Arena y sangre

    Comparte

    El Barón
    Moderador
    Moderador

    Mensajes : 2547
    Facción : Moderador en las sombras.

    Arena y sangre

    Mensaje por El Barón el Lun Dic 09, 2013 3:08 pm

    Capítulo I: Dominando a los bárbaros

    Nos encontramos en el año 272 a.C, el mundo esta desolado por guerras,hambrunas y epidemias que azotan sin descanso a la humanidad, poca gente ha podido poner orden en lo que se lleva de tiempo, hace mucho que las Moiras decidieron llevarse a Alejandro Magno, el griego que reunifico Grecia y contra todo pronóstico gano al imperio persa, por aquel entonces el mayor imperio de toda Asia.

    Su muerte trajo una fragmentación del mundo inimaginable, los estados "sucesores" de Alejandro pelean ahora entre ellos, dejando a lado sus lazos helénicos y aceptando los orientales, uno de esos estados fue el poderoso imperio seleúcida, su poder llegaba ante la India, donde sus satrapías alcanzaban, una de ellas, Bactria hacía poco que se había sublevado éxitosamente de su señor, ahora los demás estados vasallos miraban con ojos de traición ante su señor, esperando al mínimo resquicio de debilidad para alzarse en armas contra su antiguo amo y liberarse del yugo opresor que ejercían sobre el.

    Así paso, uno de las primeras satrapías en rebelarse fue Aria, junto con ella, nuevos estados se alzarían.

    Mientras tanto un correo llegaba a Bactra, la capital de Bactria.

    Un jinete veloz atravesaba las murallas más rápido que la enfermedad en expandirse, su caballo expulsaba espuma por la boca debido a la terrible jornada de viaje que llevaba aguantando desde que salieron de la frontera, después de una carrera contra el tiempo, el jinete llegó por fin a su meta, el palacio real, después de pasar los controles de los guardias, se dirigió con paso firme pero exhausto ante los aposentos del rey, cuando los guardias abrieron encontró una pequeña sorpresa, el rey gozando con 6 jóvenes esclavas, el mensajero se puso pálido y se quedo como una estatua de mármol, el rey al verle soltó tal carcajada que sonaría por todo el palacio, después de "despedirse" de las jóvenes, el mensajero le entrego el mensaje a su rey, este al abrirlo con paciencia y delicadeza exclamo:
    -Por fin, nuestro momento ha llegado.


    El mensaje decía lo siguiente:
                    Alteza, el gobernante de Aria se ha alzado contra el Seleúcida, sus hombres han matado a los
              embajadores sirios, le han declarado la guerra y ofrecen a toda Asia que se una a ellos en su contienda.





    Este mensaje daba carta libre de una vez por todas a Bactria para poder expandirse en Asia sin tener que enfrentarse a su antiguo amo, ahora las satrapías se alzaban contra su señor dejando un gran trozo de Asia desprotegida ante Bactria.

    Su principal objetivo serían sus vecinos de la estepa, Dahes que durante mucho tiempo habían agregido a Bactria con sus numerosas incursiones a territorio bactriano, ahora el recién formado ejército bactriano marchaba ante su capital para poner de rodillas a los sucios bárbaros y expandir la influencia de Bactria.



    Los bárbaros sabían que tenían las de ganar, superaban ampliamente en proyectiles a los bactrianos y una carga directa diezmaría a las tropas bactrianas, por eso se decidió rodear la ciudad, en los flancos se encontrarían los montañeses bactrianos junto con los mercenarios escitas, al frente se encontraría el general con los regimientos de piqueros y los honderos.

    La primera fase de la batalla sería la de hostigar, un buen hondero tenía más alcance que un arquero, por ello los honderos empezaron a castigar a los bárbaros con una lluvia de piedras capaces de abrir más de una cabeza bárbara, una vez que se acabaran las piedras, los mercenarios escitas hostigarian también, cuando too tipo de proyectil se acabo, los montañeses lanzaron su carga, en el punto máximo de la batalla, viendo que los montañeses no podrían por sí solos, el general envió a los piqueros, que convirtieron la batalla en una sangría.



    Luego de varías horas de intensos combates la ciudad se rindió.

    Después de la batalla, los bárbaros de Dahes habían sido borrados de la faz de la Tierra.

    Ahora el próximo objetivo era asegurar el norte de posibles represalias por parte de los otros pueblos de la estepa, el primero de ellos, los corasmios.
    Los corasmios eran un gran pueblo guerrero pero que con el paso de los años se fueron reblandeciendo y disminuyeron su área de influencia a su ciudad fortificada de Kath.


    El general bactrio sabía que la toma de Kath no sería tan fácil como la de Amul, Kath estaba fortificada y tenía un gran número de defensores, para ello, se destino todo el oro del saqueo de Amul para construir armas de asedio que pudieran dar el punto a favor a los bactrianos en el asedio.

    Después del paso del duro invierno, las tropas bactrianas marcharon sobre Kath con un gran entusiasmo, el ejército se había modificado dando a lugar a un ejército alejandrino; piqueros,honderos y las armas de asedio.


    Cuando llegaron a la ciudad, les recibio el duro silencio que rápidamente fue reemplazado por el sonido de la artillería bactriana, hasta que al final de un duro bombardero, los defensores de la muralla y gran parte de ella se vinieron abajo.


    Los imparables piqueros entraron en la ciudad siendo recibidos por una multitud de bárbaros que uno por uno fueron atravesados por sus picas, este hecho fue recordado como las "Picas de Kath"


    La ciudad cayó a las pocas horas, pero la sorpresa de Bactria era que los corasmios no habían sido vencidos, se habían exiliado de su tierra y se dirigían hacía el pueblo de los Masagetas.

    Los corasmios tenían intención de quedarse en Aktau, pero los masagetas no lo permitieron y una gran batalla se cernió sobre ellos resultando los masagetas como victoriosos y los coramios derrotados, sin un hogar,destruidos.


    La reciente victoria de los masagetas sobre los corasmios había hecho que estos se reforzaran y desconfiaran de todos, antes de sufrir un ataque por parte de ellos, Bactria marcho con su ejército y puso en asedio a la población de Aktau.


    Aktau no poseía las murallas de Kath, la artillería bactriana bombardeo sin descanso durante días a su población, al final se rindieron sin poder luchar.




    Pero no todo había acabado, gran parte de los masagetas antes de rendirse prefirieron huir, al final consiguieron formar una confederación con otro pueblo de la estepa, dando a lugar a una nación hostil contra Bactria.


    _________________
    El trabajo hecho a gusto no cansa jamás.
    Por cierto si eres de los que comprar juegos por internet y encima eres una persona caricativa compra en G2A, un sitio totalmente seguro, y si encima quieres ayudar a este viejo Barón, dadle a este link https://www.g2a.com/r/elbaron y luego comprad sin miedo. .

    garfielz77
    Miliciano
    Miliciano

    Mensajes : 75
    Edad : 39
    Facción : Reino del Norte

    Re: Arena y sangre

    Mensaje por garfielz77 el Lun Dic 09, 2013 10:54 pm

    De momento el rey de Bactria ha comenzado muy bien liquidando dos facciones de un plumazo, pero ahora comienza lo complicado, cuando sus enemigos se unen. A ver si la cosa sigue igual de bien.


    _________________

    El Barón
    Moderador
    Moderador

    Mensajes : 2547
    Facción : Moderador en las sombras.

    Re: Arena y sangre

    Mensaje por El Barón el Mar Dic 10, 2013 3:49 pm

    No lo sabes tu bien.  Smile 


    _________________
    El trabajo hecho a gusto no cansa jamás.
    Por cierto si eres de los que comprar juegos por internet y encima eres una persona caricativa compra en G2A, un sitio totalmente seguro, y si encima quieres ayudar a este viejo Barón, dadle a este link https://www.g2a.com/r/elbaron y luego comprad sin miedo. .

    El Barón
    Moderador
    Moderador

    Mensajes : 2547
    Facción : Moderador en las sombras.

    Re: Arena y sangre

    Mensaje por El Barón el Dom Dic 15, 2013 8:22 pm

    Capitulo II: La gran guerra.

    Bactria se había enriquecido enormemente gracias a sus conquistas, los antiguos bárbaros trabajaban ahora en las minas y en los campos para sostener al reino que se extendía por segundos, esta riqueza llamo la curiosidad de numerosas naciones que miraban con ojos de lobo al tan apetecible cordero que representaba el reino de Bactria, la primera en lanzar sus colmillos contra Bactria fue la confederación de las estepas, la cual ya de por sí guardaba un gran odio hacía Bactria.

    El ejército bactriano que sin un momento de respiro se mucho en marcha a la frontera bárbara para acabar de una vez con la amenaza que se cernía sobre el país.
    Siendo el doble en número los bárbaros no cometieron el error de dejarse bombardear por la artillería, por lo que salieron a campo abierto, con todo su hueste para dar cara como hombres de valor que eran, solo que aquella batalla les habría llevado al final de sus vidas.
    La desventaja que presentaba el ejército helénico era la inferioridad numérica de caballería, los bárbaros poseían un gran número de arqueros a caballo que si no se eliminaban a tiempo podrían hacer una masacre.


    Los bárbaros intentando rodear el flanco izquierdo.


    La batalla fue dura y sangrienta, la artillería griega no paraba de soltar los jarros explosivos contra los bárbaros, cuando impactaban en ellos la llama los consumía, las falanges avanzaron con el sonido de la trompeta, a paso lento las flechas volaban e inundaban el cielo con su marca de la muerte, la escasa caballería griega supo jugar un papel importante, serían las encargadas de alcanzar a la caballería bárbara hasta que las falanges les atraparan ante sus temibles picas.


    Bactria alcanzó la victoria, dejando atrás un campo de carroña constituida por bárbaros, después de la victoria viendo que nada bueno se les avecinaba los bárbaros restantes encargados de defender la ciudad de Asai antes de enfrentarse a una muerte segura prefirieron abandonar la ciudad dando por perdida la guerra.


    Ganado el frente norteño, la guerra retornaba al sur, donde la recien independizada Aria junto con sus aliados de Partia, Aracosia y los Parthavas declaraban la guerra a Bactria para poner freno a su expansión territorial, viendo como el reino se podría desmoronar ya que el ejército se encontraba en el Norte, se lapido las arcas reales para formar otro capaz de contrarrestar el ataque enemigo y si tenía ocasión contraatacar.

    Las hostilidades empezaron con la toma de Merv por parte de Bactria, la ciudad desprotegida fue bombardeada durante horas y luego pasada la población por la espada como pago de su traición.

    La masacre de Merv inquieto más a los vecinos partos que a las pocas semanas lanzaron su ofensiva.

    Los partos decidieron lanzar su ofensiva en la ciudad donde las picas tomarían protagonismo ante el invasor parto.
    La primera embestida parta fue recibida por la artillería que ante de llegar a la ciudad ya había causado estragos en la moral parta y las falanges les darían una resistencia que Leónidas admiraría.


    Los gritos de los partos y de sus caballos aumentaban, su inútil carga había provocado que más de 600 partos perdieran la vida en menos de 30 hora, después del fracaso de la primera ofensiva, el general parto no conforme con las bajas de su hueste mando otra ofensiva intentando quebrantar las falanges que daban paso a la ciudad de Merv.

    Con la misma suerte que corrieron sus hermanos, la nueva carga fue un fracaso, las falanges habían aguantado las cargas, y en un último esfuerzo se lanzaron a la carga, dando muerte a todo parto que se pusiera ante ellos, el fracaso de Partia en la batalla los posicionaba en una situación bastante difícil, si Bactria lo quería podía marchar sobre su ciudad y someterla con el mismo final que Merv, y si el rey se mostraba piadoso después de quemar hasta los cimientos su ciudad, los dejaría estar como su nueva satrapía, pero esta no era la ocasión.

    Con los partos parados en Merv, Aria lanzo un nuevo esfuerzo por recuperar su ciudad, y mando a toda su hueste a la frontera donde la batalla final entre los dos se libraría y el destino de la guerra se pondría en juego.

    El ejército enemigo se abalanzo sobre las falanges pero antes recibiendo una calurosa bienvenida por parte de la artillería bactriana que habría diezmado a sus tropas antes de que se ensartasen en las picas de las falanges, cuando esto ocurrió la caballería bactriana cargo contra los honderos que habían quedado al desprotegido ante una carga, esta carga dio muerte rápidamente a 400 hombres.

    Durante más de 2 horas de combate, las falanges habían parado las enormes embestidas que el enemigo lanzaba contra ellos, al final la victoria se consiguió con un alto precio de bajas por parte de los enemigos que dejaban indefensa su ciudad de Artacoana.
    Que rendida cuando Bactria asomo por sus murallas para no correr la misma masacre que Merv.



    El agotamiento bélico bactriano se notaba cada vez más, rodeado de enemigos o de hostiles el reino no podría aguantar mucho más, el ejército bactriano no había tenido muchos descansos desde que empezó el conflicto con medio Oriente, cada batalla librada aunque fuera victoria aumentaba la fatiga de los hombres que ansiaban volver a casa con su familia, por ello se decidió intentar cerrar algún frente, el país afortunado fue el vecino de Aracosia que accedió de muy buen grado a la paz.


    _________________
    El trabajo hecho a gusto no cansa jamás.
    Por cierto si eres de los que comprar juegos por internet y encima eres una persona caricativa compra en G2A, un sitio totalmente seguro, y si encima quieres ayudar a este viejo Barón, dadle a este link https://www.g2a.com/r/elbaron y luego comprad sin miedo. .

    Contenido patrocinado

    Re: Arena y sangre

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 7:45 am


      Fecha y hora actual: Sáb Dic 03, 2016 7:45 am