Agua y arena

    Comparte

    El Barón
    Moderador
    Moderador

    Mensajes : 2547
    Facción : Moderador en las sombras.

    Agua y arena

    Mensaje por El Barón el Sáb Mayo 10, 2014 11:59 am

    PRÓLOGO


    Mare Nostrum


    Patria de Pirro
    Nos encontramos en una época de guerras, desconfianzas, hambrunas, pobrezas, solo hace 3 años desde que Pirro de Épiro se marcho a Grecia con el rabo entre las piernas, todo sus éxitos desbaratados por los romanos que tuvieron que extender sus brazos y aceptar a numerosos pueblos como nuevos hermanos de armas.
    Uno de estos pueblos es la vieja leona luchadora de Cartago, un imperio comercial que se extiende por el Mediterráneo donde los choques entre romanos y africanos van menguando las relaciones dejando siempre mal sabor de boca.



    Península Itálica gobernada casi en exclusivo por la República de Roma.


    Territorios turdetanos.

    Cartago posee una de las mejores armadas hasta la hora conocidas por todos los pueblos, sus hombres campan por los campos sicilianos,africanos e hispanos, donde un pequeño asentamiento está tomando forma uniendo a numerosas colonias africanas, respaldadas por un ejército cuya misión en parar los posibles ataques a manos de los pueblos iberos, especialmente al pueblo belicoso de los Turdetanos que a la mínima ocasión aprovechan para saquear los territorios tan legalmente establecidos por Cartago en aquella rica y próspera península donde multitud de culturas vivían bajo un mismo techo.

    Capítulo I: Amada Sicilia

    Cartago desde el final de la guerra con Épiro buscaba nuevos horizontes a los que expandirse, bueno, tal vez estemos en lo erróneo, Cartago no es una sola voz dirigida por un dictador o rey, Cartago es una vieja república con tradiciones a las que se someten, aunque un pequeño sector del Senado busca nuevas metas militares a la que fortalecer el nombre de la república otros creen que es mejor reconstruir y no destruir, una gran mayoría de los senadores piensa así cortando las alas de expansión a la estancada Cartago, aunque parecía que el único conflicto que se tendría en aquellos tiempos sería el conflicto con los diversos pueblos turdetanos que se oponían a la influencia cartaginesa, la vecina ciudad de Siracusa gobernada por un viejo acompañante de Pirro el cual se había casado con la hija de el hombre más poderoso de Siracusa, las gentes de la ciudad lo habían nombrado comandante en jefe de sus ejércitos, su nombre, Hierón, según él, azote de los enemigos de Siracusa.

    Hierón buscaba fáciles campañas militares que le pusieran en bandeja la corona de Siracusa, sus primeras acciones fueron contra los mercenarios mamertinos todo un éxito, Cartago no poseía un ejército defendiendo a la ciudad de Lilibea, por lo que un ataque rápido como el mismísimo trueno de Zeus le daría su tan codiciada corona.

    Declaración de guerra
    Por ello mando matar a los embajadores africanos, los cuales sus cabezas viajaron por cortesía de Hierón a la ciudad de Lilibea, Cartago nada más saber esa ofensa, voto el envío de refuerzos a los cuáles encabezaría un general prometedor, de la dinastía Barca, un tal Aníbal (no confundirse con el gran Aníbal)

    Al mismo tiempo que se producía la agresión griega, los africanos vasallos de Cartago habían mandado un comité al Senada cartaginés con la petición de ayuda en la guerra declarada por las tribus de los getulos.

    Claramente no se podía dejar a un aliado tirado, pues Cartago les había brindado protección, aunque no se pensaba en un conflicto largo, los cartagineses de Hispania habían recibido ordenes de que si los Getulos lanzasen una ofensiva, desembarcar en Tingis y contraatacar.
    A los pocos meses de comenzar el conflicto con los griegos de Siracusa, el recién coronado Hierón marcho con sus tropas a la ciudad de Lilibea con paso rápido y alegre, sin ningún ejército del que servirse de la defensa de la ciudad, las arcas del estado se fundieron pagando a mercenarios griegos e itálicos para su defensa mientras que los refuerzos de Aníbal llegaban por el mar.
    Hierón sabía que si los refuerzos africanos llegaban le pillarían en medio del asedio provocando dos frentes en la batalla y su total aniquilación, por ello se retiró a suelo griego y mando un alto el fuego a cambio de una generosa contribución a las arcas del Senado africano.


    Retirada de Hieron a Siracusa.

    Mientras que Hierón II de Siracusa ya se relamía de las heridas aún no provocadas, Aníbal desembarcaba en Sicilia donde aumento las filas del ejército con mercenarios y más griegos que se les unían contra el rey griego.

    Aníbal avanzó aún en inferioridad numérica y con tropas menos experimentadas que las griegas, Hierón creyendo una victoria fácil salió al encuentro africano.
    Sin duda la balanza se decantaría para el griego, mejores tropas, más caballería... pero Aníbal conocedor de estos fatales datos, había recibido "donaciones anónimas de ciertos senadores" unas majestuosas bestias enseñadas para romper y demoler filas enemigas.

    Campamento africano, tienda de Aníbal
    -Bien, las bestias se ocultaran en los árboles de la derecha, en la primera linea dispondremos a los hoplitas y a los mercenarios, segunda hostigadores, una vez carguen los elefantes, una carga general, que los griegos flanqueen y los hoplitas aguanten, cuando vean a los animales acercarse huirán.-Decía seguro de sí mismo el joven y prometedor general, rodeado de sus capitanes.-También, quiero que los itálicos protegan la retaguardia, no me gustaría tener a los tarantinos a mis espaldas, con o sin elefantes. Señores hoy es un gran día, Cartago respondera esta osadía y todo el mundo sabrá de lo que somos capaces de hacer.-Dijo mientras salía de la tienda y contemplaba al ejército ya en posición marchando a la batalla.


    Mientras se preparaban los últimos retoques, el rey griego se lanzó al ataque, Aníbal marchó rápidamente con sus tropas a colocarlas según la estrategia que se había tomado.

    Al cabo de unas horas, los ejércitos enemigos se veían las caras.

    La táctica del griego simple pero efectiva, cargar contra los menos preparados hoplitas africanos y romper la formación, así pues se lanzó una carga general.

    Ala izquierda griega.
    -Hijos de Alejandro, ¡cargad! decía el capitán de uno de los regimientos, un veterano por todo el número de cicatrices en su cara.

    Pero a los 200 o 300 metros de encontrarse con los libios, el bosque empezó a emitir salvajes ruidos que paralizaron a los griegos de la izquierda, asustados formaron su muro de escudos, los ruidos empezaron a dejar ver gigantescas figuras que salían del bosque, enormes bestias que cargaban contra ellos.
    -¡Aguantad!¡Son solo bestias!¡Nosotros somos hijos de Zeus!
    No se sabe como, ningún griego no abandonó la posición, pero por muchos griegos que fueran, esas bestias no pararían y pasarían por encima de ellos si fuera necesario.

    La carga fue brutal, decenas de hombres volaron por los aires, las trompas de los animales arrollaban todo lo que veían a su paso, la mezcla de sonidos de agonía humana y animal se mezclaban.



    Centro griego.

    Hierón observo como su flanco izquierdo se derrumbaba, aun así siguió con la carga, con la sorpresa de la carga africana contra ellos, los griegos habían visto a que se enfrentaban y muchos de ellos ya empezaban a dudar del destino de la batalla.
    El choque entre ambos ambos se hizo notar en el gran ruido que genero el choque entre ambos escudos, el griterío y los sonidos del flanco izquierdo que empezaban a disminuir

    Flanco derecho griego.
    Había sido un fracaso, las dispersas unidades griegas habían sido rodeadas totalmente y empezaban a caer en gran número, sin refuerzos poco a poco la salida de la lucha a muerte se veía más visible pues totalmente rodeados no había nada que hacer.


    Mientras tanto, una parte de las unidades griegas se habían retirado a "reagruparse"

    Al final todo intento de reagrupar al los griegos fue en vano, la retirada había comenzado, regresaban a Siracusa esta vez, con serias heridas, una de ellas, su recién coronado rey que según algunos, había sido aplastado por una de las enormes criaturas de Aníbal.

    Ahora la ciudad de Siracusa estaba solo a unas cuantas horas de largo pero animado camino, donde se los soldados debatían con una sonrisa en la cara, en que se gastarían el dinero del saqueo de Siracusa (aunque casi todos, seguramente, se lo gastarían en casas de putas desde Siracusa hasta Cartago)

    Antes de llegar a la ciudad, el ejército griego sabiendo lo que le harían a su patria decidió plantar cara, bajo las órdenes de unos de los capitanes del difunto Hierón, pero su destino fue igual de trágico y solo retrasaron lo inevitable.

    Ahora la hermosa ciudad de Siracusa se encontraba sola y protegida por los pocos ciudadanos que preferían morir a ver su ciudad arrasada.

    Entre el ejército de tierra y los refuerzos navales se lanzo el ataque a los griegos.


    _________________
    El trabajo hecho a gusto no cansa jamás.
    Por cierto si eres de los que comprar juegos por internet y encima eres una persona caricativa compra en G2A, un sitio totalmente seguro, y si encima quieres ayudar a este viejo Barón, dadle a este link https://www.g2a.com/r/elbaron y luego comprad sin miedo. .

    Lord_Eddard_Stark
    Moderador
    Moderador

    Mensajes : 629
    Facción : Reino Vaegir

    Re: Agua y arena

    Mensaje por Lord_Eddard_Stark el Sáb Mayo 10, 2014 3:25 pm

    ¡Me gustó mucho! Espero ver como continúa Smile.


    _________________
    ''La única oportunidad que tiene un hombre de ser valiente es cuando siente temor...''


    El Barón
    Moderador
    Moderador

    Mensajes : 2547
    Facción : Moderador en las sombras.

    Re: Agua y arena

    Mensaje por El Barón el Sáb Mayo 10, 2014 5:14 pm

    Me alegro que te guste! en el siguiente capítulo tendremos más de una batalla y quien sabe que más!


    _________________
    El trabajo hecho a gusto no cansa jamás.
    Por cierto si eres de los que comprar juegos por internet y encima eres una persona caricativa compra en G2A, un sitio totalmente seguro, y si encima quieres ayudar a este viejo Barón, dadle a este link https://www.g2a.com/r/elbaron y luego comprad sin miedo. .

    Neodrako
    Usuario VIP
    Usuario VIP

    Mensajes : 4404
    Edad : 33
    Facción : Gran Polonia

    Re: Agua y arena

    Mensaje por Neodrako el Sáb Mayo 10, 2014 11:01 pm

    A mi la verdad también me gusto mucho.

    Lo vi esta mañana y no pude evitar pararme a ver y leer me resulto interesante  :good: 10.05.2014


    _________________
    Prefiero vivir un dia como lechón que 100 años como cordero

    Guias de los Mount and Blade
    Spoiler:

    El Barón
    Moderador
    Moderador

    Mensajes : 2547
    Facción : Moderador en las sombras.

    Re: Agua y arena

    Mensaje por El Barón el Dom Mayo 11, 2014 12:21 pm

    Si os ha gustado este capítulo ya veréis el siguiente, la verdad es que la cosa se ha complicado de manera inigualable a otras partidas jugadas.


    _________________
    El trabajo hecho a gusto no cansa jamás.
    Por cierto si eres de los que comprar juegos por internet y encima eres una persona caricativa compra en G2A, un sitio totalmente seguro, y si encima quieres ayudar a este viejo Barón, dadle a este link https://www.g2a.com/r/elbaron y luego comprad sin miedo. .

    Orik_Yelmo_De_Piedra
    Espadachín
    Espadachín

    : : Gran Khan para los amigos
    Mensajes : 242
    Facción : Mongoles

    Re: Agua y arena

    Mensaje por Orik_Yelmo_De_Piedra el Dom Mayo 11, 2014 12:43 pm

    Madre mía estoy deseando ver el siguiente! Cuántos tienes pensado hacer?
    P.D: En las batallas al pulsar la letra K desaparece completamente la interfaz, lo digo para las fotos en plena batalla.


    _________________
    Con la ayuda del cielo, he conquistado para vosotros un gran imperio. Pero mi vida fue demasiado corta para lograr la conquista del mundo. Esa tarea queda para vosotros - Gengis Khan

    Cómo gruñirían los cerditos si supueran como sufrió el viejo javalí - Ragnar Lodbrok antes de morir

    El Barón
    Moderador
    Moderador

    Mensajes : 2547
    Facción : Moderador en las sombras.

    Re: Agua y arena

    Mensaje por El Barón el Dom Mayo 11, 2014 1:17 pm

    Si lo de la k lo descubri en el siguiente episodio, la verdad, tengo pensado hacer tantos capítulos como aguante Cartago, si quereis os puedo ofrecer un pequeño avance informativo, vamos a tener guerras para dar y regalar.


    _________________
    El trabajo hecho a gusto no cansa jamás.
    Por cierto si eres de los que comprar juegos por internet y encima eres una persona caricativa compra en G2A, un sitio totalmente seguro, y si encima quieres ayudar a este viejo Barón, dadle a este link https://www.g2a.com/r/elbaron y luego comprad sin miedo. .

    Franz de Renais
    Miliciano
    Miliciano

    Mensajes : 6

    Re: Agua y arena

    Mensaje por Franz de Renais el Miér Jun 04, 2014 2:42 pm

    ¡Épica batalla! no hay nada mejor que leer un buen Aar acompañado de un vasazo de Nesquick grande y frio. Saludos.

    El Barón
    Moderador
    Moderador

    Mensajes : 2547
    Facción : Moderador en las sombras.

    Re: Agua y arena

    Mensaje por El Barón el Miér Jun 04, 2014 3:19 pm

    Me alegro que os guste! este finde después de mucho estudiar nuevo capítulo...


    _________________
    El trabajo hecho a gusto no cansa jamás.
    Por cierto si eres de los que comprar juegos por internet y encima eres una persona caricativa compra en G2A, un sitio totalmente seguro, y si encima quieres ayudar a este viejo Barón, dadle a este link https://www.g2a.com/r/elbaron y luego comprad sin miedo. .

    Lord_Eddard_Stark
    Moderador
    Moderador

    Mensajes : 629
    Facción : Reino Vaegir

    Re: Agua y arena

    Mensaje por Lord_Eddard_Stark el Jue Jun 05, 2014 3:43 am

    ¡Lo espero con ansias Smile!


    _________________
    ''La única oportunidad que tiene un hombre de ser valiente es cuando siente temor...''


    El Barón
    Moderador
    Moderador

    Mensajes : 2547
    Facción : Moderador en las sombras.

    Re: Agua y arena

    Mensaje por El Barón el Dom Jun 08, 2014 6:40 pm

    Capitulo II: Arena y Sangre

    El general Aníbal había preparado ya a su ejército con la intención de tomar de una vez por todas la ciudad, esta viendo como el final se acercaba intento venderse al mejor postor, primero mandaron correos a Roma y Grecia, pero fueron interceptados, los mensajeros fueron crucificados delante de la ciudad, luego se ofreció la corona al general africano (según sus hombres más cercanos hubo conflictos con el tema, algunos creerían que siendo el ejército de Cartago podrían hacerse con toda Sicilia y instaurar un nuevo reino con Aníbal al frente,pero esta opción fue desechada pues el Senado tenía ojos en todas partes y aunque no tuvieran el control del ejército si tenían recursos con los que combatir, además de las tropas en suelo Ibero.

    Aníbal marchó la ciudad al frente de sus hombres, montado en un gran elefante, los griegos recibieron refuerzos que llegarían por el mar, por ello el ejército se dividió en dos, los más veteranos marcharían al encuentro de los refuerzos mientras que el resto del ejército bloquearía cualquier camino para evitar el reencuentro de los griegos.

    Por otra parte, los refuerzos de Aníbal marchaban velozmente por la retaguardia de las naves griegas, los griegos no tuvieron más opciones que desembarcar, fueron recibidos primero por jabalinas libias que diezmaron el desembarco, luego los expertos libios acabaron fácilmente con la escasa resistencia griega que habían encontrado, al mismo tiempo desembarcaron los refuerzos cartagineses.
    Aníbal decidió dejar a los refuerzos en la cabeza de playa, por si ocurría algo, mientras marchaba con el grueso de sus tropas al interior de la ciudad.

    Los defensores griegos se agruparon codo con codo para intentar parar la embestida africana que se les acercaba poco a poco, tomando calles y matando a tantos civiles encontraban, al final los griegos fueron rodeados y una pelea por matar o morir se cernió sobre las calles griegas que estaban regadas de su propia sangre junto con algo africana.


    Al final de varias horas de combate y de resistencia civil, Siracusa había caído en manos de Cartago, ahora su destino estaba en manos del prodigioso general que veía como sus hombres se hacían pedazos esperando las órdenes de saqueo de la ciudad para cobrarse las merecidas pagas de la campaña que se había retrasado.


    Casa de Hierón, Siracusa
    Los últimos hombres fieles de Hierón brotaban en el suelo, Aníbal contemplo la maravillosa casa que había tenido el rey Hierón, pero antes de disfrutarla uno de sus capitanes se informo de que los hombres estaban a punto de motín, por ello Aníbal reunió a todo su ejército y a todos los griegos supervivientes en aquella ciudad en torno a la plaza.

    Aníbal miró a sus hombres, aunque pudo encontrar muchas caras leales, la falta de pagos podría suponer el fin de todo, pero no permitiría la destrucción de Siracusa, por ello ante las escaleras del templo a Zeus pronunció unas palabras a todos los reunidos.
    -¡Hermanos!¡Hoy hemos luchado, muchos han dado la vida por este momento y es hora de cobrarse la recompensa!.-Una ola de gritos africanos sacudieron toda la ciudad, aunque Aníbal intento seguir hablando tuvo que esperar a que se callaran.
    -¡Ya se que no habéis recibido vuestro dinero, el que por derecho os corresponde!¡Por ello he decidido que las buenas gentes de Siracusa donen parte de sus riquezas para saldar la deuda que tiene Cartago y yo con vosotros!
    Algunos creyeron que significaba sitio libre para el saqueo pero se esperaron por que no entendían bien las palabras de su general.
    -¡Gentes de Siracusa!¡En vuestras manos tenéis la vida de vuestros hermanos!¿Daréis parte de vuestra riqueza para salvaros?

    Claramente los griegos entendieron la situación, podían darles todo el dinero y seguir con vida, o no darles nada  y morir y ver como les quitaban todo, claramente escogieron la primera.
    Los griegos sacaron de sus casas todo lo que tenían y lo depositaron en la plaza, después de manera "ordenada" se realizó el pago a todos los soldados y griegos que habían ayudado en la toma de la ciudad.

    Mientras tanto en Iberia.
    El ejército africano había recibido tomar de una vez por todas con la ciudad enemiga de Kartuba y poder afianzarse en la Península, pero a pocos kilómetros de llegar a la ciudad fueron sorprendidos por un pequeño ejército turdetano que había decidido salir al encuentro del invasor y dar la vida por su patria.

    Los turdetanos colocaron aprovechando el relieve, pero la embestida cartaginesa con sus tropas más equipadas y experimentadas provocó a la primera de cambio la huida de los turdetanos y paso libre a Kartuba.


    Luego las tropas africanas marcharon a Kartuba donde fueron recibidos por una pequeña defensa que fue aniquilada, Cartago había conseguido afianzarse en la Península y ahora los pueblos iberos hacían cola para firmar tratados con los cartagineses.

    Pero la felicidad de la conquista pronto se convertiría en cenizas en la boca del Senado, los pueblos númidas y garamancios formaron una coalición contra Cartago.
    Mientras tanto en Cartago se discutía acaloradamente la posición de Cartago en la guerra.


    Senado cartaginés.
    -¡Hermanos de Cartago!¡Todos sabemos que Cartago no podrá ganar la guerra sin ayuda, nuestros enemigos nos han ofrecido una ventajosa paz a cambio de poco!.-La gran mayoría del Senado apoyaba el fin de la guerra por cuestiones que aún no se sabían, algunos dicen que oro númida abundaba en sus arcas.

    De repente las enormes puertas del Senado se abrieron dejando entrar a un contigente de soldados, encabezados por una figura misteriosa cubierta de arena y sangre, la mayoría de senadores (los más jóvenes) empezaron un gran revuelo como si de cerdos a punto de ser sacrificados se tratasen, los intrusos cerraron las puertas del Senado y las atrancaron impediendo la salida o entrada al Senado.
    Mientras tanto la misteriosa figura se colocaba en medio del Senado, se quitó el casco y se dejó ver, un hombre cubierto de sangre y cicatrices, vestía las ropas nobles y... el sello  Barca, era sin duda Aníbal.

    -Voz de Cartago, he viajado un largo trayecto, he luchado y he visto morir a compatriotas, a hijos de Baal, he tomado la ciudad de Siracusa, ¿y que es lo que me encuentro al llegar a mi ciudad? Una panda de cobardes,no... de traidores que prefieren vender lo que tanto hemos tardado en construir, toda África esta bañada por nuestra sangre y se la dais a ¿númidas y negros esclavos? No lo permitiré, no pienso permitir que tiréis al mar lo que hemos trabajado durante toda nuestra vida... Como general en jefe de las fuerzas de Cartago asumo el mando y invitó a todos los senadores leales a Cartago a quedarse... los demás pueden irse.
    Las puertas de Cartago se abrieron sacando a una multitud de senadores asustadizos que corrían para ver como su ciudad había sido tomada por los golpistas.

    Solo se quedaron entre 20-30 senadores, los más ancianos, los más veteranos.
    -Así renacerá Cartago de sus cenizas, tenemos mucho que hacer, mis leales.-Dijo así el joven golpista, sus hombres cerraron las puertas del Senado.

    Mientras tanto, en el resto de África se olía aires de guerra y los maselios y sus aliados preocupados por los extraños rumores de Cartagon avanzaban su guerra contra la república, las ofensivas enemigas provocaron grandes bajas a Cartago, las plazas de Iol, Tingis y Gadir se perdieron ante la cualición enemiga.


    Mientras tanto Cartago recibía una puñalada por la espalda, su  vasallo de Libia había declarado la independencia del yugo cartaginés viendo la impunidad de la que recibían los enemigos de Cartago, pero Aníbal no dejaría una traición en el aire, reorganizo el ejército y marcho a Tapso, la cuál saqueo y destruyó hasta las cenizas, Aníbal dio carta libre a sus hombres que mataron,violaron y robaron todo lo que quisieron durante 3 días y 3 noches, los libios comprendieron que habían cometido el mayor error de su vida y negociaron la paz sin presentar batalla, Cartago exigió a todos los primogénitos libios de las grandes casas para que lucharan por Cartago y como moneda de cambio, Libia aceptó sin rechistar.


    Ahora después de solucionar los problemas en casa, Cartago podrá lanzar un contraataque para eliminar la amenaza de la cualición.


    _________________
    El trabajo hecho a gusto no cansa jamás.
    Por cierto si eres de los que comprar juegos por internet y encima eres una persona caricativa compra en G2A, un sitio totalmente seguro, y si encima quieres ayudar a este viejo Barón, dadle a este link https://www.g2a.com/r/elbaron y luego comprad sin miedo. .

    Lord_Eddard_Stark
    Moderador
    Moderador

    Mensajes : 629
    Facción : Reino Vaegir

    Re: Agua y arena

    Mensaje por Lord_Eddard_Stark el Mar Jun 17, 2014 3:10 am

    ¡Muy bueno! Me está gustando mucho esta historia. Ya deseo leer el próximo capítulo Smile.


    _________________
    ''La única oportunidad que tiene un hombre de ser valiente es cuando siente temor...''


    El Barón
    Moderador
    Moderador

    Mensajes : 2547
    Facción : Moderador en las sombras.

    Re: Agua y arena

    Mensaje por El Barón el Miér Jun 18, 2014 9:03 pm

    Capitulo III: Víboras del desierto

    La situación africana era ahora muy distinta, años atrás el poder cartaginés se extendía por todo Africa todas sus tribus respetaban las decisiones de Cartago, ahora como víboras se revolvían contra sus antiguos amos, casi todo el territorio africano estaba repartido entre los esclavos negros de Garamancia, y las tribus númidas, Aníbal sabía que no podía permanecer en 3 frentes a la vez, el desgaste sería enorme y los esfuerzos en vano, por ello busco una victoria fácil y eliminar la amenaza de las tribus de Garamancia que invadían territorio cartaginés al mando de un gran ejército (aunque su calidad no podía compararse con la cartaginesa).


    Ejército de Garamancia invade territorio de Cartago

    Las tropas cartaginesas estaban desilusionadas, llevaban mucho tiempo combatiendo, las riquezas se convertían en cenizas en sus bocas, sus familias estaban desprotegidas en Cartago, sus hijos crecían sin padres, Aníbal sabía que no podía contar con tal ánimo entre las tropas por ello decidió dar un discurso entre sus tropas antes de la batalla.

    Campamento cartaginés, tienda de Aníbal

    Aquel hombre, conquistador y defensor de Cartago estaba cansado, tantos años de lucha para mantener una ciudad que su destino era destruirse así misma sin importarle las bajas que tuvieran, Aníbal había sangrado y luchado codo con codo con sus hombres, ellos le seguirían hasta el mismo infierno, pero cada vez las posibilidades disminuían, un correo entro en la tienda.
    -¡Salve Aníbal!Tengo un correo del Senado para ti.
    Aníbal miro de reojo al correo, estaba centrado en un viejo mapa de África en su mesa, dio la orden de que le diera el correo, y leyó en voz alta.
    -Aníbal, favorito de Baal, las inafortunadas noticias de Hispania han llegado a nuestro conocimiento, la ciudad costera de Gadir ha sido invadida por los númidas, creemos que están preparando una invasión a la Península, por ello pedimos que en el menor tiempo posible acuda a la toma de la plaza.
                              Firmado: Giscón

    Aníbal ya sabía la noticia desde varios días, pero no podía dejar el frente desprotegido, quemó el mensaje y se levantó de su silla, se lavo la cara y se bebió toda la copa de vino, y se dirigió a convencer a todos sus hombres de que debían seguirlo hasta el final.

    Salió de la tienda, el terrible sol y calor le azotaron como a un vil esclavo en una cantera, y ante él un gran ejército en las mismas condiciones, sus caras agotadas pero con el suficiente respeto para mirar a los ojos de su general, Aníbal intento hablar pero su garganta le paso factura, uno de sus comandantes le ofreció un vaso de vino , Aníbal lo rechazó, y con la saliva intento sustituir al vino.
    -¡Hermanos de Cartago, estáis aquí reunidos por una razón, os doy la elección de iros a casa con vuestra familia, vuestros hijos...vuestros dioses, todo aquel que se valla no tendrá nada que temer, se le dará la paga del mes y podrá irse a su casa!

    Los hombres no podían creer lo que decía su general, la salvación, les acababa de ofrecer la salvación y volver a sus casas con sus familias y con dinero suficiente para vivir dignamente, aunque muchos quisieron irse en aquel momento esperaron a su general que aún quería seguir con su discurso:
    -¡Yo, como hijo de Baal, me quedaré con los que quieran, no obligo a nadie, pero os advierto de una cosa!¡Pienso morir si hace falta por vosotros, daré mi sangre si Baal lo requiere que se fundirá en esta tierra nada hospitalaria, pero la pregunta que os hago mis fieles amigos es!¿Que pensáis hacer en Cartago?¿Trabajareis honradamente cuando esos sucios enemigos de Cartago lleguen a las puertas?¿Defenderéis a Cartago con vuestras vidas, pero, y vuestra familia?¡Con vosotros muertos no servirá de nada, vuestras mujeres serán prostituidas, vuestros padres asesinados, vuestros hijos esclavizados!¡Pero no os alarméis aún queda mucho para eso!¿Un mes o dos como mucho?

    Los hombres estaban desconcertados, ahora seguían las palabras de aquel hombre como si de un oráculo se tratase el cual no tenía pinta de errar.
    -¡Vuestra salvación hermanos míos, se encuentra en la sangre de todos nuestros enemigos que están esparcidos como viles alimañas por toda África!¡O ellos o nosotros!¿Que pensáis hermanos?¿Dejaréis vuestra patria para regalarla a nuestros enemigos?
    Un grito de todos los hombres sacudió el campamento, los hombres acaban de darse cuenta, no habría paz hasta el final de la guerra.
    -¿¿O por el contrario llegaréis a vuestra casa con las riquezas de toda África y vuestra espada manchada de sangre de los enemigos de Cartago?!
    La contestación de sus hombres era lo que Aníbal necesitaba, acababa de encontrar la lealtad perdida de sus hombres.
    -¡Pues os digo hermanos míos que nuestra salvación de encuentra tras esa colina!¡Vallamos y peleemos como hijos de dioses que somos!
    La exclamación de sus hombres fue tan grande que llegó al campamento garamancio donde esperaban a un enemigo que ahora marchaba con valor de un león.

    El ejército cartaginés llego encontrándose escondidos a sus enemigos.

    Aníbal analizó el campamento, los enemigos habían abierto 3 secciones del campamento para su retirada en caso de derrota, claramente Aníbal no tenía la intención de dejar a ningún enemigo de Cartago con vida, por eso rodeo el campamento, por el frente avanzarían los hoplitas libios junto con los escaramuzadores, por el flanco derecho la experimentada infantería libia y por último y como regalo, la caballería númida y los elefantes dirigidos por Aníbal entrarían por la retaguardia.


    Los cartagineses hacen su trabajo aguantando a todo el ejército enemigo mientras este es rodeado.


    La infantería libia entra sin encontrar oposición, carga contra la retaguardia enemiga que es sorprendida y diezmada.


    Como final, Aníbal ataca con sus elefantes, arrollando a todo negro que se le enfrenta.


    La batalla un éxito, el próximo objetivo la ciudad de Cydamus.
    La ciudad desprotegida no pudo parar la embestida cartaginesa que entró triunfante a los 2 días siguientes tras una larga marcha por el desierto, todos los habitantes fueron hechos exclavos, todas sus pertenencias fueron repartidas entre los soldados, al final la ciudad de Cydamus se quedó desierta, Garamancia ofreció una paz que fue sellada con la entrega de 500 hijos de los nobles de las casas más importante de Garamancia


    Mientras tanto en Hispania

    La situación era difícil la plaza de Gadir fue ocupada por los númidas que viendo sus éxitos decidieron avanzar por terreno cartaginés encontrando resistencia a los pocos kilómetros de penetrar en territorio africano.

    Aquel día fue un festín para los buitres y otros carroñeros, ambos lados sufrieron perdidas terribles, el ejército cartaginés se componía en mayoría de mercenarios y infantería mientras que el enemigo había reunido un ejército suficientemente para enfrentarse al cartaginés y su aliado, su táctica, dispara y corre, los númidas son conocidos por 2 cosas: su mortal caballería, y su táctica de disparar primero y preguntar después.


    Ejército de la cualición númida.



    Los númidas dieron muerte a gran parte de la infantería cartaginesa, pero la batalla se decanto para Cartago que dejó tras de si un campo de muerte y desolación.

    Luego a toda prisa antes de que llegaran más refuerzos de África se tomo la importante plaza de Gadir, ahora tocaba adentrarse en territorio númida.


    _________________
    El trabajo hecho a gusto no cansa jamás.
    Por cierto si eres de los que comprar juegos por internet y encima eres una persona caricativa compra en G2A, un sitio totalmente seguro, y si encima quieres ayudar a este viejo Barón, dadle a este link https://www.g2a.com/r/elbaron y luego comprad sin miedo. .

    El Barón
    Moderador
    Moderador

    Mensajes : 2547
    Facción : Moderador en las sombras.

    Re: Agua y arena

    Mensaje por El Barón el Vie Jun 20, 2014 2:18 pm

    Capitulo IV: Ya falta poco

    Malas noticias llegaban desde la ciudad costera de Ibossim, un ataque por la noche consiguió tomar la plaza, masacrando y esclavizando a todo ser que la habitaba, los agresores, los númidas que intentaban romper el cerco que poco a poco se cernía sobre ellos, pero las noticias malas nunca vienen solas, la flota cartaginesa apostada en tierras griegas fue con la intención de recuperar la plaza perdida, en un ataque fugaz los libios se cernieron como depredadores sobre la ciudad de Lilibia dando así la idea de colaboración entre libios y la cualición númida.


    Los getulos también atacaron, pero su falta de tropas y organización fueron la causa de su fácil derrota y la toma de la plaza de Tingis.

    Mientras tanto en Lilibea.

    -¡Señor ya vienen los libios!.-Dijo un soldado alarmado, mientras terminaba de colocarse el casco.
    -Hagamos honor a nuestro nombre, somos los Leones de Tanit


    El gran ejército libio ya se acercaba a la costa con la gran armada, solo que en tierra se encontrarían a unos cartagineses no muy dispuestos a regalar a los sucios traidores lo que tanto les había costado.
    Tienda del general,Lilibea
    -Bien, bien, la costa no es tan grande para que desembarquen todos juntos, tendrán que separar el ejército, nos dará una oportunidad para derrotadlos uno por uno, bien, en la cabeza de plaza quiero a los hoplitas libios.
    -¿Y donde estarán la infantería libia, mi señor?
    -Aquí, tienen que proteger a la retaguardia, no nos podemos permitir que nos rodeen.
    -Entendido, pero...
    -¿Pero que?
    -Aún queda este trecho de playa sin cubrir ¿quien lo protegerá?
    -Lo protegeré yo.
    -¿Usted solo?
    -Jajajaja, no hombre, yo y mis elefantes, les daremos una bienvenida de dioses, vamos señores, no hagamos esperar a nuestros invitados.

    Efectivamente el ejército invasor tuvo que dividir sus fuerzas para poder desembarcar en la tan preciada ciudad.

    La primera oleada de traidores, fue contenida y aniquilada por la infantería libia.


    El general montado en una de esas enormes bestias, los recibió con una calurosa bienvenida a los invasores, gritos de animales y humanos se mezclaban en una balada musical infernal, las enormes trompas de las bestias mandaban al mar de nuevo a los libios.


    Mientras en la cabeza de la playa, los invasores fueron recibidos nada más desembarcar con un choque entre ambos, el calor y el cansancio causaron estragos con los libios que no aguantaron mucho antes de abandonar, su última esperanza se derrumbo cuando vieron a las enormes bestias marchar hacia ellos por la retaguardia.


    Al final del día, los buitres se alimentaban de cadáveres libios que habían huido con el rabo entre las piernas, dejando al descubierto sus lealtades y con Aníbal a las puertas de sus ciudades.

    Mientras tanto una parte de la cualición númida se derrumbaba tratando de comprar la paz con la imparable Cartago a cambio de una cantidad bastante razonable de reparaciones de guerra.

    Mientras tanto, Aníbal después de confirmar la traición de Libia avanza y toma las ciudades libias una tras otra sin piedad, hace crucificar a los rehenes en las playas de las ciudades.


    Después de la destrucción de Libia, en la cual pequeños grupos de libios estaban rezagados por todo el Mediterráneo la tregua con Garamancia acaba, la marcha del ejército de Aníbal se detiene... en un golpe de calor al ya mayor general este se reune con los dioses y sus ancestros, un joven estadista y prometedor soldado, fiel a Aníbal de nombre Himílcar es consagrado general por sus tropas que ahora están más consagradas con la causa de Cartago, también el jefe de la flota cartaginesa muere.

    La ciudad de Garama es tomada por los exaltados ánimos de los soldados y saqueada en nombre de Aníbal, pero la ciudad de Cydamus es perdida ante la falta de una buena resistencia por los restantes ejércitos de Garamancia, pero es reconquistada por Himílcar.

    Los númidas lanzan una nueva ofensiva para intentar contrarrestar los duros golpes que estaban encajando por lado de Cartago, su objetivo la ciudad próxima de Cartago, Tapso la cuál cae ante sorpresa del ataque.

    Aunque los númidas han conseguido romper el cerco, poco a poco el poder y las ansias de venganza cartaginesas se acercan a sus puertas.


    _________________
    El trabajo hecho a gusto no cansa jamás.
    Por cierto si eres de los que comprar juegos por internet y encima eres una persona caricativa compra en G2A, un sitio totalmente seguro, y si encima quieres ayudar a este viejo Barón, dadle a este link https://www.g2a.com/r/elbaron y luego comprad sin miedo. .

    Contenido patrocinado

    Re: Agua y arena

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 7:46 am


      Fecha y hora actual: Sáb Dic 03, 2016 7:46 am