado categoricamente por el austero y tenaz Publio Cornelio Escipión, apodado desde entonces el Africano.



    Tras la victoria romana se llegó al fin de la Segunda Guerra Púnica. Las condiciones de rendición no fueron tan benevolentes como las del tratado que dio fin a la Primera Guerra Púnica. De hecho, fueron tan fuertes que Cartago no pudo disputar la supremacía en el Mediterráneo a Roma nunca más.


    _________________
    Visita la Comunidad Oficial Chilena: http://www.caballerosdecalradia.net/t601-mount-and-blade-warband-chile-comunidad-oficial#7434


    Cualquier irregularidad, Falta, Doble post, o Problema en el foro, Puedes recurrir al admin del foro o a cualquiera de los moderadores y sera arreglado cuanto antes.
    avatar
    lasito
    Miliciano
    Miliciano

    Mensajes : 42

    Re: Grandes batallas historicas

    Mensaje por lasito el Miér Nov 07, 2012 8:21 pm

    Lord Saba escribió:Espacio para postear vuestras batallas preferidas, empiezo yo:

    Cannas 216 a. C.

    Anibal avanza por la peninsula italica imparable, tras derrotar a las legiones en Tesino, Trebia y el Lago Trasimeno. Tras cortar una de las principales fuentes de suministros los consules Varron y Paulo acuden a enfrentarse a Anibal en la llanura de Cannas. 16 legiones frente a 40000 infantes veteranos y 14000 jinetes. Las fuerzas se desplegaron convencionalmente: los romanos con su sistema de triplex acies y caballeria en las alas y los punicos formando una linea doble con el centro ligeramente adelantado, formando la punta de una flecha y su caballeria en las dos alas. Los ejercitos avanzaron y las dos caballerias colisionaron en sus respectivas alas. El ala derecha fue facilmente derrotada por la numerosa caballeria cartaginesa, la caballeria del ala derecha se desplazo al ala izquierda por la retaguardia de los romanos. La caballeria romana al verse atacada por dos frentes se disperso. Mientras, en el centro de la batalla comenzo el hostigamiento seguido de una lucha encarnizada. Anibal situado en el centro dio orden de una retirada controlada, de esta forma metia a los romanos en una especie de semicirculo.

    Ademas debido a que la caballeria ya habia superado a la romana, los jinetes atacaron a los romanos por la retaguardia. El ejercito romano, con sus flancos eliminados, formo una cuña que iba introduciendose cada vez más dentro del semicírculo cartagines, metiendose de lleno en una ubicación en la que la infantería africana controlaba ambos flancos. Con la caballeria cartaginesa atacando desde retaguardia y la infanteria punica asaltando la formacion romana desde las alas, el avance romano se freno y se quedaron sin via de escape. Los romanos se vieron obligados a aglomerarse en el centro cada vez mas, llegando un punto en el que no podian levantar sus escudos, ni desenvainar sus espadas. Los romanos fueron masacrados, de los casi 90000 hombres iniciales solo quedaron unos 14000. Por su parte, los cartagineses recibieron unas 16000 bajas. Es considerada una de los mas grandes eventos de la tactica militar y la mayor derrota de los romanos.



    y es despues de esa batalla donde los romanos decidieron adoptar el "Gladius Hispaniensis";
    ya que el centro de la infanteria cartaginesa la formaban Iberos y Galos, portaban la Spatha griega o espada larga y al intentar blandearla para atacar no podian puesto que esta espada al ser larga, no permitia punzar solo permitia sajar. Al final la espada larga la usaron solo para la caballeria.

    Impresionante alarde de conocimiento de Anibal de sus unidades, sistemas de lucha y de las del enemigo.

    Centro de la infanteria Cartaginesa

    Galos con hachas de doble filo o tambien llamadas franciscas e Iberos con falcata que luego los romanos mejoraron (Gladius hispaniensis) tras la batalla de Cannas.
    avatar
    Mikeboix
    Emperador
    Emperador

    : : wyrd bi∂ ful ārǣd
    Mensajes : 12109
    Facción : Imperio de Calradia

    Re: Grandes batallas historicas

    Mensaje por Mikeboix el Miér Nov 07, 2012 8:26 pm

    lasito escribió:
    y es despues de esa batalla donde los romanos decidieron adoptar el "Gladius Hispaniensis";
    ya que el centro de la infanteria cartaginesa la formaban Iberos y Galos, portaban la Spatha griega o espada larga y al intentar blandearla para atacar no podian puesto que esta espada al ser larga, no permitia punzar solo permitia sajar. Al final la espada larga la usaron solo para la caballeria.

    Impresionante alarde de conocimiento de Anibal de sus unidades, sistemas de lucha y de las del enemigo.

    Centro de la infanteria Cartaginesa

    Galos con hachas de doble filo o tambien llamadas franciscas e Iberos con falcata que luego los romanos mejoraron (Gladius hispaniensis) tras la batalla de Cannas.

    Impresionante muestra de conocimientos sobre la vieja roma... Nos vendrían bien tus servicios en un mod que estamos desarrollando metrac y yo sobre la Hispania Romana.
    http://www.caballerosdecalradia.net/t143-wbsp-invasion-a-hispania-nombre-provisional
    Salud y perdon por el spam.


    _________________
    ~No olvides leer las normas. No resuelvo dudas de los juegos por mensaje privado.~


    avatar
    lasito
    Miliciano
    Miliciano

    Mensajes : 42

    Re: Grandes batallas historicas

    Mensaje por lasito el Miér Nov 07, 2012 10:55 pm

    pues metí la pata, por las prisas jejeje (estaba en el trabajo)la espada anterior al Gladius que usaban los romanos seguramente era la hoplita; la Spatha ( de hay el nombre hoy en dia de "espada" ) era una evolucion del gladius mas larga para parecerse mas a las espadas germanas que se usaron en las invasiones barbaras.

    Lo de ser mod, puuf no tengo ni idea pero si buscas informacion y ayuda estoy a tu servicio, siempre que pueda porque tengo poco tiempo el trabajo, mi hijo, mi mujer etc etc jejejeje

    Un Saludo
    avatar
    Rerg15
    Espadachín
    Espadachín

    Mensajes : 341
    Edad : 20
    Facción : Imperio de Calradia

    Re: Grandes batallas historicas

    Mensaje por Rerg15 el Lun Mar 18, 2013 2:03 am

    La batalla de Grünwald, llamada también Batalla de Žalgiris por los lituanos o Batalla de Tannenberg por los alemanes, se libró el 15 de julio de 1410. El Gran Ducado de Lituania y el Reino de Polonia y sus aliados se enfrentaron a los Caballeros Teutónicos. Fue la batalla decisiva de la guerra que tuvo lugar entre 1409 y 1411 entre polacos y lituanos, por un lado, y los caballeros teutónicos, por otro, terminando con la derrota de estos últimos. El Estado Monacal de los Caballeros Teutónicos fue vencido en la batalla y la Orden nunca recuperó su influencia anterior. La batalla es el acontecimiento bélico más importante de la historia de Lituania y uno de los acontecimientos más importantes de la historia de Polonia y se considera una de las grandes batallas de la época medieval, con unas 12.000 víctimas.
    A primera hora del 15 de julio de 1410 ambos ejércitos llegaron a los campos cerca de los pueblos de Grünwald, Tannenberg y Ludwigsdorf (Łodwigowo) y formaron uno frente a otro. Los polaco-lituanos se situaron frente a los pueblos de Ludwigsdorf y Tannenberg.
    Ejército polaco-lituano: el flanco izquierdo formado por los polacos estaba al mando de Ladislao y estaba compuesto fundamentalmente por caballería. El flanco derecho, el del ejército del gran duque, estaba a las órdenes de Vitautas el Grande y compuesto por caballería ligera, formada por banderas de casi todo el Gran Ducado, escaramuzadores tártaros lituanos al mando de Jalal ad-Din khan, caballería ligera moldava enviada por Alexandru cel Bun y serbios.
    Ejército teutónico: fundamentalmente caballería pesada e infantería. Iban a recibir ayuda de tropas de la Europa occidental (llamados los "invitados de la Orden"), que todavía estaban en camino, y de otros caballeros que habían sido convocados por una bula papal.
    Es difícil de calcular el número exacto de soldados de ambos bandos que tomaron parte en la batalla. Sólo hay dos fuentes fiables que describan la batalla. La crónica mejor preservada y más completa es la Banderia Prutenorum, escrita por Ioannes Longinus, pero que no menciona las cifras exactas. La otra está incompleta y conservada en un breve documento del siglo XVI. Meses después de la batalla, en diciembre de 1410, el nuevo gran maestre de la Orden Heinrich von Plauen el viejo envió cartas a los monarcas europeos occidentales en las que describía la batalla como una guerra contra las fuerzas de los malvados paganos. Este punto de vista fue compartido por muchos escritores contemporáneos. Como el resultado de la batalla fue a posteriori objeto de la propaganda de ambos bandos, muchos autores extranjeros sobreestiman el número de combatientes aliados para tratar de explicar el desenlace.
    En una de las crónicas prusianas se menciona que "las fuerzas del rey polaco eran tan numerosas que no hay número tan grande en el lenguaje humano". Una de las crónicas anónimas de la ciudad hanseática de Lübeck menciona que los soldados de Ladislao eran 1.700.000 y los de Vitautas 2.700.000 (entre los que habría un gran número de rutenios -como eran conocidos los actuales bielorrusos y ucranianos-) además de 1.500.000 tártaros. Entre las fuerzas que supuestamente colaboraban con los polaco-lituanos, habría "sarracenos, turcos, paganos de Damasco, Persia y otras tierras". Según Enguerrand de Monstrelet, los caballeros desplegaron 300.000 hombres, mientras que sus enemigos al mando de los reyes de "Lituania, Polonia y Sarmacia" desplegaron 600.000. Andrés de Ratisbona estima en 1.200.000 hombres de armas el número de polaco-lituanos.
    Hay que tener en cuenta, sin embargo, que los cronistas medievales eran notorios por su tendencia a exagerar hiperbólicamente las cifras y que con la logística de la época era imposible mantener en campaña ejércitos de semejante tamaño. La única conclusión válida que se puede extraer de las mismas es que el ejército polaco-lituano superaría en número al teutónico.
    Los historiadores más modernos dan cifras estimativas mucho más bajas. Ludwik Kolankowski considera que las fuerzas polaco-lituanas oscilaban entre los 16.000 y 18.000 caballeros polacos y de 6.000 a 8.000 soldados de caballería ligera lituanos, mientras que los caballeros teutones habrían desplegado entre 13.000 y 15.000 caballeros pesados. Jerzy Dąbrowski estima que la fuerza total aliada sería de 18.000 caballeros polacos y 11.000 lituanos y rutenios, a los que se enfrentaban 16.000 soldados. La cifra que estima historiadores lituanos sumando el número de banderas presentes en la batalla ronda 55.000 entre las tropas lituano-polacas y 45.000 de las tropas de Orden teutónica ndependientemente de dichas estimaciones, la mayor parte de los historiadores modernos tienen en consideración únicamente las unidades de caballería. Además de los 16.000 caballeros, la Orden Teutónica desplegó unos 9.000 infantes, arqueros y ballesteros. Ambos ejércitos disponían también de grandes campamentos militares, tabores (vagones tirados por caballos para formar círculos de carros) y otras unidades que suponían sobre un 10% de su fuerza total.
    Ambos ejércitos se componían de "banderas". Cada bandera de caballería pesada estaba compuesta de unos 240 caballeros montados, más sus escuderos y asistentes. Cada bandera tenía su propio estandarte y luchaba independientemente. Las banderas lituanas eran normalmente algo más débiles y estaban compuestas de aproximadamente 180 soldados de caballería ligera. Se desconoce la estructura de las unidades a pie, como piqueros, arqueros, ballesteros, y de la artillería.
    El ejército de los caballeros teutones constaba de 51 banderas.6 Razin, citando estimaciones alemanas, considera que el ejército de la Orden estaba formado por 11.000 hombres, incluyendo unos 4.000 caballeros, algo menos de 3.000 escuderos y unos 4.000 ballesteros. El ejército teutón estaba equipado con bombardas que podían disparar proyectiles de piedra o de plomo.
    Según Razin, el ejército aliado dispondría de unos 16.000-17.000 hombres, incluyendo unos 3.000 tártaros. Había un total de 91 banderas aliadas, 50 polacas y 41 lituanas, incluyendo algunas de territorios rusos y rutenos controlados por Polonia y Lituania, así como banderas de territorios independientes que se unieron a la alianza (como la bandera de Novgorod).
    Aunque era menos numeroso, el ejército teutón era, en conjunto, superior en disciplina, entrenamiento y equipo. Si bien la caballería pesada polaca era un rival a tener en cuenta, la mayor parte del ejército polaco-lituano estaba formado por levas de infantería y caballería ligera, que no podían competir contra el mucho más profesional ejército teutón de igual a igual.
    Ambos bandos estaban compuestos por tropas provenientes de un gran número de países y territorios (en el lado teutónico había gentes de 22 diferentes pueblos, principalmente germánicos) y tenían entre sus filas a numerosos mercenarios procedentes de la Europa occidental, el Sacro Imperio (incluyendo Alsacia, Lorena), Bohemia y Moravia) y Moldavia.
    Ambos bandos se dispusieron para la batalla al amanecer. Debido a que los teutones estaban en inferioridad numérica, éstos habían levantado defensas frente a sus líneas. Los polacos no eran partidarios de atacar semejante posición fortificada y, debido a ello, ninguno de los ejércitos se decidía a dar el primer paso. Este estancamiento se rompió cuando los teutones enviaron a dos emisarios para retar a atacar a los polacos. Ladislao no podía negarse a aceptar el desafío y a mediodía las fuerzas del gran duque de Lituania iniciaron el ataque al flanco izquierdo del ejército teutónico cerca del pueblo de Tannenberg (Stębark) al tiempo que varias banderas polacas cargaban contra el flanco derecho. La caballería pesada de la Orden contraatacó en ambos flancos. Tras más de una hora de lucha, la caballería lituana emprendió una retirada fingida hacia zonas de pantanos y los bosques. En el flanco derecho quedaron tras la retirada sólo tres banderas de Smolensko al mando de Lengvenis (Simon Lingwen), hijo de Algirdas y hermano de Jaguelón, y un primo de Vitautas, mientras que las otras dos eran apoyadas por la caballería polaca en reserva y atravesaban las líneas enemigas hasta llegar a las posiciones polacas.
    La falsa retirada, maniobra que los lituanos habían aprendido a su costa de los mongoles, había sido planeada de antemano y tuvo éxito, aunque con matices: la caballería pesada teutónica emprendió una persecución desorganizada contra los lituanos en retirada, entrando en los pantanos, pero pronto la retirada se convirtió en una desbandada, mencionando algunos autores que los lituanos no se detuvieron hasta llegar a su país. Lo cierto es que Vitautas logró detener a las tropas en fuga y reorganizar sus fuerzas para volver al combate, si bien ello llevó un tiempo en el que los polacos no pudieron contar con sus aliados.
    Simultáneamente la caballería pesada teutónica combatía contra los polacos. Tras varias horas de batalla, los teutones empezaron a ganar ventaja. Según Ioannes Longinus el gran maestre en persona dirigió una carga contra la bandera de Cracovia (la unidad polaca más fuerte). Las filas polacas empezaron a perder cohesión y se perdió el estandarte (aunque fue recuperado al poco), por lo que Ladislao ordenó entrar en combate al grueso de sus reservas. La llegada de tropas de refresco permitió a los polacos rechazar el ataque enemigo, cuyas fuerzas se debilitaron, mientras que las reservas teutónicas habían sido empeñadas en la persecución de la caballería lituana.
    Después varias horas de combate, Ulrich von Jungingen decidió reunir las tropas en la línea principal de batalla y se puso al frente del ataque con 16 banderas de caballería pesada que había mantenido en reserva. Ladislao, por su parte, lanzó al combate todas las reservas que le quedaban, así como varias unidades que habían sido empeñadas en la lucha previamente y se encontraban cansadas. Sin embargo, al poco tiempo Vitautas volvió al campo con sus fuerzas reorganizadas y se unió a la lucha, mientras que la infantería lituana salía de los bosques circundantes y se sumaba a los caballeros polacos. Para entonces la superioridad numérica de los aliados era abrumadora. Los teutónicos ofrecieron una gran resistencia, pero fueron rodeados y empezaron a sufrir graves pérdidas, entre las que se contaba el propio gran maestre.
    Tras la muerte de su comandante, el resto de las tropas teutónicas empezó a retirarse. Parte se retiró a los bosques, siendo perseguidos por la caballería lituana y polaca, mientras que el resto se dirigió hacia su campamento, cerca del pueblo de Grünwald. Allí intentaron organizar la resistencia rodeando el campamento con carros unidos por cadenas (una forma de defensa móvil característica del este de Europa), pero las defensas fueron pronto rotas y el campamento fue asaltado y saqueado. La persecución de la caballería teutónica en retirada duró hasta el ocaso.

    Contenido patrocinado

    Re: Grandes batallas historicas

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Lun Dic 11, 2017 12:17 pm